Recomiendo:
0

Alerta Noam Chomsky sobre catástrofe en Iraq

Fuentes: Agencia Cubana de Noticias

La guerra contra Iraq es trágica, pues cientos de miles de iraquíes han muerto, y si continúa podría devenir allí una de las peores catástrofes de la historia militar, estima Noam Chomsky, destacado intelectual norteamericano. El politólogo y experto en Lingüística formuló hoy sus declaraciones, vía telefónica, a la Mesa Redonda Informativa de la televisión […]

La guerra contra Iraq es trágica, pues cientos de miles de iraquíes han muerto, y si continúa podría devenir allí una de las peores catástrofes de la historia militar, estima Noam Chomsky, destacado intelectual norteamericano.

El politólogo y experto en Lingüística formuló hoy sus declaraciones, vía telefónica, a la Mesa Redonda Informativa de la televisión y la radio cubanas.

También se refirió a los militares norteamericanos que han perecido en la contienda iraquí (cerca de dos mil 700 hasta la fecha) y criticó la política mancomunada de Estados Unidos y Gran Bretaña, que identificó como guerra terrorista.

Podría también imaginarse que esa situación no tendría fin, afirmó Chomsky, explicó que desde 1991 ha escrito libros y artículos sobre política exterior norteamericana, y recordó que bajo el mandato presidencial de Ronald Reagan fue declarada la guerra al terrorismo bajo una definición que implicaba la actuación de los propios Estados Unidos.

El centro de la política internacional de Reagan fue la guerra al terrorismo internacional -precisó Chomsky-, quizás con una variante nueva, comparada con las barbaries anteriores.

Añadió que la definición oficial del Gobierno de Estados Unidos sobre el terrorismo también caracterizaba a Gran Bretaña y otros gobiernos occidentales, y esto evidenciaba que los propios países citados eran terroristas.

Comentó lo interesante de que altos funcionarios del Gobierno de Reagan, involucrados en la guerra contra el terror, han declarado que tuvieron un problema grave al usar la definición sobre terrorismo, porque esta incluía a su propio país.

Ejemplificó Chomsky el tema al recordar que, en los años 80, Estados Unidos apoyaba una guerra terrorista en América Central, incluso el director actual de lo que se llama ridículamente ‘guerra contra el terrorismo’, el señor Negroponte, entonces embajador en Honduras, intentaba negar que existiera el terrorismo de Estado.

En realidad él tenía que garantizar que el dinero llegara para apoyar la agresión contra Nicaragua, patrocinada por Washington, precisó el intelectual.

También Chomsky comentó que el terrorista internacional Luis Posada Carriles ingresó a EE.UU., supuestamente para reunirse con el también terrorista Orlando Bosch (radicado en Miami) y este está caracterizado por el Buró Federal de Investigaciones estadounidense y otras agencias como lo que es, y se conocen todas sus actividades contra Cuba.

Posada, de hecho protegido por la Administración del Presidente George W. Bush, participó en la explosión del avión de Cubana en 1976, un acto terrible de terrorismo, subrayó Chomsky.

Recordó que después Posada escapó milagrosamente de una prisión en Venezuela, luego recibió apoyo en el Salvador, trabajó en una base militar (al servicio de la Agencia Central de Inteligencia, de Estados Unidos), que se usaba para aprovisionar a los que atacaban a Nicaragua.

Ahora es difícil para Washington permitir a Venezuela que extradite a Posada, porque este realmente trabajaba para EE.UU. en Centroamérica y participó en la voladura del avión cubano y todo eso se da por sentado, subrayó el politólogo.

Sobre las marchas registradas el sábado último en EE.UU. y otros países para pedir la liberad de René González, Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Fernando González y Antonio Guerrero, los Cinco Héroes cubanos prisioneros en ese país por luchar contra el terrorismo, Chomsky significó el contraste del hecho con las manipulaciones oficiales respecto al ‘preso’ Posada Carriles.

Opinó que las actividades de Posada constituían un hecho terrorista internacional, pero como parte de una cultura imperial arraigada, que se remonta a muchos años, incluso en Europa, se tiene derecho a ejercer acciones violentas contra otros países.

0