Recomiendo:
0

Nueva Zelanda arremete contra Israel después de arrestos de presuntos agentes del Mossad

Fuentes: Big News Network.com

Traducido para Rebelión por Germán Leyens

El gobierno de Nueva Zelanda convocó a un diplomático israelí en relación con presuntos espías del Mossad arrestados en Nueva Zelanda y exigió que el gobierno israelí devuelva todo pasaporte neozelandés que pueda tener en su posesión.

El New Zealand Herald dice que, en una rara intervención, el Ministro de Exteriores interino, Jim Sutton, convocó a la embajadora interina de Israel en Canberra, Orna Sagiv, hace una semana, después de que dos israelíes fueron arrestados en Auckland supuestamente por tratar de obtener un pasaporte falso de Nueva Zelanda.

Sutton dijo que la embajadora fue convocada para ‘leerle la cartilla’, y  ‘para decirle en nombre del gobierno de Nueva Zelanda que exigimos un rendimiento de cuentas completo de lo que estaban haciendo’.

«Si existen algunos pasaportes de Nueva Zelanda, incorrecta e indebidamente en sus manos, queremos que los devuelvan todos.»

Mientras tanto, se ha revelado que los caza-espías australianos han estado investigando durante un mes a una presunta red de espionaje israelí.

Un portavoz del Fiscal General Philip Ruddock confirmó el lunes que la Organización Australiana de Inteligencia de Seguridad (ASIO) había estado investigando el asunto.

Declaró al Herald-Sun de Melbourne que ASIO había estado en contacto con sus homólogos neozelandeses.

El New Zealand Herald informó que Eli Cara, de 50 años, y Uri Zoshe Kelman, de 30, comparecieron ante la Corte del Distrito de Auckland el viernes para una audiencia de deposición y negaron las acusaciones de intento de obtener un pasaporte de Nueva Zelanda y de participación en un grupo de crimen organizado para obtener un pasaporte falso.

Dos otros individuos de los que se cree que están relacionados con el caso son Zev William Barkan, 37 años, y un cuarto hombre que se piensa está en Nueva Zelanda. La policía cree que Barkan ha abandonado el país, utilizando un pasaporte de EE.UU.

David Baker, portavoz en Israel del primer ministro israelí Ariel Sharon, dijo que la oficina del primer ministro no se pronunciará. Al preguntársele si respondería a preguntas enviadas a la oficina dijo: «Pueden enviarlas, pero no responderemos».

Tanto Cara como Kelman fueron puestos en libertad bajo fianza hasta que se presenten ante la Alta Corte el próximo mes. Las condiciones de la fianza fueron que Cara resida en el President Plaza Hotel y Kelman en el Duxton.

Sin embargo, un miembro del personal del hotel informó al Herald que Cara se fue del President Plaza Hotel durante el fin de semana y, al ser consultado ayer, el Duxton dijo que Kelman se iba hoy del hotel.

El caso se basa en afirmaciones de que Barkan presuntamente robó la identidad de un parapléjico en silla de ruedas para obtener un pasaporte falso.

Kelman y Cara fueron acusados de ayudar a obtener el pasaporte para Barkan.

En Australia, el Herald-Sun dijo que los arrestos habían alarmado a la central de ASIO en Canberra.

El trabajo de la agencia de seguridad es reunir información para advertir al gobierno sobre actividades que podrían poner en peligro la seguridad de Australia.

Las fuentes del periódico dijeron que si Israel se había dado el trabajo de establecer un negocio genuino en Sydney como una fachada para el espionaje, era un paso ‘extraordinario’. Se afirma que Eli Cara había dirigido una agencia de viajes en Sydney, sin embargo, la policía australiana ha establecido que la agencia era un engaño.

Un resumen de las acusaciones:

– Dos ciudadanos israelíes se presentaron en un tribunal de Auckland el viernes, acusados de fraude de pasaportes.

– Eli Cara, de50 años y Uri Zoshe Kelman, de 30, responden de tres acusaciones después de haber sido arrestados en una operación policial a fines del mes pasado.

– Las acusaciones incluyen el intento de obtener un pasaporte neozelandés y participación en un grupo de crimen organizado para obtener un pasaporte falso.

– Cara, que pretendió ser un agente de viajes de Sydney, ha viajado a Nueva Zelanda 24 veces desde octubre de 2000.

– Otro israelí, Zev William Barkan, 37 años, huyó de Nueva Zelanda. Se cree que un cuarto individuo se oculta.

– Se sospecha que los hombres son agentes del Mossad.

El Mossad goza de una excelente reputación entre las comunidades de inteligencia del mundo pero se ha hecho tristemente célebre por la falsificación de pasaportes de otros países y por operaciones clandestinas fracasadas en el exterior, dice The New Zealand Herald.

Hace poco, dos israelíes fueron sentenciados a tres años de prisión después de declararse culpables de acercarse a un área militar prohibida en Chipre.

Udi Hargov e Igal Damary fueron vistos merodeando por un área en la que se estaba descargando un embarque secreto de equipo del ejército – un embarque del que sólo sabía la jerarquía de la Guardia Nacional.

Los hombres fueron arrestados en una aldea de pescadores en la costa sur. En su departamento a orillas del mar, los detectives encontraron transmisores de radio sintonizados a las frecuencias de la policía.

Los hombres dijeron que formaban parte de una unidad antiterrorista de elite para impedir un acto de terror contra Israel.

Negaron que estuvieran espiando en Chipre por cuenta de Turquía, pero se negaron a decir cuál era su misión.

Sin embargo, se cree que fue una operación fracasada del Mossad, posiblemente relacionada con misiles antiaéreos que el gobierno chipriota griega iba a desplegar en la isla.

Hubo otros bochornos sólo meses antes. Un espía israelí confeso recibió una sentencia suspensa de un año en un tribunal suizo por su parte en una operación fracasada de escuchas telefónicas.

El espía, conocido sólo por su seudónimo Issac Bental, recibió también la prohibición de entrar a Suiza durante cinco años por lo que el juez que pronunció la sentencia, Hans Wipraechtiger, calificó de ‘brutal violación de la soberanía suiza».

El objetivo de Bental era un ciudadano suizo de origen libanés, que el Mossad pensaba que tenía vínculos con extremistas islámicos de Hizbolá.

En marzo de 1999, un agente en retiro fue condenado por falsificar informes sugiriendo que Siria iba a atacar a Israel.

Un año antes, dos agentes del Mossad que se presentaban como turistas canadienses fueron capturados en Ammán después de atacar a un líder de Hamas, Khalid Mashal, con un artefacto de alta tecnología para envenenarlo. La vida de Marshal fue salvada después de que fue tratado con un antídoto exigido de los israelíes por el furioso rey Hussein.

Se llegó a un acuerdo para que los agentes no fueran enjuiciados en Jordania, intercambiándolos por el fundador de Hamás, el jeque Ahmad Yassin, encarcelado en Israel.

Pero el resultado diplomático fue que Canadá retiró su embajador en Israel en protesta por el uso de sus pasaportes para fines de espionaje.

Desde ese incidente, los pasaportes canadienses han estado en zona prohibida, informa el New Zealand Herald que dijeron fuentes del Mossad.

martes 20 de abril de 2004
http://www.aljazeerah.info/

0