Recomiendo:
2

El currículo de una consejera de Biden revela quién es el candidato demócrata

Fuentes: The Intercept -A l'encontre/Correspondencia de Prensa

En la campaña para las elecciones de 2020, el ex vicepresidente Joe Biden está conformando un equipo de política exterior para la que podría ser su futura administración. Entre los miembros propuestos para este equipo está Avril Haines, ex subdirectora de la CIA durante el gobierno de Obama.

Según la información difundida por NBC News la semana pasada, Haines fue seleccionada como asesora política y jefa del equipo de seguridad nacional y política exterior.

Además de su experiencia en materia de seguridad nacional y de su considerable influencia en los grupos de reflexión (think tanks) de Washington, Avril Haines se describía a sí misma como consultora de Palantir, una controvertida empresa de explotación de datos. La página sobre la biografía de Haines en el Instituto Brookings la presentaba como una investigadora no residente y al menos hasta la semana pasada, indicaba sus vínculos con Palantir, una referencia que desapareció repentinamente.

¿Cuál era la actividad de Avril Haines en Palantir? Eso no está claro. Ni el equipo de campaña de Biden ni Palantir o Brookings respondieron a las preguntas de la prensa al respecto. Antes de que la mención de Palantir fuera borrada de su biografía en Brookings, su pertenencia a la empresa de explotación de datos aparecía citada junto con una larga lista de vínculos, una lista que también se redujo considerablemente.

Esa información -y su posterior desaparición- plantea muchas preguntas sobre la campaña de Biden, que se presenta como la antítesis del gobierno derechista de Donald Trump. La firma Palantir fue fundada por un multimillonario de extrema derecha, conocedor del sector de la alta tecnología que apoya a Trump. La empresa se ha visto beneficiada con una serie de contratos oficiales. Por otra parte, Palantir ha sido acusada de ayudar a la administración de Trump en sus programas de detención de migrantes y en su objetivo de imponer un estado de «seguridad» en los Estados Unidos.

«Los sistemas de tecnología de la información desarrollados por Palantir han permitido al gobierno de Trump llevar a cabo deportaciones masivas que han desgarrado y aterrorizado a nuestras comunidades de inmigrantes», dijo Yasmine Taeb, principal asesora política de Demand Progress, una organización que actúa apoyando una amplia gama de causas, desde la defensa de los derechos humanos hasta la lucha por la transparencia en la vida pública.

La biografía de Haines en el sitio de Brookings fue guardada el 9 de mayo por la «Wayback Machine», que archiva sitios web. En ese momento, la página todavía mostraba la pertenencia de Avril Haines a Palantir. Una impresión del caché de Google de la página daba todavía esa información el 20 de junio, el día en que el equipo de campaña de Biden anunció que habían reclutado a Haines como asesora. Pero el 25 de junio, había desaparecido de la memoria del servidor de Google. Se desconoce la fecha exacta de la desaparición del archivo.

*****

Los vínculos entre Palantir y la administración de Trump no son el único problema en el pasado de la empresa. Palantir también fue acusada de intimidar a los periodistas que participaron en la difusión de los documentos revelados por WikiLeaks. La empresa prestó también servicios a la policía, otra actividad que la pone en entredicho en el contexto político actual. Palantir ayudó también a la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) a crear las herramientas necesarias para facilitar el espionaje a escala mundial.

El cofundador de la empresa, Peter Thiel, es un multimillonario financiero adepto del libertarismo que tiene lazos muy estrechos con el Partido Republicano. Es una de las pocas figuras relevantes de la Silicon Valley que apoyó la candidatura de Trump en 2016. Ese año, Peter Thiel tomó la palabra en la Convención nacional republicana y se ha convertido en un generoso contribuyente con las diversas causas reaccionarias en todos los Estados Unidos.

Sin embargo, en 2020, el Daily Beast informó que Thiel se había quejado en privado sobre el manejo de la crisis del coronavirus por parte de Trump y que aún no había aportado ningún apoyo público o financiero para la reelección del presidente. Hasta la fecha, las donaciones políticas de Thiel se han limitado a apoyar a Kris Kobach, candidato a senador por Kansas, aliado de Trump y partidario de la línea dura en materia de inmigración.

*****

En los últimos meses, la campaña de Biden se ha visto beneficiada por la caída de la popularidad nacional de Trump. En todo el país, incluyendo los estados clave para la próxima contienda electoral, las encuestas indican el impresionante aumento de Biden a costa del presidente en ejercicio. A medida que la campaña de Biden despega, la composición de su equipo de campaña y las conexiones de sus miembros nos dicen cómo gobernará una vez en el poder. 

Artículo publicado en The Intercept: https://theintercept.com/

http://alencontre.org/ameriques/

Traducción de Ruben Navarro – Correspondencia de Prensa


2