Recomiendo:
1

Los milenials y el Holocausto

Fuentes: gilad.online

¿Qué es lo que hace que algunos midan constantemente cuánto los odian? ¿Qué tipo de personas exigen que su país anfitrión esté íntimamente familiarizado con su pasado? Esta semana nos enteramos de que, una vez más, algunos judíos están molestos por el hecho de que un segmento considerable del pueblo estadounidense se niega a ver el pasado exactamente como ellos lo ven.

La revista judía Forward informó durante el fin de semana de que “están disponibles en Estados Unidos los resultados de la encuesta sobre el conocimiento del Holocausto en el país y los hallazgos son aterradores. No solo muestran un nivel impactante de ignorancia, sino que refuerzan los hallazgos sobre todos los adultos, así como las tendencias en toda Europa occidental». Quienes se preocupan de que los estadounidenses sean únicamente ignorantes deberían sentirse aliviados. Los estadounidenses son tan «ignorantes» o tal vez tan «rebeldes» como los europeos.

Parece que, a pesar del adoctrinamiento intensivo del Holocausto y del hecho de que los museos y monumentos del Holocausto se han multiplicado por todo Estados Unidos, menos estadounidenses están interesados ​​en el sufrimiento histórico de sus vecinos judíos y la pregunta es, ¿qué se puede hacer al respecto? Tal vez tengan que erigir un museo del Holocausto en cada esquina de las calles estadounidenses. Tal vez puedan resolver este grave problema educativo colocando una gran y pesada Estrella de David de hierro en la espalda de cada milenial.

Forward informa de que dos tercios de los jóvenes estadounidenses no sabían cuántas personas murieron en el Holocausto. Por alguna razón peculiar, es muy importante para la mayoría de las instituciones judías que todo el mundo repita como un loro “la cifra de seis millones”. Esto es peculiar, ya que la noción de genocidio está dentro del ámbito de lo categórico más que de lo numérico. Pero si estas instituciones insisten en reducir el Holocausto a una figura cuantificada material, me inclino a preguntar cuántos judíos saben el número exacto de ucranianos que murieron de hambre en el Holodomor. ¿Cuántos judíos han oído hablar del Holodomor? Qué judíos saben sobre los judíos de Stalin, como los identifica el destacado columnista israelí Sever Phlocker. ¿Conocen los judíos contemporáneos el impacto de la Brigada Internacional en España de habla yiddish en la España católica en 1936? ¿Cuántos iraquíes murieron en la «guerra contra el terror» de los neocons? Lo pregunto porque el escritor de Haaretz Ari Shavit  escribió en 2003 que «la guerra en Irak fue concebida por 25 intelectuales neoconservadores, la mayoría de ellos judíos». Si las instituciones judías quieren que todos los demás comprendan el Holocausto en términos numéricos, tal vez sea razonable esperar que los judíos conozcan el número de crímenes colosales contra la humanidad perpetrados en gran parte o parcialmente por judíos.

El Forward está molesto por el hecho de que casi la mitad de los milennials goyim no pudieron nombrar un solo campo de exterminio. A cambio pregunto cuántos milenials judíos saben de Deir Yassin o pueden nombrar una sola masacre sionista en Palestina en 1948 o antes. ¿Cuántos milenials judíos saben de la masacre de Sabra y Chatila? ¿O de la masacre de Kefar Qana?  ¿Qué saben de la desnutrición en Gaza causada directamente por años de bloqueo impuesto por el Estado judío? 

Aparentemente “el 11% de los encuestados alberga opiniones ‘intensamente’ antisemitas al aceptar seis o más declaraciones antijudías. Son 28 millones de estadounidenses”, escribe el Forward. Tenía curiosidad por saber cuáles son esos puntos de vista «intensamente» antisemitas. Al parecer, la encuesta se refiere a la siguiente lista elaborada por la ADL a principios de 2020.  

Porcentaje de estadounidenses que están de acuerdo con cada uno de los 11 puntos sobre el antisemitismo:

Los judíos permanecen juntos más que otras comunidades, 44%.

A los judíos siempre les gusta estar a la cabeza de las cuestiones, 25%.

Los judíos son más leales a Israel que a EE.UU., 24%.

Los judíos tienen demasiado poder en el ámbito económico, 15%.

Los judíos tienen demasiada influencia y control en Wall Street, 14%.

Los judíos son tan honestos como otros miembros de otras comunidades (probablemente falso), 12%.

A los judíos solo les preocupan los miembros de su comunidad, 12%.

Los judíos tienen hoy demasiado poder en EE.UU., 11%.

Los hombres de negocios judíos son tan listos que las personas de otras comunidades no pueden competir con ellos, 11%.

Los judíos están más dispuestos que otros a usar prácticas oscuras para obtener lo que quieren, 10%.

Los judíos tienen muchos defectos irritantes, 10%

Según la ADL, en enero “el 44 por ciento de los encuestados estuvo de acuerdo con la afirmación de que ‘los judíos se mantienen más unidos que otros estadounidenses”, el 25 por ciento estuvo de acuerdo en que “a los judíos siempre les gusta estar a la cabeza de las cosas” y el 24 por ciento creía que “los judíos son más leales a Israel que a Estados Unidos”.

Los estadounidenses deberían estar encantados con los hallazgos de la ADL y el estudio reciente de la actitud de los milenials hacia los judíos. Estos estudios sugieren que, a pesar de la tiranía de la corrección, los estadounidenses en general y los milenials en particular no son ciegos a la realidad en la que viven. Todavía piensan de forma independiente y auténtica. Sin embargo, a pesar del hecho de que casi la mitad de los estadounidenses admite estar al tanto de la cultura exclusivista del clan judío, Estados Unidos es benigno con sus judíos ya que la paz y la armonía están arraigadas en su espíritu cristiano.

Sin embargo, debe plantearse una cuestión. Si la ADL y el reciente estudio sobre el Holocausto representan las actitudes de los judíos estadounidenses hacia sus vecinos gentiles, puede revelar que el 2 % de la población estadounidense desaprueba las opiniones legítimas del 44 % de los estadounidenses como «antisemitas». “Casi la mitad de los estadounidenses son criticados como racistas por señalar la noción generalmente aceptada de que ‘los judíos se mantienen unidos’”. Al hacerlo, la ADL & Co confirma que, desde una perspectiva judía, se trata de «unos pocos, no de muchos».

Es cierto que la situación es potencialmente volátil. Aún así, si la lucha contra el antisemitismo es tan importante para los judíos estadounidenses, tal vez personas como Alan Dershowitz, que lucha desesperadamente por limpiar su nombre de las acusaciones de sexo con menores de edad, no son los mejores candidatos para predicar a los estadounidenses sobre a quién deberían leer y de qué se trata la historia y la educación.

Video de Alan Dershowitz predicando al pueblo estadounidense sobre la historia y la moralidad: https://youtu.be/PkS2wonicuI

Fuente: https://gilad.online/writings/2020/9/21/millennials-and-the-holocaustnbsp

Esta traducción se puede reproducir libremente a condición de respetar su integridad y mencionar al autor, a la traductora y Rebelión.org como fuente de la traducción.

1