Recomiendo:
0

Diario del coronavirus

El 80% de los casos palestinos de COVID-19 están en recuperación y eso es motivo de esperanza

Fuentes: Mondoweiss

Esta es la última edición de nuestro boletín de cobertura especial sobre la crisis de COVID-19 en Palestina que presenta despachos directamente de nuestra corresponsal de Palestina, Yumna Patel, en el área de Belén. Este boletín se publica los martes y viernes.

Alaa and Tasneem al-Batat, who both recovered from COVID-19, hold their new born baby Tayem inside their house in al-Dahriya village, south in the West Bank City of Hebron on May 17, 2020. The parents were receiving treatment for coronavirus when the mother was rushed to give birth. (Photo: Mosab Shawer/APA Images)

Alaa y Tasneem al-Batat, recuperados de COVID-19, sostienen a su bebé recién nacido Tayem en su casa en la aldea de al-Dahriya, al sur de la ciudad cisjordana de Hebrón, 17 de mayo de 2020. Los padres estaban recibiendo tratamiento por coronavirus cuando la madre fue apurada para dar a luz.  (Foto: Mosab Shawer / APA Images)

Después de casi 10 días sin nuevos casos de COVID-19 en Cisjordania ocupada, se notificaron 13 nuevos casos del virus en el distrito de Hebrón, en el sur de Cisjordania.

Según el Ministerio de Salud palestino, todos los casos nuevos se han reportado en la aldea de Beit Ula, ubicada a 10 kilómetros al norte de la ciudad de Hebrón.

Las autoridades impusieron un bloqueo a la aldea en un intento de contener el virus, que parece haberse originado por medio de un hombre local que regresó a su casa después de trabajar en Israel, según informes de los medios locales.

Entre los 13 nuevos pacientes con COVID-19 se encuentra un bebé de tres meses, el hijo del trabajador. Se cree que el bebé es el paciente más joven afectado por el virus en Palestina desde que comenzó el brote a principios de marzo.

La situación en Beit Ula ha aumentado los temores de la gente sobre el regreso de los trabajadores palestinos de Israel, que se espera que regresen en grandes cantidades en los próximos días antes de las vacaciones de Eid al-Fitr.

Muchos de los trabajadores provienen de pueblos y aldeas rurales palestinas, donde la Autoridad Palestina (AP) tiene una presencia restringida y, por lo tanto, una capacidad limitada para combatir el virus, en comparación con los recursos disponibles para ellos en ciudades más grandes.

En un esfuerzo por frenar la propagación del virus durante las vacaciones de Eid, que ha sido una gran preocupación para muchas personas, incluida yo misma, la Autoridad Palestina anunció que impondrá una prohibición de movimiento de tres días durante las vacaciones, a partir de la tarde del viernes 22 de mayo hasta la tarde del lunes 25 de mayo.

Esta prohibición se produce después de casi un mes de movimiento relativamente libre dentro y entre ciudades de Cisjordania.

Con la tradición de Eid tan ligada al concepto de visitar a familiares y amigos, la gente está obligada a ignorar la prohibición del Gobierno, especialmente en las aldeas donde la presencia policial es extremadamente baja.

Parece lo mejor que podemos pedir. Muchas personas con las que he hablado, aunque lamentan perderse las tradiciones de Eid este año, están contentas con las medidas que está tomando el Gobierno.

A principios de esta semana el ministro de Salud anunció que siete provincias en Cisjordania estaban libres de coronavirus, incluido Belén, donde comenzó el brote.

Esa noticia -junto con informes de que de los 570 casos de COVID-19 en Cisjordania, Jerusalén Este y Gaza, más del 80% de los pacientes se han recuperado, 464 personas- es motivo de celebración.

Fuente: https://mondoweiss.net/2020/05/80-of-cases-in-recovery-is-a-cause-for-hope/

0