Recomiendo:
1

Proporcionar una protección máxima

Un objetivo efectivo para dar una respuesta a la emergencia climática

Fuentes: BT. Discussion Paper

Traducido por Eva Calleja

¿Por qué necesitamos un nuevo objetivo climático ahora?

El objetivo de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, adoptado en 1992, era “evitar una interferencia antropogénica peligrosa en el sistema climático”. Pero para 2020 los impactos negativos del cambio climático (con fenómenos meteorológicos extremos más frecuentes e intensos y cambios en el sistema terrestre, procesos ecológicos y sociales) son tan grandes que queda claro que los humanos han fracasado y no han alcanzado el objetivo de la Convención sobre el Clima de la ONU, en la actualidad estamos viviendo las primeras etapas de un cambio climático catastrófico

Al fracasar en el primer objetivo, necesitamos ahora uno nuevo que haga que nuestra acción climática funcione.

Las opciones principales parecen ser:

  • Aceptar que la humanidad ha fracasado en la prevención del cambio climático y adoptar una respuesta centrada en la adaptación.
  • O combinar unas medidas adaptativas redobladas con un esfuerzo continuado para estabilizar el clima en un nivel más alto, como por ejemplo, el objetivo de Paris de +1,5ºC.
  • O aceptar que la humanidad ha cometido un gran error al permitirque sus actividades hayan cambiado el clima, y que ahora necesitamos actuar de emergencia a un ritmo más acelerado e intenso para:
  • restaurar un clima naturalmente seguro, y
  • reducir la perdida y los daños sufridos durante el tiempo que se tarde en volver a un clima seguro.

¿Qué queremos proteger y a cuánta protección queremos aspirar?

Esto no es una cuestión científica. Principalmente necesitamos resolverlo teniendo en consideración la ética, los intereses y nuestra obligación de cuidar.  ¿A quién o qué cuidamos o deberíamos cuidar? ¿Cuáles son sus necesidades y las nuestras y nuestros propios intereses bien entendidos (N. del T.)? Y ¿Cuál es la importancia de proporcionar una protección total?

La propuesta de este documento es que deberíamos comprometernos a “logar una protección máxima para todas las personas, otros animales, plantas, ecosistemas, elementos críticos de los sistemas terrestres y la civilización, a nivel mundial y a lo largo del tiempo”.

La adopción de este objetivo no tiene la intención de ser un marcador de identidad o un recurso para señalar la virtud. Este es un objetivo práctico que necesitamos conseguir desesperadamente en el mundo real, a una velocidad sin precedentes.

¿Cuáles son los principios y conocimientos esenciales que necesitamos para alcanzar el objetivo de protección máxima?

Una revisión cuidadosa de la ética y los intereses, del clima y de la ciencia de los sistemas terrestres, del impacto de la ciencia, de la gestión de amenazas y emergencias, y de la historia de las respuestas humanas a las crisis, ha resaltado los siguientes principios y conocimientos claves:

1. Tenemos un problema crítico ahora. Las personas, otros animales, las plantas, las especies, los ecosistemas y la civilización están afectados por un clima inseguro y están sufriendo un empeoramiento “exponencial” de la crisis climática.

2. Debemos tener claro qué queremos proteger y hasta dónde llega nuestro compromiso para proporcionar esa protección en su totalidad. Una cosa es saber los daños que el cambio climático está causando o podría causar en el futuro. Pero antes de que se pueda enmarcar un programa de protección efectivo necesitamos saber qué es lo que queremos proteger y si estamos comprometidos a lograr esa protección. Las decisiones sobre estas cuestiones están motivadas por las posiciones éticas y de interés de cada persona y organización preocupados por los impactos climáticos.

3. Deberíamos aspirar a la protección máxima. Por razones éticas, entre las que se incluye nuestra obligación de cuidar, y para proteger los intereses de la gente queremos proteger a todas las personas, otros animales, plantas, ecosistemas, elementos críticos del sistema terrestre y a la civilización por todo el mundo y a lo largo del tiempo. Es de vital importancia que un programa de acción efectivo conozca el resultado de lo que aspiramos conseguir.

4. Se necesita poner en marcha acciones efectivas para detener, prevenir y, siempre que sea posible, revertir los daños. Conocer un problema y estar angustiado por él no es suficiente, se deben poner en marcha medidas efectivas que sean lo suficientemente rápidas y contundentes.

5. Es esencial restaurar un clima seguro. El clima ya es inaceptablemente peligroso. Esto significa que el mundo está demasiado caliente, hay demasiados gases de efecto invernadero en la atmosfera y no hay presupuesto para más emisiones.  El objetivo de París de +1,5ºC no es seguro ni aceptable. Se necesita restaurar un clima seguro deteniendo las emisiones inmediatamente y retirando el exceso de emisiones de gases de efecto invernadero de la atmosfera tan rápido como sea posible.

6. La protección máxima debe ofrecer un pasaje seguro a lo largo de la transición a un clima seguro. Es esencial que maximicemos el número de personas, otros animales, plantas, especies y ecosistemas que puedan sobrevivir el tiempo suficiente para beneficiarse de la restauración de un clima seguro. Para minimizar las pérdidas, los daños y el sufrimiento causado durante la transición a un clima seguro, es necesario aplicar medidas estratégicas para:

• Acortar el periodo de transición.

