El icónico autor y crítico Gore Vidal muere a los 86 años

Fuentes: Democracy Now!

El escritor Gore Vidal murió a la edad de 86 años. Ícono nacional y autor de más de veinte noveles y cinco obras de teatro, Vidal fue uno de los cronistas más conocidos de la historia y la política de Estados Unidos. Dedicó su trabajo a hacer análisis y escribir de las injusticias de la […]

El escritor Gore Vidal murió a la edad de 86 años. Ícono nacional y autor de más de veinte noveles y cinco obras de teatro, Vidal fue uno de los cronistas más conocidos de la historia y la política de Estados Unidos. Dedicó su trabajo a hacer análisis y escribir de las injusticias de la sociedad estadounidense. En una entrevista concedida en 2004 a Democracy Now!, Vidal habló sobre el papel de la democracia en Estados Unidos ya en la Constitución.

Gore Vidal dijo: «La palabra ‘democracia’ no sólo no se menciona en la Constitución, sino que es algo que los padres fundadores odiaban. Esto es algo que en general no se sabe porque no debe saberse, pero es así. Escribí un librito sobre eso titulado «Inventing A Nation» [editado en español como «La invención de una nación»], que Yale publicó el año pasado. Nuestros fundadores les temían a dos cosas. Una era el gobierno del pueblo, que pensaban que sería un desorden. Y le temían a la tiranía, que habíamos padecido con el Rey Jorge III, y por eso querían una república, un lugar seguro para los hombres, hombres blancos con propiedades para hacer negocios. Esto no es lo ideal, pero es mejor que lo que tenemos. Entonces, aquí estamos llevándoles la democracia a los pobres afganos, pero la democracia real, por supuesto, sólo está en las cárceles, en las que nos hemos especializado en todas partes. Algo interesante que salió de todo este desorden es que ahora el mundo sabe cómo tratamos a los estadounidenses en las cárceles estadounidenses. Toda esa conducta, la humillación y la violencia y demás, eso es típico no tanto de las prisiones federales, sino de las prisiones estatales y municipales y los centros de detención. Esta es la nación de la tortura, y los que no estén de acuerdo conmigo, pueden escribir una carta indignada en este mismo momento, si es que en realidad pueden escribir. Siéntense y escriban una carta airada al Comandante en Jefe. Hagan que revise las cárceles».

Amy Goodman: «Bueno, muchas gracias por estar con nosotros, Gore Vidal».

Gore Vidal: «Acabo de empezar [risas]».

Para ver toda la serie de entrevistas realizadas con Gore Vida haz click aquí.

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.