Recomiendo:
0

Solidaridad con la lucha por la Dignidad y la Libertad Siria

Fuentes: Rebelión

Nosotros, los abajo firmantes, en solidaridad con los millones de sirios que han estado luchando por la dignidad y la libertad desde marzo de 2011, hacemos un llamado a los pueblos del mundo para presionar al régimen sirio que ponga fin a su opresión y guerra contra el pueblo sirio. Exigimos que Bashar al-Asad renuncie […]

Nosotros, los abajo firmantes, en solidaridad con los millones de sirios que han estado luchando por la dignidad y la libertad desde marzo de 2011, hacemos un llamado a los pueblos del mundo para presionar al régimen sirio que ponga fin a su opresión y guerra contra el pueblo sirio. Exigimos que Bashar al-Asad renuncie inmediatamente y sin excusas para que Siria pueda comenzar una recuperación rápida hacia un futuro democrático.

Desde marzo de 2011, el régimen de Asad ha ido aumentado su violencia contra el pueblo sirio, el lanzamiento de misiles Scud, el uso de armas prohibidas por la Convención de Ginebra, como las bombas de racimo y munición incendiaria, y el uso de bombardeos aéreos. El régimen ha detenido y torturado a decenas de miles de personas y ha cometido masacres indecibles. Ha rechazado acuerdos políticos que no incluyan a Asad en el poder, y ha polarizado a la sociedad a través de actos de violencia estratégicos, sembrando las semillas de la división. Desde los primeros días de la sublevación el régimen también ha tratado de internacionalizar la crisis con el fin de situarla en un tablero de batallas geopolíticas que sólo lo fortalecen. Manteniéndose fiel a la lógica de un régimen autoritario, Asad no puede aceptar las demandas legítimas de libertad y dignidad del pueblo sirio. Por lo tanto, no hay esperanza para un sistema unificado, libre, e independiente en Siria en tanto que su régimen se mantenga en el poder.

Esta es una revuelta provocada por los niños de Deraa (el pueblo donde la revuelta comenzó) y por las sentadas y manifestaciones de los jóvenes en las ciudades, los campesinos en las zonas rurales, y los desposeídos y marginados de Siria. Son ellos los que se unieron de manera no violenta a través de protestas y canciones, antes de la represión brutal del régimen. Desde entonces, el régimen ha impulsado la militarización de un movimiento no violento en Siria. Como resultado, los jóvenes se levantaron en armas, primero para la auto-defensa pero últimamente esto ha dado lugar a intentos de algunos grupos que luchan contra el régimen de forzar un clima de polarización, y la negación del Otro política, social y culturalmente. Estos actos son en si mismos actos en contra de la revolución por la libertad y la dignidad.

Sin embargo, la revolución por la libertad y dignidad sigue firme. Es por esta razón que nosotros, los abajo firmantes, hacemos un llamamiento a la sociedad civil global y no a los gobiernos ineficaces y manipuladores, para defender las conquistas de los revolucionarios sirios y para difundir nuestra visión: la liberación del yugo del autoritarismo y el apoyo a la revolución siria como parte integral de las luchas por la libertad y la dignidad en la región y en el mundo.

La lucha en Siria es una extensión de la lucha por la libertad tanto a nivel regional como a nivel mundial. No puede separarse de la lucha de la gente de Bahrein, de Egipto, Tunez, Libia, Yemen y otros pueblos que se han rebelado contra la opresión y el autoritarismo, así como contra quienes tratan de usurpar o destruir los levantamientos y desviarlos de sus propias agendas. Esta lucha se conecta con la lucha de los palestinos por la libertad, la dignidad y la igualdad. La revolución en Siria es una parte fundamental de las revoluciones del norte de África, pero es también una extensión de la revuelta zapatista en México, el movimiento de los sin tierra en Brasil, las revueltas europeas y norteamericanas contra la explotación neoliberal, y un eco de los movimientos por la libertad en Irán, Rusia y China.

