Recomiendo:
0

Entrevista a Yasser Munif sobre la Revolución Siria

«He visto una revolución popular, una revolución popular en curso»

Fuentes: Corriente Roja

Yasser Munif: Este verano estuve dos meses en Siria, en el norte, la zona liberada, y fue una experiencia reveladora. He aprendido mucho y he visto una revolución popular, una revolución popular en curso. La gente está reconstruyendo las instituciones, que son la gestión de sus ciudades después de la caída del Estado y el […]

Yasser Munif: Este verano estuve dos meses en Siria, en el norte, la zona liberada, y fue una experiencia reveladora. He aprendido mucho y he visto una revolución popular, una revolución popular en curso. La gente está reconstruyendo las instituciones, que son la gestión de sus ciudades después de la caída del Estado y el régimen, y es una tarea muy difícil de hacer porque no hay recursos, no hay financiación, y hay constantes ataques por parte del régimen. Estas áreas a las que me refiero en el norte están liberadas por la revolución: no hay enfrentamientos sobre el terreno, pero hay constantes ataques aéreos y los misiles se lanzan en estas ciudades.

Las personas están llegando a soluciones creativas: se están creando las instituciones políticas. Hay consejos locales en cada una de esas ciudades y se reúnen una vez por semana. Hablan sobre todos los temas de la ciudad y tratan de resolver sus problemas.

Hay millones de personas que escuchan los medios de comunicación en Occidente y en otras partes que hablan de la guerra civil, y la mayoría de estas personas sirias rechazan estas etiquetas. Ellos creen que hay una revolución popular en Siria. Es cierto que está en un período crítico y hay tareas difíciles por delante. Hay yihadistas que están tratando de socavar su trabajo, y obviamente el régimen.

JEFF NAPOLITANO: Y los yihadistas son a menudo considerados como parte de los «rebeldes», aunque son, como usted dice, muy distintos de la propia revolución.

YM: Es cierto. Hace como tres o cuatro meses. Los revolucionarios están realmente luchando contra dos frentes. Por un lado está el régimen, en el otro lado está el Al-Nusra y los grupos creados de Al-Qaeda, los yihadistas. Y los yihadistas están arrestando, torturando, matando a muchos activistas, personas que han estado resistiendo desde el primer día. La mayoría de los grupos creados de Al-Qaeda no están combatiendo al régimen. Ellos se quedan en las partes septentrionales. Están dejando al Ejército Libre de Siria y otras facciones luchar contra el régimen. Después van detrás de ellos y se apoderan de las ciudades liberadas. Así que son muy despiadados! Como ya he dicho, están arrestando a activistas. Cualquier persona que los critica es detenido, torturado, a veces asesinado. En este momento tienen más de 1.500 activistas en sus cárceles.

Así como usted puede ver, hay dos frentes en Siria en este momento: los yihadistas, por un lado, y el régimen por el otro. Y es por eso que muchas personas creen que los yihadistas están de alguna manera u otra aliados con el régimen sirio. Al-Qaeda está vendiendo petróleo al régimen. El oleoducto tiene que pasar por la región controlada [inaudible] entre los grupos de Al-Qaeda y el régimen creado para conseguir que el petróleo llegue a la costa.

Así que las cosas son mucho más complejas de lo que parecen aquí en los EE.UU., donde la mayoría de las veces usted lee los artículos acerca de «Al- Qaeda» y «Al- Qaeda», y Al-Qaeda no es en realidad parte de la revolución. Es anti-revolucionaria.

JN: Sí, el debate dominante en el Congreso parece, «Bueno, si bombardeamos Siria (y el miedo no está realmente en bombardear Siria) el temor es quién va a llegar al poder.» Este es un poco el diálogo que hay. Al parecer, hay mucha gente en el Congreso, los republicanos en particular, que piensan que el problema con el bombardeo de Siria es que Al- Qaeda va a asumir el control del país, y no el hecho de que bombardear el país no sea una buena idea .

Uno de los mitos más populares (o no sé si es un mito, tú me dices), o las impresiones es que los rebeldes o revolucionarios (que no están referidos como «revolucionarios», están referidos como «rebeldes») es que la gente que se opone a Assad y el régimen están a favor de una huelga en Siria. ¿Es ese el caso?

