Recomiendo:
0

«El Roto», los judios y una duda

Fuentes: Rebelión

No creo que el ser humano haya cambiado mucho en los últimos 60 años. Pero sí ha cambiado algo: la información. Sí ha cambiado algo en nuestro entorno humano: la globalización y la inmediatez de la información… y de las imágenes.Y esto viene a cuento por la enésima condena de los israelíes a los calificativos […]

No creo que el ser humano haya cambiado mucho en los últimos 60 años. Pero sí ha cambiado algo: la información. Sí ha cambiado algo en nuestro entorno humano: la globalización y la inmediatez de la información… y de las imágenes.

Y esto viene a cuento por la enésima condena de los israelíes a los calificativos que los asimilan con el régimen nazi que asesinó a 6 millones de judíos.

El embajador israelí en España, el brillante e inteligente Victor Harel (tan cierto como que ahora escribo), protesta en El País del 6 de Julio por la publicación de una viñeta de «el Roto» (miércoles 5 de Julio) en la que se ve un tanque israelí y un palestino a su lado que dice: «Anoche soñé que un tanque derribaba las paredes de mi casa, entraba en mi dormitorio y me hablaba del Holocausto. ¡Parecía totalmente real!»

El señor Embajador argumenta básicamente que no tiene nada que ver la situación actual de Gaza con el Holocausto. Efectivamente, no tiene nada que ver. Aunque si sumamos lo actual, con lo de ayer, antes de ayer, lo de hace dos meses, tres, doce… y sumamos 50 años de Israel sobre los palestinos, a lo mejor el resultado es que sí tiene que ver.

Yo tengo una duda desde hace años… desde todos los años que llevo siguiendo esta historia… si no existieran los medios de comunicación actuales… ¿Israel actuaría como lo hace ahora? Porque tengo claro que los sucesivos gobiernos israelíes se han «frenado» (menos mal) en sus sucesivas maniobras de venganzas y ojos por ojos de superioridad militar (¿de raza, de religión?) debido a la «presión» internacional que a su vez es debida a la presión «mediática». Entre comillas.

Si no tuvieramos decenas de cámaras, de periodistas, de radios, de enviados especiales y cooperantes… ¿Gaza sería un campo de exterminio? No quiero aventurarme a decir que sí, pero el hecho de que el ser humano no haya cambiado en los últimos 60 años, ni siquiera en los últimos varios miles de años, no me hacen presuponer una respuesta bella, pacífica, amorosa o, simplemente, negativa.

Porque lo que sí que está claro es que Gaza es un campo de concentración. Donde se castiga y humilla a toda su población (más de un millón y medio de personas).

0