Recomiendo:
0

Aparición de un nuevo espectro marroquí

Fuentes: Rebelión

Tal como lo anunciamos hace pocos días, el Majzén (élite dirigente de Marruecos, agrupada alrededor del rey) acaba de lanzar otra provocadora distracción en pleno desarrollo de las reuniones preparatorias del XV Congreso del Frente Polisario en Tifariti, nuevamente destinada a infundir temor y poner contra las cuerdas al Gobierno español, tratando de impedir que […]

Tal como lo anunciamos hace pocos días, el Majzén (élite dirigente de Marruecos, agrupada alrededor del rey) acaba de lanzar otra provocadora distracción en pleno desarrollo de las reuniones preparatorias del XV Congreso del Frente Polisario en Tifariti, nuevamente destinada a infundir temor y poner contra las cuerdas al Gobierno español, tratando de impedir que asuma su responsabilidad histórica en el proceso de descolonización del Sahara Occidental tal como lo propone la ONU y las autoridades saharauis. Usando una estratagema similar a la desarrollada en julio del año 2002 cuando protagonizó la histriónica ocupación de la Isla de Perejil, el pasado 16 de diciembre el Parlamento marroquí aprobó dos leyes sobre la delimitación de sus fronteras marítimas con España y Mauritania. Y aunque aún no se han dado a conocer oficialmente las coordenadas exactas referidas en dichas leyes, el propio gobierno marroquí ya plantea la posibilidad de una superposición con las aguas territoriales de las Islas Canarias, las mismas que actualmente forman parte del territorio español.

Esta reciente reivindicación limítrofe se enmarca dentro de los recurrentes y tan «oportunos» reclamos de la monarquía alauí en relación a los actuales territorios españoles en el Magreb, todos ellos fruto de su previa ocupación colonial.

Apelando a la Convención de la ONU sobre el Derecho al Mar, estas leyes no sólo propician un potencial conflicto territorial con España sino que, aún más grave, asumen la pertenecía marroquí del Sahara Occidental y sus aguas, buscando imponer una política de hechos consumados frente a la ocupación. De esta forma, pretenden crear un clima inicial de zozobra para forzar posteriormente un espacio de negociación con el estado español en el que su ilegal derecho a decidir sobre el mar saharaui sea considerado de facto como una condición dada.

Además del torpe amedrentamiento, con la sanción de estas leyes el Majzén también busca la posibilidad de apropiación parcial o total de uno de los recursos estratégicos más importantes de la zona, los yacimientos de telurio existentes en el monte submarino denominado Tropic, ubicado a 250 millas al suroeste de Canarias. De acuerdo a las prospecciones realizadas, dichos yacimientos contendrían un 10% de la reserva mundial de este recurso clave utilizado en la industria electrónica moderna.

Seguros del total respaldo previo de Francia y EEUU en el Consejo de Seguridad de la ONU, con esta argucia el régimen alauí persigue como objetivo final la reconfirmación del apoyo por parte de España a su propuesta de autonomía, cerrando así toda posibilidad de exigencia efectiva de un referéndum de autodeterminación como parte de la solución definitiva del conflicto al contar con la anuencia de los principales actores involucrados y la absoluta inoperancia de la ONU para hacer cumplir sus propias resoluciones.

Frente a este desfavorable escenario, durante el XV Congreso del Frente Polisario se tendrá que evaluar la real factibilidad de forzar a Marruecos por diferentes medios para que respete el derecho internacional, involucrando a otros legítimos protagonistas directos del conflicto (la Unión Africana por ejemplo) y diversificando estrategias y frentes de lucha. En tal sentido, sin descartar la reactivación de las hostilidades, será menester reconfigurar radicalmente el frente diplomático e informativo, de modo que posibilite una ruptura contundente del actual bloqueo mediático y del chantaje permanente realizado por el Majzén.

José Antonio Monje es director del Centro de Estudios Estratégicos Magrebíes

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

0