YM: Ya sabes, desde lejos no lo puedo asegurar. Creo que la población se divide, muchas personas están en contra. Creo que algunas personas, debido a la destrucción, la violencia y el asesinato, están viendo la huelga como una «salida», pero no creo que sean necesariamente la mayoría. La gente ha aprendido en los últimos 30 meses que nadie está realmente aliado a su causa o se preocupa por la población siria, que el pueblo sirio en realidad no tiene ningún amigo (debido a que algunas personas hablan de los «Amigos de Siria», y así sucesivamente) y entendieron que Occidente -Europa y los EE.UU.- no están necesariamente a favor de la victoria de la revolución. En realidad, la gente sabe que (usted sabe, cuando uno habla con la persona promedio en Siria en las zonas liberadas) te dicen que cada vez que están perdiendo un territorio o región luchando contra el régimen; reciben armas, cada vez que están ganando, las armas dejan de venir. Y la razón de esto es que Occidente y los EE.UU. quieren que la guerra continúe como un callejón sin salida porque es de su interés. No son necesariamente a favor del régimen, y no son muy favorables con los revolucionarios, o lo que ellos llaman «Al- Qaeda» para ganar. Así que lo mejor para los EE.UU. ha sido hasta ahora mantener el conflicto en marcha. Y eso es también en interés de Israel, que no quiere ver a los revolucionarios ganar. Y, de hecho, también para muchos políticos israelíes y los políticos estadounidenses, que están a favor de un Bashar debilitado en el poder.

JN: Estoy curioso porque nadie habla de esto, o por lo menos no en los medios populares en los Estados Unidos, de hecho la mayoría de las cosas que he leído en la izquierda son sobre por qué es una mala idea bombardear Siria, pero en realidad no hablan de lo que está pasando con la revolución actualmente.

Me estas hablando de la reconstrucción de las instituciones, y empecé a recordar lo que estudié cuando estaba en la universidad sobre la Revolución española -la revolución republicana que fue impulsada por los anarquistas y los socialistas en la década de 1930- y ellos, también, se embarcaron en una especie de guerra con dos frentes: uno de ellos a los fascistas, y uno de los comunistas, pero eso es otra historia. Pero lo que me llamó la atención es la descripción de lo que la Revolución se parecía a la de España, y de como la sociedad se fue ordenando igualitariamente como allí. ¿Como se expresa la revolución sobre el terreno Sirio?

YM: La revolución es muy compleja, tiene capas muy variadas, en realidad hay diferentes cosas que suceden y que pasan. La parte más dominante, digamos, es la revolución popular, pero también hay una guerra en curso semi-Fría entre los EE.UU. y sus aliados, por una parte, y Rusia y sus aliados, por el otro. También hay un conflicto entre Irán y sus aliados, por un lado, e Israel y el Golfo por el otro. Así que hay todas estas diferentes capas de este conflicto, pero el más dominante (y eso es lo que muchos sirios creen) es la revolución popular. Y creo que esto es muy importante de entender.

Y otra de las razones para comparar la Revolución Siria con la guerra española como usted decía es que cada izquierdista, cada progresista tiene una opinión sobre lo que está sucediendo en Siria, como fue el caso de la revolución española hace muchos años. Y la mayoría de la izquierda, por desgracia, está tomando una posición incorrecta. Están entendiendo la revolución siria de una manera muy binaria y reductora.

JF: ¿Es esta la izquierda de EE.UU. o incluso la izquierda en Siria?

YM: Incluso la izquierda en Siria, la izquierda árabe, los EE.UU. y la izquierda europea se divide. En su mayor parte, están entendiendo este conflicto como una guerra entre, por un lado, los EE.UU. y por otra parte personas que están en contra de los EE.UU.: «anti-imperialistas», según algunas personas, por lo que incluiría Hezbollah, Irán, Siria, y creen que Siria ha estado ayudando a los palestinos y así sucesivamente. Tienen una comprensión muy ignorante de la historia de Siria y lo violento que el régimen sirio ha sido durante los últimos 40 años, y el número de veces que traicionaron la lucha palestina, y así sucesivamente. Y así, en cierto modo esos izquierdistas o progresistas en realidad están adoptando la doctrina de Bush: el «uno u otro», y no disponen de ningún tipo de complejidad en la posición.

JF: La «O estás con nosotros o contra nosotros»

YM: Sí, el binario, la forma reductora de pensar en la revolución. Y creo que esto es muy perjudicial. Se está enviando el mensaje equivocado al pueblo sirio. Muchos sirios creen que la izquierda por defecto está con el régimen. Recientemente hemos visto manifestaciones en Nueva York y otras ciudades con personas que se manifestaban contra la guerra, pero que también llevaban y transportaban imágenes de Assad.

JF: En Boston, por ejemplo, el otro día vi las fotos. Había una imagen destacada en el Boston Globe en un artículo en contra de las protestas y se centra en un grupo de personas en la multitud que agitaba banderas sirias con la foto de Assad estampada en el centro de la misma, y describían toda la marcha no sólo por estar en contra de la huelga en Siria, sino por estar a favor de Assad. Pero sé des del conocimiento de algunas de las organizaciones que la patrocinaron, que era la antítesis del mensaje que estaban intentando expresar.

YM: Cierto, cierto. Y la izquierda (bueno, «ésta» izquierda, no quiero generalizar) la parte de la izquierda está perdiendo su credibilidad. La gente, ya sea en los EE.UU. o en el mundo árabe o en Siria no reciben el mensaje de que esto es un mensaje contra la guerra. Van a ver las fotos de Asad y entenderán que es sólo propaganda, que no están en contra de la guerra.

