Recomiendo:
0

Qassem Soleimani y Siria

Los sirios recuerdan a Soleimani con miedo y odio

Fuentes: The New Arab

Traducido del inglés para Rebelión por Sinfo Fernández


Soleimani (centro) fue un factor clave en el contraataque del régimen de Asad (Getty Images)

A medida que el viernes iban surgiendo las noticias de la muerte del comandante de la Fuerza Quds iraní Qassem Soleimani, zonas de Siria que han sido objeto de asedios de hambre y bombardeos por parte de las milicias de Irán estallaron en una celebración espontánea.

Los activistas sirios distribuyeron dulces y pasteles el viernes en la provincia de Idlib con un mensaje en una bandeja de baklawa que decía: «Felicitaciones a los sirios libres por el asesinato del criminal Qasem Soleimani».

Las condiciones extremas y empobrecidas que enfrentan muchos de los más desamparados de Idlib, sin vivienda, con escasez de alimentos y bombardeos constantes del régimen, se remontan a la brutal campaña de destrucción de las milicias de Soleimani en Alepo oriental y otros enclaves de la oposición.

Fue Soleimani, en lugar de los comandantes sirios, quien dirigió la lucha de las fuerzas del régimen -en su mayoría combatientes de la milicia afgana, iraquí y paquistaní- que han ayudado a Bashar Al-Assad a recuperar las tierras perdidas por los rebeldes desde el comienzo del levantamiento de 2011.

Incluso cuando Rusia y el régimen llegaban a acuerdos con la oposición en Alepo, Ghuta oriental y Daraa para permitir a los civiles y combatientes el paso seguro hacia Idlib a cambio de la rendición, Soleimani quería en ocasiones ir un paso más allá.

«Qasem Soleimani quería matar a todos los que estaban dentro [este de Alepo] y estaba en contra de cualquier acuerdo que nos permitiera sobrevivir», tuiteó la periodista Lina Shami.

«Los iraníes cortaron el camino del primer convoy y tomaron a 800 personas como rehenes para evitar que nos desalojaran».

Un personaje divisivo

Las fuerzas de Soleimani en el extranjero del Cuerpo de Guardias Revolucionarios iraníes (CGRI) forjaron un miniestado en el este de Siria, que controlan hoy de forma efectiva, tras el colapso del grupo del Dáesh.

La muerte de Soleimani será motivo de celebración discreta para algunos en Deir az-Zour, donde sus odiadas milicias aún gobiernan con puño de hierro, dijo Omar Abu Layla, director del observatorio Deirezzor24.

«Soleimani desempeñó un papel destacado en el avance de las fuerzas de Asad, especialmente en el este de Siria durante 2017. Su presencia en Deir az-Zour fue alentadora para las milicias iraníes que luchaban contra el Dáesh», dijo Abu Layla.

«Estamos hablando de una victoria moral para los iraníes [porque] sabían que Asad era un inútil a la hora de liderar batallas [contra el Dáesh]».

Irán ha construido una fuerte presencia militar en la provincia, estratégicamente ubicada, de Deir az-Zour. No solo las bases y los combatientes del CGRI estuvieron en el punto de mira de la fuerza aérea israelí durante el año pasado, sino que también, más recientemente, se han convertido en un objetivo de EE. UU.

«Toda la región está bajo supervisión internacional, por lo que Irán no será tan estúpido como para enviar tropas de Iraq a Siria abiertamente. Tiene métodos secretos para mantener a sus tropas lo más seguras posible», dijo.

Abu Layla agregó que el CGRI continúa fortaleciendo los vínculos de los sectores del transporte y comercio entre Iraq y Siria, lo que al parecer ha proporcionado una fuente incalculable de ingresos al ala militar de élite de Teherán durante las sanciones de Estados Unidos.

Mascarón de proa

Carismático, experimentado y un genio de la organización, la muerte de Soleimani será enormemente desalentadora para los oficiales del CGRI y los combatientes extranjeros acampados en la región del desierto sirio.

«El ataque es un duro golpe para todas las milicias presentes en Deir az-Zour, especialmente para las que luchan bajo la bandera de Irán. Tendrán que reconsiderar el poder de Estados Unidos ahora… veían a Soleimani como alguien a quien no se podía tocar», agregó Abu Layla.

El control efectivo de Teherán sobre unos 150 km de la frontera entre Siria e Iraq y el desierto circundante ha proporcionado al CGRI acceso a zonas ricas en recursos del este de Siria, el control sobre oportunidades comerciales lucrativas con acceso directo a Irán a través de Iraq.

Tallha Abulrazaq, experto en seguridad y antiterrorismo del Instituto de Estrategia y Seguridad de la Universidad de Exeter, declaró a The New Arab que el ataque contra Soleimani le indica a Irán que Estados Unidos está reafirmando su presencia en la región.

«Irán lleva años invirtiendo en conflictos de baja intensidad, apoyando a las milicias en Iraq y Siria. Por letal que sea el ataque sobre Idlib, aún no llega a la devastación causada por el conflicto convencional», dijo, refiriéndose a los recientes bombardeos rusos y del régimen en la provincia de la oposición, que ha matado a cientos de civiles en los últimos seis meses.

«A corto plazo, el asesinato de Soleimani tendrá un impacto limitado en las operaciones de Irán. Aunque hayan eliminado a Soleimani de la cima, se ha nombrado rápidamente a otro general en su lugar… por lo que las operaciones actuales de Irán en Siria que estaban ya planificadas continuarán sobre esa base», dijo Abulrazaq.

