Recomiendo:
0

Por qué no todos celebran la nueva ley de medios en Sierra Leona

Fuentes: IPS
Los periodistas y activistas de derechos humanos de Sierra Leona llevaban años demandando la derogación de una norma que permitía criminalizar la información considerada difamatoria o sediciosa. Ahora que se logró, críticos de la nueva ley de medios alertan que con ella se podrían cerrar medios y prohibir a los periodistas crear nuevos. Foto: Jeffrey Moyo / IPS

Los periodistas y activistas de derechos humanos de Sierra Leona llevaban años demandando la derogación de una norma que permitía criminalizar la información considerada difamatoria o sediciosa. Ahora que se logró, críticos de la nueva ley de medios alertan que con ella se podrían cerrar medios y prohibir a los periodistas crear nuevos. Foto: Jeffrey Moyo / IPS

FREETOWN, 30 jul 2020 (IPS) – El Parlamento de Sierra Leona revocó la norma sobre difamación, que desde hace 55 penalizaba las informaciones que se consideraban difamatorias o sediciosas, y que utilizaron los sucesivos gobiernos para atacar y encarcelar a los profesionales de la comunicación y silenciar las opiniones disidentes. Pero no todos creen que es lo mejor para la libertad de los medios y de la ciudadanía.

El 23 de julio, en una votación unánime, el unicameral Parlamento de Sierra Leona derogó la Parte V de la Ley de Orden Público (POA) de 1965, que penalizaba la difamación. La reemplazó la nueva Ley de la Comisión de Medios Independientes, conocida como IMC 2020, que también se aprobó por unanimidad.

Pero los críticos dicen que la Ley IMC 2020 le otorga al gobierno de este país de África occidental el poder de cerrar medios de comunicación y prohibir a los periodistas ejercer su profesión.

Sylvia Blyden,  editora del periódico local Awareness Times, dijo a IPS que estaba en contra de que se hayan derogado todas las disposiciones del POA.

La posición de Blyden, una destacada periodista y activista, tiene especial valor porque actualmente enfrenta una demanda del gobierno por difamación mediante noticias falsas y de difamación sediciosa, cargos al amparo de la derogada Parte V del POA.

Pero a su juicio esa parte anulada tenía aspectos de protección para la ciudadanía, que a su juicio debieron mantenerse porque eran positivos. Puntualizó que la mirada se centrado en el uso de la norma para penalizar la práctica del periodismo y la política, pero el delito penal de la difamación iba más allá y ahora queda circunscrito al ámbito civil.

Su anulación «es triste para los ciudadanos pobres que no tienen el dinero para pagar a los abogados a fin de iniciar un litigio civil por difamación, para proteger sus nombres, ya que desde ahora no hay otros elementos punitivos disuasorios” en su defensa, argumentó.

«No estoy hablando de periodistas, estoy hablando de ciudadanos que atacan la reputación de otros ciudadanos. Todavía tenemos nuestras leyes para protegernos contra el ataque físico, pero hemos eliminado las leyes que nos protegen contra el ataque a nuestros buenos nombres. No pensamos demasiado, durante este proceso de derogación «, explicó.

Otros en esta capital de Freetown han señalado que la IMC 2020 solo servirá para «socavar el pluralismo de los medios y eliminar por completo el registro de periódicos como un negocio de “propiedad única” , al mismo tiempo que ahora solo se contempla el registro de empresas dedicadas a la información bajo la Ley de Asociación de 1890 y la Ley de Compañías de 2009».

Lawrence Williams, periodista del Sierra Leone Telegraph, dijo: «Es importante tener en cuenta que muchos periódicos en Sierra Leona están registrados bajo ‘Propiedad Única’ como una de las varias opciones previstas” hasta ahora.

La posibilidad de la eliminación de los medios registrados bajo un solo propietario, argumentó,  podría conducir al cierre de muchas publicaciones independientes.

Eso, dijo Williams,  podría «poner fin al escrutinio mediático de las instituciones gubernamentales y los funcionarios públicos; e inevitablemente terminaría con la rendición de cuentas y la transparencia de la gobernanza en Sierra Leona».

Amin Kef Sesay, quien escribe en el Calabash  Newspaper, dijo que la Ley IMC 2020 permitiría al gobierno «atar las manos de los ciudadanos” para invertir en los medios y asumir la presidencia ejecutiva, la dirección u otros cargos en la cúpula editorial.

