Recomiendo:
0

Médicos israelíes se niegan a transmitir a sus colegas palestinos las informaciones necesarias para el tratamiento de las heridas producidas por el fósforo blanco

Denegación de auxilio

Fuentes: Peace Reporter

Traducido del italiano por S. Seguí

El doctor Shaban es médico jefe de la unidad de quemados del hospital Shifa de Gaza, donde se han recogido numerosas pruebas del uso de municiones de fósforo blanco sobre la población civil de la Franja. Mientras nos contaba las dificultades experimentadas durante la ofensiva israelí, cuando no sabían cómo tratar las heridas causadas por el fósforo, Shaban nos reveló que pidió ayuda a los médicos israelíes de Physicians for Human Rights (Médicos por los derechos humanos), que, sin embargo, no pudieron ayudarle. Peace Reporter ha entrevistado a Miri Weingarten, activista de Physicians for Human Rights que ha traducido y divulgado el documento secreto israelí del que escribíamos ayer (1).

«El documento, que contiene indicaciones sobre cómo reconocer y curar las heridas de fósforo blanco, fue elaborado por la Estrella de David Roja en colaboración con médicos militares», explica Miri. «Tan pronto supimos de su existencia llamamos al Ministerio de la Guerra israelí y solicitamos una copia. ¿Con qué fin?, nos preguntó un funcionario, añadiendo que se trataba de un documento de uso interno. Nos lo han solicitado algunos pacientes israelíes, le respondimos. Y fue así que nos lo enviaron. Entonces, lo tradujimos y lo expedimos al Ministerio de Sanidad de la Franja de Gaza, y luego, mediante una lista de correo electrónico, a las principales ONG con presencia en la Franja.»

– «¿Se lo habrían enviado a ustedes si ellos hubieran sabido que iba a ser traducido y transmitido a los palestinos?»

– «Sin duda que no.»

– «El doctor Shaban asegura que no ha visto nunca este dossier, con el que hubiera sido posible salvar muchas vidas. ¿Es cierto que no han podido ustedes ayudarlo?

– «Sí, el doctor dice la verdad. Antes de recibir el documento de la Estrella de David Roja no sabíamos cómo ayudarlo. Intentamos pedir ayuda a un importante médico del Hospital Shiba, de Tel Aviv, que durante la guerra de Líbano de 2006 había curado a soldados heridos por fósforo blanco. Pero cuando le preguntamos si estaba dispuesto a hablar con los médicos palestinos ha contestado que no. El documento lo recibimos el 15 de enero, luego necesitamos tres días para traducirlo y divulgarlo, lo que hace que, muy probablemente, no haya llegado a manos de los médicos de Gaza antes del día 18, día de comienzo de la tregua.»

– «Sin embargo, el 10 de febrero el doctor Shaban afirmaba no haber visto en ningún momento el documento israelí…»

– «Inmediatamente tras la tregua hemos enviado a Gaza una misión de médicos que ha discutido los casos de heridas por fósforo con diversos médicos locales, entre los cuales se encontraba Shaban. Es preciso tener presente, sin embargo, que en aquellos días el caos era total. Es posible que Shaban no hubiese leído el correo electrónico… En cualquier caso, las informaciones que se le han transmitido han sido siempre puntuales y fiables, y nosotros estamos convencidos de que hemos hecho todo lo que estaba en nuestra mano.»

– «¿No es acaso una violación de los códigos éticos el hecho de que la Estrella de David Roja y todos los médicos que recibieron el documento no proporcionaran estas informaciones a los colegas palestinos?»

– «Sin duda que sí. Es una clara violación del Convenio de Ginebra, que obliga a cualquier organización médica a prestar todo el socorro posible, sin discriminación, a los heridos de todas las partes. Sin embargo, aparte de los casos de heridas por fósforo, el crimen de denegación de auxilio abarca también al ejército [israelí], que en numerosos momentos de la ofensiva dejó morir a los heridos sin prestarles ayuda. Mire, el fósforo se dispara por medio de la artillería, por lo que nos soldados no ven dónde va a caer, mientras que no es el caso de los cañonazos y los disparos. Repito, los soldados y los medios de socorro del ejército israelí permanecieron impasibles ante decenas de casos de personas que tenían necesidad de ayuda médica urgente. El crimen de guerra consiste en esto, y es incluso más grave que el uso del fósforo en zonas de alta densidad de población civil. En relación con el fósforo, además, hay otra violación: el hecho de que el ejército no admitió hasta el final de la guerra haberlo usado.»

– «En el documento se sostiene que Hamás estaría lanzando municiones de fósforo sobre Israel, sin explicar de donde proceden. Pero es obvio que el fósforo que hoy está en manos de Hamás es el fósforo que Israel ha disparado sobre la Franja…»

– «Sí, pero por paradójica que parezca la acusación que encabeza el documento, no equivale exactamente a una admisión. Sin embargo, las propias fuerzas armadas al final han admitido explícitamente que habían usado esas municiones, pero sólo después del alto el fuego, y en cualquier caso sin admitir haberlas usado en zonas densamente pobladas. Se trata de un hecho que hay que destacar, porque la falta de esta información ha complicado la vida a los médicos de Gaza. Éstos eran conscientes de que se hallaban ante quemaduras insólitas, pero no podían saber que se tratase de fósforo y no de alguna otra misteriosa sustancia. Por otra parte, hay una cierta justificación del médico israelí que se negó a hablar con sus colegas palestinos, y es que no quiso dar consejos entre otras cosas porque no podía verificar en persona que el tipo de arma utilizada era realmente fósforo blanco, y no alguna otra arma experimental encubierta.» 

———————————–

  1. http://it.peacereporter.net/articolo/14474/Munizioni+al+fosforo+minacciano+Israele

Noticia original:
http://it.peacereporter.net/articolo/14496/Mancato+soccorso

S. Seguí pertenece a los colectivos Tlaxcala, Rebelión y Cubadebate.

Esta traducción se puede reproducir libremente a condición de respetar su integridad y mencionar el nombre del autor y el del traductor, y la fuente.

0