Recomiendo:
0

Los autoridades norteamericanas niegan el visado al presidente del parlamento cubano para asistir a un encuentro en la ONU de presidentes parlamentarios

Fuentes: Rebelión

El gobierno de Estados ha aprovechado la existencia dentro de sus fronteras de la sede de las Naciones Unidas para impedir que el presidente de parlamento cubano, Ricardo Alarcón, pueda atender la invitación oficial de las Naciones Unidas para participar en la II Conferencia de presidentes parlamentarios en la sede de Naciones Unidas. Con esta […]

El gobierno de Estados ha aprovechado la existencia dentro de sus fronteras de la sede de las Naciones Unidas para impedir que el presidente de parlamento cubano, Ricardo Alarcón, pueda atender la invitación oficial de las Naciones Unidas para participar en la II Conferencia de presidentes parlamentarios en la sede de Naciones Unidas.

Con esta negación de visado, Estados Unidos se adscribe la competencia para decidir qué altos cargos de gobiernos del mundo pueden acudir o no a las citas y convocatorias de las Naciones Unidas.

Cuba denunció que la atención de la Asamblea General de la ONU ha sido desviada hacia una supuesta reforma que, lejos de hacerla más democrática, busca someterla más a los intereses de los poderosos, según informó Prensa Latina .

La sesión extraordinaria de la Asamblea General de la ONU de la próxima semana «ha sido desvirtuada por completo. Su propósito original, secuestrado», expresa un discurso del presidente del Parlamento cubano, Ricardo Alarcón, leído por el embajador Orlando Requeijo.

El Embajador cubano explicó que como a Alarcón «se le ha impedido participar junto a sus colegas en esta Conferencia, me ha encargado trasladarle el texto de la declaración que tenía previsto realizar en este foro».

«Las metas solemnemente proclamadas aquí hace cinco años están cada vez más distantes. Los principales objetivos establecidos en la llamada Cumbre del Milenio quedarán como letra muerta. Peor aún, asistimos hoy a una colosal estafa», señala el documento.

En vez de evaluar el cumplimiento de las promesas del año 2000, la atención de la Asamblea General ha sido desviada hacia una supuesta reforma de la ONU, añade.

Esas reformas, subraya, lejos de hacerla más democrática, buscan, someter a Naciones Unidas más aún a los intereses de los poderosos. «De aquellas metas y objetivos casi ni se habla».

«El proceso preparatorio de la Cumbre con su falta de transparencia, plagado de maniobras y presiones, ha puesto de relieve la arrogancia y el desprecio por los demás de quienes se creen amos de la Organización y dan la espalda a los problemas que afectan a la Humanidad», apunta.

El desarrollo de los países del Tercer Mundo es irrenunciable, asevera.

«Aspiramos a un mundo nuevo, de justicia, solidaridad y libertad. O somos capaces de conquistarlo o dejaremos a las futuras generaciones el caos y la muerte. O alcanzamos un mundo mejor o mereceremos la maldición de nuestros nietos», considera.

Alarcón expresa que nada es más urgente hoy que la lucha por la verdad y clama por derrotar a quienes diseminan la mentira, falsifican la realidad y tratan de perpetuar con el engaño «un sistema injusto e irracional que a todos, también a ellos, llevará a la catástrofe».

«Quienes amenazan al mundo entero en nombre de una hipócrita campaña contra el terrorismo protegen en su propio territorio desde hace ya 6 meses a Luis Posada Carriles, terrorista convicto y confeso».

Agrega que también se niegan a extraditarlo a Venezuela, donde debe ser juzgado por la voladura en pleno vuelo de un avión civil.

Compara esta situación con la permanencia en prisión de Cinco cubanos en Estados Unidos, aunque una Corte de Apelaciones de ese país determinó anular el juicio.

«Al mismo tiempo mantienen secuestrados en prisiones de máxima seguridad a Cinco verdaderos luchadores contra el terrorismo, pese a que un Panel de Expertos de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU determinó que su detención era arbitraria e ilegal» y que «la Corte de Apelaciones del Onceno Circuito norteamericano decidió anular la farsa judicial fabricada por el Gobierno de Estados Unidos con el declarado propósito de apoyar a los grupos terroristas que contra Cuba actúan en ese país (Estados Unidos) con total impunidad», puntualiza.

Por su parte, .la propia conferencia de Presidentes de Parlamentos condenó la negativa de visas a la delegación cubana que asistiría a este encuentro inaugurado ayer en esta sede mundial

«Expresamos nuestra indignación por la decisión del Gobierno de Estados Unidos de negar visa a un presidente de Parlamento que había recibido una invitación oficial para participar en esta segunda Conferencia en la sede de Naciones Unidas», dice la declaración.

Adoptado por aclamación, el documento lamenta asimismo la no autorización a tiempo del permiso al jefe del Parlamento de Irán.

«Esta Conferencia está convocada para promover el diálogo, más allá de nuestras diferencias, sin el cual no puede existir verdadera democracia o cooperación internacional», apunta.

Agrega que la convocatoria de este encuentro aparece en una resolución adoptada por consenso en la Asamblea General de Naciones Unidas que expresamente llama al país anfitrión (Estados Unidos) a extender las usuales cortesías a todas las delegaciones parlamentarias.

De acuerdo con los diputados, estas ideas fueron resultado de extensivas consultas entre los estados miembros de la ONU y el Gobierno de Estados Unidos para evitar que se repitiera un incidente similar ocurrido durante la primera Conferencia de Presidentes de Parlamentos en el año 2000.

En esa ocasión, al presidente del Parlamento cubano, Ricardo Alarcón, también se le negó permiso para ingresar al territorio estadounidense.

Deploramos estas decisiones, las cuales, desde nuestro punto de vista, demuestran la falta de respeto hacia los presidentes de Parlamentos, la Unión Parlamentaria y las Naciones Unidas, añade.

Por último, expresa «nuestra solidaridad con los dos presidentes de Parlamentos afectados e invita a la Unión Inter-Parlamentaria y a las Naciones Unidas a tratar este asunto como tema de urgencia con las autoridades de Estados Unidos».

0