Recomiendo:
1

Egipto se embarca en un nuevo proyecto en el Congo en medio de las fallidas negociaciones sobre la presa del Nilo

Fuentes: Al Monitor [Foto: Un hombre navega en canoa por el río Congo cerca de Makotimpoko, RDC (Foto de ALEXIS HUGUET/AFP vía Getty Images)]
Traducido del inglés para Rebelión por Beatriz Morales Bastos

Los medios congoleños anunciaron que la Autoridad de Ingeniería de las Fuerzas Armadas de Egipto está elaborando un proyecto para hacer navegable el río Congo, mientras que fracasan las negociaciones sobre la Gran Presa del Renacimiento Etíope.

Los medios congoleños anunciaron que la Autoridad de Ingeniería de las Fuerzas Armadas de Egipto está elaborando un proyecto para hacer navegable el río Congo, mientras que fracasan las negociaciones sobre la Gran Presa del Renacimiento Etíope.

El 30 de septiembre la página web congoleña Zoom Eco informó que una delegación de la Autoridad de Ingeniería de las Fuerzas Armadas de Egipto, presidida por el mayor general Mahmoud Shahin, está realizando estudios de viabilidad para un proyecto destinado a hacer navegable el curso bajo del río Congo en una zona comprendida entre Kinshasa, la capital de la República Democrática del Congo (RDC), y la ciudad de Boma.

El 29 de septiembre Zoom Eco tweeteó un vídeo de la delegación en el que Shahin afirmaba que “la Autoridad de Ingeniería de las Fuerzas Armadas de Egipto ha llevado a cabo un reconocimiento aéreo de la zona del proyecto y además se han programado visitas sobre el terreno hasta que haya un estudio positivo y preciso del proyecto del río Congo”.

Este proyecto recordaba a otro que consistía en unir el río Congo con el río Nilo en Egipto y que propuso al gobierno egipcio en 2013 Sarco, una empresa privada especializada en los campos de la inversión y la minería, para compensar la escasez de agua que sufre Egipto y desarrollar los recursos hídricos de este país. El proyecto se basaba en la idea de transferir al año 110.000 millones de metros cúbicos de agua desde la cuenca del río Congo a la del Nilo conectando ambos ríos, lo que duplicaría la cantidad del agua del Nilo que ahora le corresponde a Egipto.

Sin embargo, el 19 de mayo el gobierno egipcio anunció que rechazaba formalmente el proyecto debido a las dificultades y los obstáculos técnicos, de ingeniería y políticos que impiden su ejecución, además de su elevado costo y del hecho de que la vía fluvial propuesta tendría que atravesar algunas zonas poco seguras asoladas por guerras civiles.

Mientras los medios congoleños hablan del actual proyecto de mejorar la navegación por el río Congo, las negociaciones acerca de la Gran Presa del Renacimiento Etíope (GERD, por sus siglas en inglés) entre Egipto, Etiopía y el Sudán bajo los auspicios de la Unión Africana, han fracasado. Tras la última sesión de negociación celebrada el 28 de agosto los equipos negociadores confirmaron que no habían logrado llegar a un acuerdo legal vinculante para llenar y hacer funcionar la GERD.

A Egipto, que ya sufre escasez de agua, le preocupa que la GERD afecte a la cantidad de agua del Nilo que le corresponde, unos 55.500 millones de metros cúbicos. El país situado aguas arriba del Nilo, Etiopía, empezó a construir la presa en 2011 en el Nilo Azul, en una zona situada en la frontera entre Etiopía y Sudán, con un coste estimado de 4.600 millones de dólares y una capacidad máxima de absorción de 74.000 millones de metros cúbicos.

Se cree que la GERD también afectará a la agricultura natural de Sudán al retener los sedimentos y la disminución del nivel del agua afecta a la riqueza pesquera, aunque Etiopía insiste en que es fundamental para su desarrollo económico ya que proporcionará a este país y a algunos países vecinos una gran cantidad de electricidad.

