Recomiendo:
0

Para Diego Cañamero, el SAT está siendo el chivo expiatorio de la represión del movimiento obrero

Sindicatos de clase y alternativos apoyan en Madrid al SAT y a Andrés Bódalo

Fuentes: Rebelión

El sindicalismo de clase y alternativo se ha reunido en la Plaza de Lavapiés de Madrid para mostrar su solidaridad con el Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) y, en concreto, con el sindicalista Andrés Bódalo que se encuentra en prisión cumpliendo una condena de tres años y seis meses de cárcel por participar en una […]

El sindicalismo de clase y alternativo se ha reunido en la Plaza de Lavapiés de Madrid para mostrar su solidaridad con el Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) y, en concreto, con el sindicalista Andrés Bódalo que se encuentra en prisión cumpliendo una condena de tres años y seis meses de cárcel por participar en una acción reivindicativa.

Para los sindicatos, que han participado en la rueda de prensa que ha tenido lugar durante la mañana del pasado sábado, la condena es injusta y forma parte de la campaña de represión contra activistas sociales y sindicales que se está llevando a cabo para intentar impedir las protestas contra las políticas antisociales y neoliberales que aplican los gobiernos y los aparatos represivos del estado. Una campaña que están sufriendo muchos personas sindicalistas y, en especial, el sindicato SAT, con que tiene 637 sindicalistas procesados a los que piden 435 años de cárcel y 743.000 € en multas.

Las exigencias de los sindicalistas reunidos en Madrid son la libertad de Andrés Bódalo, la amnistía social, la derogación de la Ley Mordaza, la reforma del código penal y el cese de la represión social y sindical. Para hacer visibles esas reivindicaciones y su apoyo a Andrés Bódalo, al SAT y a cientos de activistas y sindicalistas encausados o multados – Alfon, Rafa Díez o los 8 de Yesa- han acudido a Madrid desde diversos territorios. Además, durante la jornada del sábado ha tenido lugar una reunión para coordinar las acciones reivindicativas contra la represión, donde se han acordado redactar un manifiesto unitario del sindicalismo de clase y alternativo, jornadas de ayuno que se irán concretando en cada territorio y concentraciones descentralizadas para el próximo 27 y 28 de mayo.

Los sindicatos que han participado en el acto son AST, CGT, CGT Madrid, CNT, Confederación Intersindical, Coordinadora Sindical de Clase, COBAS, CUT (Galicia), Colectivo Unitario de Trabajadores (Aragón), Corriente Sindical de Izquierdas (Asturias), Ganemos CCOO, Intersindical Alternativa de Catalunya, Intersindical de Aragón, Intersindical Valenciana, LAB (Euskal Herria), Movimiento Asambleario de Trabajadores-as de Sanidad de Madrid, Plataforma Sindical EMT, SF-Intersindical, STEM, Solidaridad Obrera, y cuenta con el apoyo de ESK (Euskal Herria), Federación Sindical Obrera Canaria, Intersindical Canaria y el STEI – Intersindical (Illes Balears).

El propio Diego Cañamero nos atendió en la plaza de Lavapiés la mañana del sábado para informarnos de que Andrés Bódalo se encuentra bien y de la barbaridad que supone la condena a año y medio de cárcel. En su opinión, «esta crisis económica ha supuesto un desmantelamiento de los partidos tradicionales y en ese proceso ha tenido mucho que ver el SAT porque aunque las Marchas de la Dignidad aunque fueron obra de todas las organizaciones sindicales del estado, sí que tuvo mucho que ver la ocupación del Mercadona y del Carrefour. El SAT incentivó y sirvió para unir a todo el mundo en esta gran movilización social. Tras ello han surgido movimientos políticos diferentes a los tradicionales y el sistema sabe perfectamente que al SAT hay que quitarlo de medio, asustarlo, reprimirlo, hacer que la gente se mueva en sus casas. Por eso la represion es brutal, 137 imputados con peticiones de cárcel de mas de 400 años y mas de 700 millones de euros de multas. Y nosotros solo somos los chivos expiatorios, la represión es contra toda la clase trabajadora».

Preguntado por la huelga de hambre protagonizada entendía que «era desde aquí desde donde se debía hacer un llamamiento a la unidad del movimiento obrero y sindical y la necesidad de que nuestra gente esté en libertad porque detrás de Andrés entrará mucha tente mas. La represión contra Andrés es contra el movimiento obrero y sindical. En la rueda de prensa han estado 14 organizaciones del estado español, sindicatos alternativos. Llevamos 56 días de movilizaciones, llegamos el día 15 a la Puerta del Sol y ahora estamos en Lavapiés, de forma pacífica, no somos violentos, somos nosotros quienes nos estamos defendiendo de la violencia».

Le preguntamos por las organizaciones que echaba en falta y creía que «debería venir todo el mundo, pero allá cada uno con su conciencia pero sobre todo a la dirección de CCOO que también su gente ha tenido juicios y a otros sindicatos que deberían estar defendiendo la libertad, lo mas sagrado del ser humano. Pero por aquí ha pasado mucha gente, gente de la cultura, de la política, el lunes vienen 30 alcaldes, haremos el jueves un acto en la Asamblea de Madrid, hoy mismo iremos a Getafe».

La movilización ha pillado en un momento de reflujo del movimiento obrero. La gente, en su opinión, «cree que las elecciones les va a salvar de sus problemas y no va a haber mucho cambio. Estamos de repliegue y nos va a costar recuperarnos pero nosotros somos conscientes de la realidad que vivimos y hemos pasado por muchas situaciones en 40 años y a este sindicato han intentado apartarlo, criminalizarlo y amedrentarlo durante toda la vida pero no han podido. Estoy convencido de que si hay un cambio de gobierno habrá mas posibilidades para Andrés porque la gente se está pronunciando a excepción del PSOE porque son parte de la casta vieja, casposa. Junto al PP han llevado el sufrimiento al pueblo, se han convertido en maltratadores del pueblo. Y el pueblo no debe votarles, votarles es ser masoquista, solo recordar las reformas laborales, la ley mordaza, los recortes… estos señores han demostrado que no pueden gobernar».

Preguntado por el movimiento obrero en el territorio andaluz, cree «que está como en todos los sitios, de repliegue, de resignación, a pesar de ser un territorio con mas del 30% de paro, pero en Andalucía hay un partido político que esl el PSOE que conecta con la incultura de la gente, con el folclore, con la pandereta, con lo que tristemente es la Andalucía artificial y la Andalucía profunda no está defendida, la del paro, la de la inflación. Eso es lo que nosotros intentamos, defender esa Andalucía».

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

0