Recomiendo:
1

Minneapolis sigue de cerca el juicio del presunto asesino de George Floyd

Fuentes: Rebelión

Conforme avanza el juicio, las declaraciones de los testigos presenciales están demostrando que el sur de Minneapolis, además de ser una área predominantemente progresista y con diversidad de culturas, es una comunidad que actualmente está indignada por el asesinato de George Floyd.

La comunidad sigue muy de cerca lo que ocurre con el juicio a Derek Chauvin, el hoy expolicía que está acusado de perpetrar el asesinato.

A varios días de que arrancó el juicio, el abogado defensor de Derek Chauvin ha tratado de pintar una realidad opuesta a lo que todos hemos visto por medio del material videográfico, y lo que los testigos vieron en persona. Da la impresión de que la defensa se ha dedicado a tratar de convencernos de que quien está en el banquillo de los acusados no es Derek Chauvin, sino la comunidad del sur de Minneapolis por haber presenciado un asesinato a plena luz del día, por haberlo grabado todo, y por hacer declaraciones apasionadas al respecto.

Varias personas vieron como se le arrancó la vida a George Floyd. Pero, según las especulaciones del abogado defensor de Chauvin, seguramente “vieron mal porque no son expertos en leyes”. El policía mantuvo su rodilla en el cuello de Floyd hasta que éste dejó de respirar y murió pero, seguramente, murió de “una sobredosis” mezclada con “problemas de salud”. Los testigos y cualquiera que señale al policía como lo que es, como alguien que cometió un asesinato, seguramente es porque “no saben nada sobre tácticas policiales”, quizás, “se dejan llevar por sus pasiones”, o “han sido influenciados por un video que no nos dice nada”.

Un sentimiento generalizado en el sur de Minneapolis parece ser el de que la violencia policial ya no será tolerada. Es casi obvio lo que podría ocurrir en caso de que la justicia minnesotana perdone a Chauvin o que se le dé una condena que el público pudiese considerar ridícula. Se escucha decir a la gente en la comunidad de que más vale que haya justicia o muy probablemente estaremos viendo una rebelión social igual o, quien sabe, más potente que la rebelión ocurrida a finales de la primavera de 2020 en las calles de Minneapolis y en múltiples ciudades de los Estados Unidos.

Mientras tanto, y mientras la gente espera ansiosa por el veredicto final, hay protestas en el centro de Minneapolis y en otras partes de la ciudad. Y el sitio donde cayó George Floyd (38 y Chicago) sigue siendo ocupado por aquellos que exigen justicia.

No solo es Minneapolis quien está prestando atención. Hoy, el mundo ha vuelto a poner su mirada en lo que está ocurriendo en esta ciudad.

Por George Floyd y por muchos otros, se ha vuelto relevante la consigna de ‘las vidas negras importan’.

1