Sin embargo, a largo plazo, el asesinato del «cerebro» Soleimani, en gran parte responsable de la reciente expansión de la influencia iraní en Siria e Iraq, afectará seriamente a esas operaciones, dijo.

«El Irán moderno es una potencia imperialista y se ve claramente en la forma en que controla y domina la política, así como las esferas económica, militar y de seguridad, en Iraq», dijo.

«Estados Unidos decidió atacar ahora debido a la crisis de la embajada de Estados Unidos en Bagdad de esta semana», dijo, refiriéndose al ataque de los partidarios de la milicia iraquí contra el complejo diplomático.

«Creo que Irán se sintió cómodo provocando a Estados Unidos y que esperaba poca o ninguna respuesta».

La semana pasada, los ataques con cohetes de las milicias vinculadas a Irán causaron la muerte de un contratista estadounidense en una base militar estadounidense en Iraq, lo que desencadenó ataques de represalia limitados por parte de Estados Unidos contra objetivos de la milicia en Iraq y el este de Siria que Abulrazaq describió como «objetivos periféricos».

Los partidarios y combatientes de la milicia iraquí respondieron atacando la embajada de Estados Unidos en Bagdad, y algunos sospecharon que esta acción respondió a una orden directa del propio Soleimani.

«Probablemente, Irán esperaba una ligera escalada en la situación por parte de Estados Unidos, pero creo que la crisis de la embajada provocó recuerdos en el Pentágono del asedio de la embajada de Teherán en 1979, y Trump temió un momento Benghazi«, agregó.

¿Quién era Qassem Soleimani?

  • Marzo de 1957: Nace en la provincial de Kerman, sureste de Irán.

  • 1978: Organiza protestas contra el Shah cuando estalla la Revolución Iraní.

  • 1980-88: Asciende en el escalafón militar y se convierte en el héroe de la guerra Irán-Iraq por sus campañas transfronterizas en Iraq.

  • 1998: Es nombrado comandante de la Fuerza Quds.

  • 2005: Soleimani extiende la influencia iraní en la política iraquí bajo el liderazgo de los primeros ministros iraquíes Nuri al-Maliki e Ibrahim al-Yafari, en un intento de contrarrestar la influencia estadounidense.

  • 2007: Se acusa a la Fuerza Quds de los bombardeos en Karbala que mataron a cinco soldados estadounidenses.

  • 2011: Envía a grupos de milicias a Siria en apoyo de Bashar al-Asad.

  • 2012: Se rumorea su muerte tras un bombardeo en Damasco que mató a varios altos cargos de Asad.

  • 2014: En la lucha contra el Dáesh, ejerce el control de algunos grupos de la milicia paramilitar chíi iraquí Hash al-Shaabi.

  • 2019: Teherán anuncia que ha desbaratado un complot israelí y árabe para asesinar a Soleimani.

  • 3 enero 2020: Soleimani es asesinado junto a otras seis personas en un ataque perpetrado con un dron en el aeropuerto internacional de Bagdad.

Apoyo al régimen

En Damasco ha habido un torrente de ira y dolor entre algunos partidarios de Asad, con memes y mensajes en las redes sociales que elogian al cerebro de la campaña del régimen sirio contra los rebeldes.

Cuando Teherán envió a Soleimani a Siria, sabían que sería clave para la supervivencia de Bashar Al-Asad.

Con Soleimani y los miles de combatientes de la milicia bajo su mando recuperando territorios de la oposición para Asad, Teherán ha conseguido una gran influencia en Damasco y ha ayudado al CGRI a forjar intereses económicos y políticos en Siria.

«Soleimani ha sido una figura muy divisiva en Siria. Su papel personal y patrocinio de las milicias chiíes en el país alentó una enorme huella sectaria en el curso de la guerra. Hemos visto a cientos de sirios celebrar su muerte», dijo Dareen Khalifa, destacada analista de Siria en el International Crisis Group.

El imperio empresarial del CGRI en Siria, particularmente en los sectores de logística y telecomunicaciones, pone de manifiesto cuán endeudado está el régimen de Asad con Teherán, así como con Moscú.

Con la ayuda de facciones rivales en el régimen, Irán se enfrenta a una competencia de bajo nivel con Rusia por intereses y recursos políticos y económicos, según diversos analistas.

«Estratégicamente hablando, considero que la muerte de Soleimani empoderará a Asad y a los rusos, al menos en un futuro inmediato», dijo Khalifa.

«Las milicias que ha patrocinado personalmente en Siria no irán a ninguna parte a corto plazo. Sin embargo, podría esperarse una reorganización en la cadena de mando que funcionaría a favor de los batallones actualmente bajo supervisión directa, o indirecta, de Rusia».

Aunque nadie puede predecir cómo responderá Irán a la desaparición de Soleimani, los residentes de Idlib temen que puedan convertirse en objetivos en una campaña de venganza por parte de ese país.

Aplastar al último enemigo de Soleimani en Siria sería un curso natural para Irán, lo que provocaría más miles de muertes de civiles. Pero, por ahora, muchos en Idlib se sienten aliviados de que uno de los causantes de su sufrimiento no exista ya.

Paul McLoughlin es editor de noticias en The New Arab.

Twitter: @PaullMcLoughlin

Fuente: https://www.alaraby.co.uk/english/indepth/2020/1/4/syria-weekly-for-syrians-soleimanis-name-sparks-fear-anger

Esta traducción puede reproducirse libremente a condición de respetar su integridad y mencionar al autor, a la traductora y a Rebelión.org como fuente de la misma.

0