Recomiendo:
0

Nuevo héroe contra la degradación del suelo

Fuentes: IPS

Este artículo integra la cobertura de IPS sobre el Día Mundial de Lucha contra la Desertificación, el 17 de junio.

En vez de talar la selva para hacer carbón, estas mujeres chinas usan bambú que vuelve a crecer. Crédito: Cortesía de Inbar.

NUEVA DELHI, 13 jun 2018 (IPS) – Mientras el Gobierno de India se esfuerza por revertir la agravada degradación del suelo, que le costará unos 23 billones de dólares al mundo en los próximos 30 años, aparece un nuevo héroe: el humilde bambú.

El llamado «acero vegetal» es un recurso estratégico que muchos países utilizan para recuperar el suelo y revertir los peligros de la desertificación.

«Las 1.640 especies de bambú tienen un sólido sistema de raíces que las agarran al suelo; son las plantas de crecimiento más rápido, lo que las convierte en las mejores para recuperar tierras cultivables no productivas, controlar la erosión y mantener la estabilidad del suelo», señaló Hans Friederich, director general de la Red Internacional para el Bambú y el Rotén (Inbar, en inglés), dijo a IPS desde la sede de Pekín.

«Nuestros miembros se comprometieron a recuperar cinco millones de hectáreas degradadas con plantaciones de bambú para 2020 en el marco del Desafío de Bonn en 2015. Las promesas políticas ya superaron el compromiso y se acercan a las seis millones de hectáreas», indicó.

«Pero plantadas en la tierra son muchas menos, porque hay que crear los viveros, y plantar vastas extensiones lleva unos años», acotó Friederich, quien antes fuera director para Europa de la Unión para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

La organización no gubernamental Inbar cuenta con 43 países miembros que buscan promover los beneficios ecosistémicos y los valores del bambú y el rotén (mimbre).

El Desafío de Bonn es un esfuerzo global para recuperar 150 millones de hectáreas, tres veces la superficie de España, de tierras deforestadas y degradadas, para 2020, y 350 millones de hectáreas para 2030.