Recomiendo:
0

¿Está convirtiendo Israel a sus ciudadanos beduinos en un pueblo apátrida?

Fuentes: 972mag

Traducido del inglés para Rebelión por J. M.

Israel ha estado revocando sistemáticamente la ciudadanía de sus beduinos sin darles demasiadas explicaciones. ¿Es un presagio de lo que vendrá?  

 Unas mujeres beduinas recogen sus pertenencias de las ruinas de sus casas demolidas en el pueblo de Umm al-Hiran, desierto del Néguev, 18 de enero de 2017. (Hadas Parush / Flash90)

En la guerra implacable de Israel contra sus ciudadanos árabes hay pocas cosas de las que podamos sorprendernos. Sin embargo el artículo de Jack Khoury en Haaretz de hace unas semanas hizo precisamente eso. Khoury reveló que el ministerio del Interior israelí ha estado revocando la ciudadanía de cientos de beduinos en el Néguev. Los ciudadanos beduinos que se acercaban al Ministerio para tramitar algún procedimiento burocrático -como solicitar un nuevo pasaporte- se encontraban con un nuevo estatus: residente no ciudadano cuya presencia en el país depende ahora de la buena voluntad del régimen. Resulta que esto ha estado sucediendo durante años.

«He estado trabajando en esto durante casi dos años», dice la diputada Aida Touma-Sliman, de la Lista Conjunta. «He presentado muchas preguntas parlamentarias y he mantenido correspondencia con el ministerio del Interior, que afirma que esta política se aplicó a 2.600 personas, creo que es un número mucho mayor. Y creo que esta será una de las luchas centrales de la ciudadanía árabe en los próximos años».

En una audiencia celebrada por el Comité de Asuntos Internos y Medio Ambiente de la Knesset a petición de Touma-Sliman, los representantes del ministerio del Interior confirmaron la existencia de la siguiente política: cuando los ciudadanos beduinos acuden a las oficinas del ministerio, los empleados consultan el registro de sus padres y abuelos entre 1948 y 1952. Khoury explica el significado de estos años:

«Entre la fundación del Estado en 1948 y la promulgación de la Ley de Ciudadanía en 1952, muchos árabes no pudieron registrarse ante la autoridad de la población, ya que sus comunidades estaban gobernadas por una administración militar. Esto incluyó áreas en el Néguev que tenían una alta concentración de residentes beduinos después de 1948. En muchos casos, revisar los registros de los abuelos de un individuo implica mirar su ciudadanía durante el Mandato Británico, una época en que la ciudadanía israelí ni siquiera existía».

Las fichas de negociación en manos del Estado