• Mejorar el clima  y las condiciones medioambientales.

•  Y prevenir en la medida de lo posible los puntos de inflexión y los desastres en cascada.

Esto requerirá la prevención localizada de desastres, la respuesta y la recuperación (medidas de adaptación localizadas) pero, si se puede hacer con un beneficio neto de protección, también podría requerir medidas de protección temporales a un nivel del sistema terrestre.

7. Es esencial actuar a una escala y velocidad enormes. Para conseguir la restauración de un clima seguro con una transición segura, enfrentados a un empeoramiento “exponencial” de la crisis climática, necesitamos actuar extremadamente rápido y en una escala de gran magnitud.

8. El estado de emergencia es ahora la única estrategia viable. Históricamente, cuando una reforma convencional no puede proporcionar el cambio imprescindible a gran escala, y con la rapidez necesaria, las sociedades entran en estado de emergencia durante el tiempo que sea preciso para corregir el problema.

9. Se necesita formular la respuesta de emergencia climática para conseguir la protección máxima. Para conseguir un resultado de  clima seguro para una protección máxima se requiere una respuesta de emergencia climática adecuada.  La crisis climática es una amenaza como ninguna a la que la civilización humana se haya enfrentado jamás. Esta amenaza única requerirá una respuesta de emergencia única que aborde los distintos problemas que surjan a raíz de la crisis climática.

10. Se necesita una cadena de responsabilidad de custodia, desde la ética e intereses hasta la protección que se proporciona. Necesitamos asegurarnos  consciente y activamente que la protección máxima conforma nuestras decisiones desde la ética y los intereses que determinan qué es lo que nos comprometemos a proteger, a través de la cadena de política de medidas hasta proporcionar una protección verdadera.

11. Las organizaciones y los individuos necesitan responsabilizarse de “todo el problema”. Cada uno de nosotros necesitamos estar preocupados por toda la colección de problemas a los que nos enfrentamos. Si vemos que hay una carencia de medidas que se necesitan implementar, aunque estén fuera de nuestras responsabilidades normales, debemos actuar para asegurarnos de que se aborda esa carencia. Esto puede implicar abordar esa carencia nosotros mismos directamente o encontrar a alguien capaz de hacerlo.

Un ejercicio de reflexión ¡Esto no es un simulacro!

Si hay inundaciones o un incendio nos unimos en comunidad y actuamos rápidamente para conseguir la protección máxima para personas, animales y propiedades. Este es un buen ejemplo de un tipo de respuesta de emergencia.

A pesar de reconocer la emergencia climática, la mayor parte de los gobiernos, las empresas y las personas no asumen una respuesta efectiva de emergencia.

Muchos creen que se necesita un desastre físico para que la gente se dé cuenta y despierte, pero los desastres relacionados con el clima llevan sucediendo cada vez con más gravedad y frecuencia desde los últimos 20 años.

La crisis climática debe reconocerse como un paquete de cambios desastrosos que se están intensificando con el calentamiento global. Enfrentarse a cada desastre por separado, ignorando las causas más profundas, no nos llevará a un rescate climático efectivo y a una restauración climática segura.

Piensa en la situación de emergencia climática actual como una combinación de desastres que están sucediendo por todo el mundo, unidos por causas comunes. Sabes que solo este año muchos millones, o incluso miles de millones, se verán gravemente afectados y muchos morirán debido a este enorme desastre.  ¿Cómo deberíamos actuar enfrentados a esta situación de emergencia? ¿Cómo podemos conseguir el rescate climático que tan desesperadamente necesitamos?

Autores:

Philip Sutton, director y estratega de RSTI (Investigación y Estrategia para iniciar la transición), Philip Sutton fue el arquitecto de la ley de garantía de la fauna y flora de Victoria e inició la campaña que consiguió prohibir la energía nuclear en Victoria en 1983.  Philip es uno de los cofundadores de Safe Climate Australia, antiguo presidente de Sustainable Living Foundation y de la  Australia New Zealand Society for Ecological Economics.

Adam P.A. Cardilini tiene un doctorado en ecología y es profesor de ciencia medioambiental en la Universidad Deakin


Nota de la traductora: Propio interés bien entendido  (Enlightened self-interest) es un concepto del que Alexis de Tocqueville habló en su libro Democracia en América (1853).  Señaló que los estadounidenses se unen voluntariamente en asociaciones para mejorar los intereses del grupo y, como consecuencia, servir a sus propios intereses.  Al usar “propio interés bien entendido” para describir este concepto, combinó el derecho de asociación con la virtud de hacer lo que era correcto.

Break through National Centre for Climate Restoration | breakthroughonline.org.au

Fuente: https://52a87f3e-7945-4bb1-abbf-9aa66cd4e93e.filesusr.com/ugd/148cb0_4653e474083644efac4b55cc3ae08ddf.pdf

Esta traducción se puede reproducir libremente a condición de respetar su integridad y mencionar a los autores, a la traductora y Rebelión.org como fuente de la traducción.

1