Pero el ministro de Información y Comunicación de Sierra Leona, Mohamed Rahman Swaray, dijo a IPS que el POA violaba 12 instrumentos internacionales de derechos humanos, incluida la Declaración Universal de Derechos Humanos, y que el gobierno tenía que cumplir con las normas internacionales que el Estado ha refrendado.

Swaray aseguró que la nueva ley permitiría limitar los cargos de sedición y difamación contra ciudadanos privados, que en el pasado fueron usados por los poderosos para amedrantarlos y en el caso de los periodistas para autocensurarlos.

Agregó que a la IMC 2020 otorga a la Comisión de Medios Independientes, el organismo regulador de los medios de comunicación en el país,  potestades cuasi judiciales y poderes del tribunal superior para escuchar asuntos civiles de sedición y difamación.

Cuando se promulgue la ley, adelantó, la Comisión podrá monitorear y regular los medios, su contenido, asegurar que se pague un salario mínimo de 60 dólares a los profesionales de los medios, y garantizar que solo personal de medios calificado y capacitado sea empleado como editor, director o gerente de estación de televisión o de radio, por ejemplo.

Elementos que, para el ministro van a favor de una mayor dignidad y profesionalización del periodismo.

Swaray también aseguró que la Ley IMC 2020 no pretende que el gobierno ejerza más derechos sobre los medios ni nació con ese fin.

«Discutimos el proyecto de ley con la Asociación de Periodistas de Sierra Leona (SLAJ) y todos estuvieron de acuerdo con el contenido del proyecto que solo después de ese visto bueno fue enviado al parlamento para el debate y aprobación de su texto”, dijo.

Swaray dijo a IPS que el gobierno estaba muy preocupado por mejorar el panorama de los medios en esta nación de algo más de siete millones de habitantes,

A su juicio,  la antigua norma significaba que los cerebros más brillantes y mejores del país se alejaban de la profesión porque podían enfrentar cargos penados con prisión. «Las mujeres también se negaron a practicar la profesión», afirmó.

El ministro confía en que la despenalización de la difamación y la sedición impulsará que más mujeres ejerzan el periodismo. «Ahora se unirán las mejores mentes y mujeres y haremos de los medios y el periodismo una institución profesional, lucrativa y seria en el país», dijo Swaray.

El presidente del Parlamento,  Abass Bundu, consideró con la derogación de la antigua norma y la nueva ley, el Poder Legislativo restauró la dignidad de los medios y espera que ahora se fortalezca el periodismo responsable y profesional.

Hassan Samba Yarjah, miembro de la Comisión de Derechos Humanos en Sierra Leona, dijo a IPS que esa institución ha insistido desde hace 10 años que la Parte V del POA se derogue, en cada Informe anual sobre el estado de los derechos humanos en Sierra Leona.

Como comisionado, planteó que aún no podía calibrar la importancia de contar con la IMC 2020.

Pero sí consideró que ahora tanto los medios de comunicación como la ciudadanía tendrán mayor libertad para expresar sus puntos de vista, expresar su opinión, desafiar al gobierno sobre los problemas que los afectan, de manera constructiva, así como criticar e informar hechos de los poderes del país,  sin temer ser arrestados y calificados de delincuentes.

Dijo que ahora que hay un reimpulso a la democracia en el país, en buena parte por presión de la gente y del activismo social, el periodismo y el desarrollo de los medios debe contar con nuevas estructuras de soporte.

Yarjah se refiere a los aires democráticos que ha traído a este país muy empobrecido pese a sus inmensas riquezas minerales y a sus tierras fértiles la llegada al poder en 2018 de Julius Maada Bio, que puso fin a la mala gestión y la corrupción de los gobiernos precedentes, bajo el dominio del partido Congreso de Todo el Pueblo (APC, en inglés).

«La comisión continuará monitoreando estas libertades y también asegurará que los medios y todos disfruten de esta libertad con mayor responsabilidad», concluyó Yarjah.

Tanto la derogación del POA como la aprobación de la IMC  2020 están ahora a la espera de la firma y promulgación por el presidente Bio, un general de brigada retirado de 56 años, que tras ganar las elecciones con su Partido Popular de Sierra Leona desalojó del poder al APC en abril de 2018.

T: MF

Fuente: http://www.ipsnoticias.net/2020/07/no-todos-celebran-la-nueva-ley-medios-sierra-leona/

0