La revolución siria confronta un mundo al revés, donde estados que supuestamente eran amigos de los árabes, como Rusia, China e Irán han mantenido su apoyo al régimen a pesar de la masacre de personas, mientras que estados que nunca han realmente apoyado la democracia o la independencia, especialmente los EE.UU. y sus aliados del Golfo, han intervenido en apoyo de los revolucionarios. Lo han hecho con un claro y cínico interés propio. De hecho, su intervención a tratado de aplastar y subvertir el levantamiento, mientras que venden ilusiones y mentiras engañosas.

Teniendo en cuenta que las potencias regionales y mundiales han dejado el pueblo sirio solo, les pedimos que presten su apoyo a los sirios que siguen luchando por la justicia, la dignidad y la libertad, y que resisten el sonido ensordecedor de la batalla, así como rechazan la ilusiones vendidas por los enemigos de la libertad.

Como intelectuales, académicos, activistas, artistas, ciudadanos interesados y como movimientos sociales nos solidarizamos con el pueblo sirio para enfatizar la dimensión revolucionaria de su lucha y para evitar las batallas geopolíticas y guerras de poder que tienen lugar en su país. Les pedimos que presten su apoyo a todos los sirios que piden una transición pacífica del poder, una donde todos los sirios pueden tener una voz y decidir su propio destino. También rechazamos todo intento de cualquier grupo de monopolizar el poder e imponer su propia agenda, o para imponer identidades unitarias u homogéneas al pueblo sirio. Les pedimos que apoyen a las personas y organizaciones de base que todavía defienden los ideales de una sociedad Siria libre y democrática.

Frederic Jameson (Duke University, United States)
Tariq Ali (British Pakistani writer, journalist, and filmmaker, United Kingdom/ Pakistan)
Ilan Pappe (University of Exeter, United Kingdom)
Etienne Balibar (Columbia University, United States/ France)
Nigel Gibson (Emerson college, United States/ Britain)
Norman Finkelstein (American researcher and writer, United Sates)
John Holloway (Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, United States/ Mexico)
Vijay Prashad (Trinity College, United States/ India)
Salameh Kaileh (Intellectual, Syria/Palestine)
Bill Ayers (University of Illinois at Chicago, United States)
Bernardine Dohrn (Northwestern University, United States)
Rashid Khalidi (Columbia University, United States/Palestine)
Lieven de Cuater (Philosopher, Belgium)
Jihane Sfeir (l’Université Libre de Bruxelles, Lebanon/ Belgium)
Jean-Pierre Filiu (Institut d’études politiques de Paris, France)
Farouk Mardam Bey (Intellectual, Syria)
Faraj Bayrakdar (Poet, Syria)
Ziad Majed (American University of Paris, Lebanon/ France)
Kamal Bandara (Intellectual, Tunisia)
Francois Burgat (CNRS, France)
Adam Shapiro (Activist, United States)
Razan Ghazzawi, (Activist, Syria)
Yassin el-Haj Saleh (Intellectual, Syria)
Thierry Boissière (Institut français du Proche-Orient, France)
Olivier Le Cour Grandmaison (universitaire, France)
Jens Hanssen (University of Tornoto, Canada/ Germany)
Ghassan Hage (The University of Melbourne, Australia/ Lebanon)
Hani al-Sayed (American University of Cairo, Syria/ Egypt)
Hazem al-Azmeh (Intellectual, Syria)
Sadri Khiari (Intellectual, Tunisia)
Oussama Mohamad (Film maker, Syria/ France)
Jihad Yazigi (Journalist, Syria)
Saad Hajo (Cartoonist, Syria)
Wendy Brown (UC Berkeley, United States)
R. Radhakrishnan (UC Irvine, United States/ India)
Ann Ferguson (Philosopher, United States)
Samir Aita (Le Monde Diplomatique editions arabes, Cercle des Economistes Arabes)
Santiago Alba Rico (Philosopher, Spain)
Asef Bayat (University of Illinois, USA)
Chela Sandoval (University of California, Santa Barbara)

0