Recomiendo:
0

La tercera Intifada… ¿Es hora de luchar con piedras?

Fuentes: Palestine Think Tank

Traducción: Nadia Hasan revisado por Ernesto Páramo

En el primer día de la ofensiva israelí en Gaza, estaba viendo las imágenes recién llegadas de la mezquita Al Aqsa en Jerusalén, esperando que algo sucediera…

Hamas había llamado por un «día de furia» para protestar en contra de las atrocidades de Israel, y nosotros estábamos esperando que se produjeran un enfrentamientos entre los palestinos y soldados israelíes después de las oraciones del viernes.

Seguramente hubo enfrentamientos, y los manifestantes se tomaron las calles en distintas ciudades palestinas, así como en ciudades árabes de los territorios ocupados en 1948. Pensé que gradualmente esto culminaría en una revuelta de las masas… la tercera Intifada… pero hasta ahora, no ha sido así.

Viendo las imágenes de jóvenes palestinos que se cubren la cara con una Kuffiyah y lanzan piedras a los soldados me acuerdo de 1987. En aquel entonces, yo era una adolescente que vivía en Kuwait, y me sorprendió ver a los niños palestinos, más jóvenes que yo, saliendo a la calle, sin miedo de los enormes tanques israelíes o de las ametralladoras de los soldados. Esta fue una reacción popular a 20 años de ocupación israelí, pero hasta hoy se cree que un incidente fue la «última gota» que llevó a la masiva erupción; la muerte de cuatro civiles palestinos por un jeep israelí en un puesto de control en el Franja de Gaza.

(http://electronicintifada.net/v2/article9155.shtml)

«¡Cuatro muertos! Bueno, el número de muertos en la «Operación Plomo Fundido» hoy se sitúa en mas de 800 y el medidor sigue corriendo», le dije a un amigo por teléfono el día de hoy. «… ¿Cuándo es la tercera Intifada?»

El dijo que probablemente dependía de Khaled Meshaal hacer una llamada telefónica «cuando llegue el momento» y movilizar a la gente. Pero ¿desde cuándo los palestinos esperan «órdenes» para iniciar un levantamiento? No esperaron por ellas en 1987, y de hecho tomaron a todos los políticos, la OLP y a todas las facciones por sorpresa. Incluso en la segunda Intifada, la revuelta inicial fue una decisión de las masas, no una respuesta a las órdenes de Arafat o cualquier otra persona. Algunos pueden querer debatir acerca del legado de la segunda Intifada, pero no podemos negar que el levantamiento de 1987 no fue sólo un mensaje a la ocupación, sino a la fragmentación de liderazgo – ya que la gente estaba unida, independientemente de su afiliación política.

Sin lugar a duda la situación ahora es muy diferente. Los palestinos en Cisjordania ahora tienen que lidiar con la ocupación y con la Autoridad Nacional Palestina. También hay un mayor riesgo de que las facciones beligerantes quieran obtener ganancias políticas a consecuencia de las acciones populares. Civiles comunes y corrientes podrían estar reacios a marchar o entonar consignas bajo banderas políticas. Las ciudades palestinas están ahora aisladas entre sí, lo que probablemente haría difícil organizar un movimiento de masas. Pero ¿Es el silencio realmente una opción viable ahora?

Cabe preguntarse qué beneficios se pueden obtener de otra Intifada. ¿Liberaremos, en última instancia a Palestina? Bueno, tal vez no, pero, ¿es aceptable que sólo un grupo, Hamas, esté luchando, y sólo en la Franja de Gaza? ¿Qué pasa en Cisjordania? Más confiscación de tierras, más asentamientos, y un lento y «tranquilo» proceso de limpieza étnica ocurriendo en Jerusalén oriental, mientras que el mundo está mirando para otro lado.

No sé cuándo la situación estará lo suficientemente «madura» para una tercera Intifada, y más aún, si todavía es una opción viable. Debo admitir: Soy una palestina de la Diáspora que nunca ha experimentado la humillación y la opresión de la ocupación. Nadie en mi familia está en peligro. Sólo los palestinos que viven en los territorios ocupados podrían decir si debería haber una tercera Intifada, pero creo que esta es una cuestión urgente que hay que discutir, y me encantaría escuchar la opinión de personas dentro de Cisjordania… permítanme comentar esto.

Miro hacia atrás las imágenes de jóvenes lanzando piedras en la década de 1980, seguramente algunos de ellos están ahora casados con hijos, ¿permitirían hoy que sus hijos salgan a las calles? Luego miro hacia atrás lo que los palestinos han tenido que soportar desde 1987 y me doy cuenta del precio que tuvieron que pagar por su resistencia, los jóvenes que han resultado con extremidades amputadas a consecuencia de lo ataque de los soldados, combatientes y civiles muertos en Jenin en 2002, los horrores de la Operación Muro Defensivo, y por supuesto las matanzas que tienen lugar hoy en Gaza. Si yo fuera una madre que vive en Cisjordania ¿permitiría yo que mis hijos tiraran piedras a los soldados, a sabiendas de que podría terminar como una madre afligida por la perdida de su hijo, como cientos de otras en Gaza? …

Probablemente yo nunca sabré la respuesta a esto. Sin embargo, mientras continúa la matanza en la Franja de Gaza no puedo dejar de mirar a Cisjordania con extrema preocupación… si una Tercera Intifada no es una opción, ¿cuáles son las alternativas?

Pero esto es lo que se, todo lo que Israel ha hecho sobre el terreno – el aislamiento de Gaza, cortando los territorios, enfrentando a las facciones palestinas entre sí – en última instancia, tiene como objetivo destruir la cohesión de la sociedad palestina hasta el punto que ya no hable con una sola voz, y ya no sea una nación viable que puede crear su propio Estado. Nuestros políticos han caído en la trampa, pero nosotros, como pueblo, no.

Fuente: http://palestinethinktank.com/2009/01/12/dima-hamdan-the-third-intifada-is-it-time-to-fight-back-with-stones/

0