Creo que la izquierda tiene una verdadera tarea por delante. Se tiene que formular realmente una nueva posición, una posición más coherente. Una posición en la que se pueda estar al mismo tiempo contra la guerra y contra la dictadura. Y si no lo hacen, creo que no van a tener ningún tipo de credibilidad. La gente en Siria creerán que Assad tiene licencia para matar, porque el régimen sirio se ha hecho transmitiendo esas manifestaciones en la televisión estatal siria, que muestra lo popular que es en Occidente y que las personas se manifestaban en las calles de Nueva York y otras ciudades mostrando las imágenes de Asad. En realidad, el régimen sirio no es ni siquiera capaz de organizar tales demostraciones o manifestaciones en Siria, así que está muy feliz de ver que ha surgido en muchas partes.

Y muchas de las personas que se manifestaban en realidad no saben nada acerca de la realidad que los sirios están viviendo, y sus luchas, y sus peleas, y su resistencia cotidiana, y lo que están tratando de construir, y la creatividad de lo que estamos haciendo.

Creo que uno baja a la tierra cuando va a Siria y ve lo que están haciendo. Y creo que también hay racismo, pues en realidad niegan cualquier tipo de libre albedrío o de sentido crítico para el pueblo sirio, diciendo: «todo esto es una conspiración, los EE.UU. han estado planeando esto desde el principio, que está conspirando contra Asad», y así sucesivamente. Y eso significa que los sirios no tienen ningún criterio, son tontos, no pueden pensar realmente por sí mismos, no pueden realmente hacer una revolución, y así sucesivamente. Y creo que esto es un gran error que hace la izquierda.

JF: El Secretario General del Comité de Servicios de Amigos Americanos mandó una carta al Presidente y al Congreso, y a lo que llama es a que (hágame saber lo que piensa de esto) lo que se requiere es un embargo de armas completo a todas las partes del conflicto, que la única solución en Siria es una solución política, y que instamos («nosotros» es la AFSC , «nosotros» es la población de los Estados Unidos), a prestar todo el apoyo a los esfuerzos de Lakhdar Ibrahim, el enviado de la ONU y la Liga árabe, presionar para una rápida convocatoria de una Conferencia de Ginebra II, y que los EE.UU. deberían buscar una transición que se basa en las instituciones existentes en lugar de reemplazarlos, y no alienar a las personas que han servido al gobierno o al ejército. Así que esa es la parte superior de mi organización que prescribe lo que debemos hacer desde aquí. ¿Qué pensaría usted de eso, y qué crees que debemos hacer? «Nosotros» es la población de los EE.UU., la izquierda en los EE.UU.

YM: Creo que la cosa más importante a hacer (para el movimiento progresista y para las personas que realmente se preocupan por la revolución árabe y quieren verlos ir a algún lugar, y apoyarlos, y mostrar su solidaridad) es que se muevan fuera de las alianzas con los diferentes estados, y construyan un movimiento social que apoye a la población siria.

Y que la solidaridad de apoyo puede adoptar muchas formas diferentes. Puede ser a través de informes: un periodista responsable que va a Siria y ve lo que está ocurriendo sobre el terreno, y trata de tomar su trabajo en serio. Y no sólo informar de la lucha interna y el aspecto militar de la revolución, porque creo que eso es sólo la punta del iceberg, y esa es la parte más visible, pero no es la parte más importante. Creo que lo que está sucediendo en Siria es mucho más que eso. Hay muchas revoluciones que tienen lugar en todos los ámbitos: la política, la cultura , lo social, lo económico. La gente está creando nuevas instituciones con nuevas ideas, que están tratando de hacer frente a los problemas más difíciles y tratar de resolverlos. Y creo que eso es parte de lo que se podía hacer.

Las personas necesitan médicos, necesitan ingenieros, necesitan cualquier tipo de activista que pueda ayudarles. Todo este tipo de solidaridad, es básicamente, tratar de repetir lo que se ha estado haciendo en Palestina: tratar de construir un movimiento de solidaridad global que trasciende la clase centrada en el Estado de la política que ha tenido lugar en los últimos 30 meses, que sólo gira en torno a los gobiernos y estados, y los ejércitos, y así sucesivamente. Creo que ese es el mensaje más poderoso que podamos enviar a la población siria: la construcción de un movimiento social alternativo que es global, y que realmente entiende la complejidad de la revolución siria y no reducirlo a «yihadistas» y «Al- Qaeda» y entender que hay estas diferentes capas. Los progresistas e izquierdistas realmente deberían impulsar la parte revolucionaria , y no sólo repetir el relato de la «conspiración» que sólo la reduce a lo que hemos estado viendo en los medios de comunicación.

Fuente: http://www.corrienteroja.net/index.php?option=com_k2&view=item&id=1037%3Aentrevista-a-yasser-munif&Itemid=181

0