Abbas Sharaky, profesor de geología y recursos hídricos de la Universidad de El Cairo, señaló por teléfono a Al-Monitor que no hay relación entre el proyecto para mejorar la navegación en el río Congo y el proyecto para conectar los ríos Nilo y Congo. Afirmó que realizar este último proyecto no es sino una fantasía debido a todos los obstáculos naturales que impiden llevarlo a cabo, como cordilleras de montañas de 600 kilómetros de ancho y 5.000 metros de altura, además de que el derecho internacional prohíbe transferir el agua de un río a otro. “Egipto aporta al proyecto para mejorar la navegación en el río Congo la experiencia de la Autoridad de Ingeniería y el equipo de perforación que utilizó para excavar el nuevo Canal de Suez. El objetivo del proyecto en apoyar la cooperación entre ambos países y fortalecer la presencia de Egipto en la zona”, añadió Sharaky.

Egipto y la RDC mantienen una buena relación. En el ámbito político comparten el mismo punto de vista respecto a muchas cuestiones regionales e internacionales, la más importante de las cuales es la GERD. La RDC expresó su apoyo a Egipto en las negociaciones sobre la GERD por medio de una carta escrita el 19 de septiembre por el presidente congoleño Felix Tshisekedi destinada al presidente egipcio Abdel Fattah al-Sisi. En el ámbito económico, según el Servicio de Información de Estado (SIS, por sus siglas en inglés) egipcio, las importaciones egipcias desde la RDC aumentaron a 110.62 millones de dólares en 2018, frente a los 2.7 millones de 2017, un aumento de 107.9 millones.

Sharaky señaló que “Egipto se podría beneficiar de este proyecto construyendo presas en el río Congo, que es lo que El Cairo busca actualmente con la presa de Inga. Estas presas permitirán a Egipto explotar las cantidades de agua que fluyen del río para generar energía suficiente para todo el continente africano, mientras que el excedente de agua se puede exportar a Europa”.

Egipto valora la posibilidad de cooperar con la RDC en el proyecto de la presa de Inga Dam en el río Congo, según confirmó el ministro egipcio de Electricidad y Energía Renovable, Mohamed Shaker, durante su reunión del 21 de septiembre con Jean-Claude Kabongo, asesor especial sobre inversiones de Tshisekedi. Según el SIS, era lo acordado en una declaración política de ambos países durante una visita a Egipto realizada en 2016 por el entonces primer ministro congoleño Augustin Matata Ponyo.

Hani Raslan, jefe de la Unidad de Estudios de la Cuenca del Nilo del Centro de Estudios Políticos y Estratégicos Al-Ahram, señaló a Al-Monitor: “Respecto al proyecto de navegación del río Congo, hay algunos obstáculos que impiden utilizar el lecho del río para la navegación, incluidas algunas cascadas. Egipto trata de ayudar a eliminar estos obstáculos para permitir a la RDC utilizar el río como alternativa al transporte por carretera, que es muy caro de desarrollar, mientras que el transporte por río es mucho más barato y ayuda a conectar más lugares”.

Raslan añadió que “con este proyecto Egipto apoyaría a un país africano con el que tiene buenas relaciones además de impulsar su presencia en esta región y mejorar sus relaciones africanas, lo que le permitiría tener una mayor influencia y contribuiría a fortalecer el plan egipcio de centrarse en África”.

Hagar Hosny es una periodista independiente que se graduó en la Universidad de El Cairo en 2013. Ha trabajado como editora de asuntos políticos para Masrawy. Su Twitter: @HagarHosny

Fuente: https://www.al-monitor.com/pulse/originals/2020/10/egypt-congo-river-navigable-project-nile-dam-talks.html

Esta traducción se puede reproducir libremente a condición de respetar su integridad y mencionar a la autora, a la traductora y Rebelión como fuente de la traducción.

1