Recomiendo:
0

Consideran injustificado el uso de los signos de la empresa MC Donald's

Las televisiones censuran la promoción del documental «Super Size Me»

Fuentes: Rebelión/Dvdenlared

Increíble, la Asociación para la Autorregulación de la Comunicación Comercial, que tendría que velar por que en la Televisión no se emitieran anuncios que incitaran a la violencia o la discriminación sexista, que tendría que velar por proteger a la infancia, que tendría que evitar los anuncios de automóviles que incitan a la conducción homicida. […]

Increíble, la Asociación para la Autorregulación de la Comunicación Comercial, que tendría que velar por que en la Televisión no se emitieran anuncios que incitaran a la violencia o la discriminación sexista, que tendría que velar por proteger a la infancia, que tendría que evitar los anuncios de automóviles que incitan a la conducción homicida. Esta asociación ha evitado la emisión de la campaña de televisión de la película Super Size Me, inicialmente prevista en todos los canales en abierto de ámbito nacional y autonómico.

El informe argumenta su recomendación de no emitir el spot acogiéndose al artículo 6 b) de la Ley General de la Publicidad, que dispone que es publicidad desleal la publicidad que haga uso injustificado de la denominación, siglas, marcas o distintivos ajenos.

Según el informe, es «injustificada» la aparición de algunos signos de McDonald’s pese a que la historia que cuenta la película es precisamente la de una persona que se somete a la dieta McDonald’s durante un mes. Todas las imágenes del spot aparecen no sólo en la película sino también en su trailer cinematográfico, confeccionado en Alemania y utilizado en otros países de Europa como Francia, que puede verse en www.portalmix.com/cine/supersizeme. La única vez que, en el spot preparado por Notro Films, se escuchaba la palabra McDonald’s era convenientemente tapada con un pitido.

El informe recomienda que el anunciante Super Size Me obtenga la aprobación previa del spot por parte de McDonald’s. Notro Films no ha considerado necesario hacer dicha gestión.

La decisión de las televisiones de España de no emitir la campaña de Super Size Me no tiene precedentes en otros países del mundo, exceptuando Estados Unidos, donde la cadena MTV, según se publicó, para defender a uno de sus mejores clientes (McDonald’s), reaccionó de entrada de la misma manera, aunque posteriormente rectificó y emitió el spot del distribuidor americano, Samuel Goldwyn.

0