Recomiendo:
0

Katrina mata dos veces

50.000 millones de dólares a las constructoras y reducción de los gastos sociales

Fuentes: Prensa Latina/ inSurGente

Los efectos del huracán Katrina se harán sentir con fuerza sobre los pobres en Estados Unidos, quienes serán los más afectados con las políticas fiscales del gobierno tras el paso del ciclón, según denuncia hoy el diario The Washington Post. En un editorial titulado «El costo de Katrina para los pobres», el influyente rotativo recuerda […]

Los efectos del huracán Katrina se harán sentir con fuerza sobre los pobres en Estados Unidos, quienes serán los más afectados con las políticas fiscales del gobierno tras el paso del ciclón, según denuncia hoy el diario The Washington Post. En un editorial titulado «El costo de Katrina para los pobres», el influyente rotativo recuerda que el Congreso aprobó 35.000 millones de dólares para restaurar, en un plazo de cinco años, los daños ocasionados por el ciclón. Para compensar el déficit presupuestario se reducirán los gastos de los programas sociales como Medicaid, los bonos de comida, los créditos a los más desposeídos y el Ingreso de Seguridad Suplemental». Para que el negocio sea redondo la mayoría de los contratos de reconstrucción otorgados por el gobierno del presidente George W. Bush después de los destrozos del huracán Katrina han sido concedidos a empresas vinculadas a la Casa Blanca. Entre las compañías premiadas con los jugosos negocios se encuentra -¡cómo no!- Halliburton, de la cual el vicepresidente estadounidense, Richard Cheney, fue su máximo ejecutivo.

Señala, además, que líderes republicanos de la Cámara de Representantes pretenden incrementar esos fondos a unos 50.000 millones de dólares, sin tener en cuenta el agujero fiscal que generaría esa suma en las finanzas públicas, con las consiguientes afectaciones a los programas sociales.

«Pero no se engañe con las demandas de disciplina fiscal de los mismos que promueven los recortes. El presupuesto previsto tras el paso de Katrina aumentaría el déficit, no lo reduciría», señala.

The Washington Post precisa que los 70.000 millones de dólares que dejarán de recibir las arcas del gobierno federal, por concepto de reducción de impuestos, beneficiarán sólo a los más ricos de la sociedad norteamericana. a los más ricos de la sociedad norteamericana.

«Entretanto, el gasto gubernamental se limita, pero sobre todo en los programas sociales como el Medicaid, los bonos de comida, los créditos a los más desposeídos y el Ingreso de Seguridad Suplemental», afirma el periódico.

El huracán, que sacó a flote los problemas de pobreza en Estados Unidos, terminó dándole al gobierno la justificación para hacer recortes más profundos a la asistencia ciudadana dirigida a los más pobres, indica el Post.

En su editorial, el diario pregunta a las autoridades por qué no elimina los subsidios a los granjeros adinerados, en lugar de limitar los bonos de comida a los desamparados.

Recientemente The Washington Post denunció que la mayoría de los contratos de reconstrucción otorgados por el gobierno del presidente George W. Bush luego del huracán Katrina habían sido concedidos a empresas vinculadas a la Casa Blanca.

Entre las compañías premiadas con los jugosos negocios se encuentra Halliburton, de la cual el vicepresidente estadounidense, Richard Cheney, fue su máximo ejecutivo.

Katrina impactó a fines de agosto último los estados de Louisiana, Mississippi y Alabama, donde ocasionó más de mil muertos y pérdidas materiales superiores a los 100.000 millones de dólares.

0