Recomiendo:
1

China lanza iniciativa global de seguridad de datos

Fuentes: Agencias

China lanzará una iniciativa global de seguridad de datos que pueda servir como estándar en el tema, señaló el consejero de Estado y ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, en el seminario internacional “Aprovechamiento de oportunidades digitales para la cooperación y el desarrollo”, el pasado martes en Beijing.

En su discurso de apertura, Wang indicó que China no ha solicitado a las empresas chinas, ni lo hará, la transferencia de datos en el extranjero en violación de las leyes de otros países.

El proyecto surge en momentos en que los expertos consideran que los crecientes riesgos en seguridad de los datos han puesto en juego la seguridad nacional, los intereses públicos y los derechos personales, y plantean nuevos desafíos para la gobernanza digital mundial.

Wang apuntó que la iniciativa china incluye 8 propuestas. China sugiere que los estados manejen el tema de una manera integral, objetiva y basada en evidencia, así también se opone al TIC (tecnología de la información y las comunicaciones) que utilizan datos para realizar actividades que socavan la seguridad y los intereses nacionales de otros estados.

China también pidió a las naciones que se opongan a la vigilancia masiva contra sus pares y que no soliciten a las firmas nacionales almacenar datos generados y obtenidos en el exterior en su propio territorio.

Los estados deben respetar la soberanía, la jurisdicción y la gobernanza de los datos de otros países, y cualquier acuerdo bilateral de acceso no debe infringir la soberanía judicial y la seguridad de datos de un tercer estado, aclaró Wang.

Los proveedores de TIC no deben instalar puertas traseras en sus productos y servicios para obtener ilegalmente datos de los usuarios, controlar o manipular los sistemas y dispositivos de los mismos, asimismo las empresas TIC no deben buscar intereses ilegítimos aprovechando la dependencia del usuario de sus productos, ni obligarlos a actualizar sus sistemas y dispositivos, añadió.

El portavoz de la Cancillería china, Zhao Lijian, sostuvo en la conferencia de prensa del martes que la iniciativa tiene como fin salvaguardar los datos globales y la seguridad de la cadena de suministro, promover el desarrollo de la economía digital y proporcionar un plan para la formulación de reglas internacionales. Además, constituye también el compromiso de China de velar por la seguridad de los datos a nivel mundial.

Zhao acotó que China pide a todos los gobiernos y empresas apoyar su propuesta y asumir en conjunto la responsabilidad global en la era digital.

Si todos los países, especialmente aquellos que deliberadamente difaman a China y la acusan sin base, pueden comprometerse, esto ayudará a mejorar la confianza mutua y la cooperación en seguridad de datos entre países, dijo.

Según estadísticas, la cantidad de usuarios de internet móvil ha llegado a los 3500 millones en el mundo y la economía digital representa más del 15 % del PIB mundial, mientras que las leyes y regulaciones sobre datos difieren en cada país.

Qin An, director del Instituto de Estrategia Ciberespacial de China con sede en Beijing, declaró el martes que el proyecto chino es de enfoque propio hacia una respuesta global a los problemas de seguridad cibernética.

Se trata de una implementación detallada del compromiso de China en la Segunda Conferencia Mundial de Internet en 2015 de “trabajar con otros países para profundizar la cooperación internacional, defender la ciberseguridad y construir un ciberespacio de paz, seguridad, apertura y cooperación”, añadió Qin.

La iniciativa se adhiere al concepto de paz de China, luego de que esta propusiera los Cinco Principios de Coexistencia Pacífica en la Conferencia de Bandung en 1955 y el mantenimiento de la paz y la seguridad en la Segunda Conferencia Mundial de Internet, precisó.

El seminario del martes contó con la participación de funcionarios chinos y extranjeros, así como de grupos de expertos y representantes de empresas, con debates a puerta cerrada sobre el desarrollo económico digital, seguridad de datos y gobernanza digital global. También se esperan sugerencias acerca del plan.

Wang afirmó que el multilateralismo es el principio rector para que la comunidad internacional aborde de manera efectiva los riesgos y desafíos de la seguridad de datos.

“Es importante establecer un conjunto de reglas internacionales sobre seguridad de datos”, aseveró, y agregó, sin dar un nombre explícito, que “cierto país sigue haciendo acusaciones infundadas contra otros en nombre de una red ‘limpia’ y utiliza la seguridad como pretexto para aprovecharse de las empresas de otros países con una ventaja competitiva. Tales actos flagrantes de intimidación deben ser rechazados”.

La administración del presidente, Donald Trump, ha buscado bloquear a las firmas tecnológicas chinas como Huawei, citando razones de seguridad nacional. A principios de agosto, la Casa Blanca lanzó la campaña “Red limpia” que tiene como objetivo erradicar las aplicaciones chinas y otros productos tecnológicos de la red estadounidense.

Estados Unidos es el ladrón que grita “Atrapa al ladrón” cuando se trata de ciberseguridad, destacó Qin.

Sus imputaciones contra Huawei y otras compañías tecnológicas chinas no están respaldadas por pruebas, y es Estados Unidos quien ha estado llevando a cabo una vigilancia masiva contra empresas chinas, dijo.

Li Haidong, profesor del Instituto de Relaciones Internacionales de la Universidad de Asuntos Exteriores de China, manifestó el martes que la propuesta china no debe interpretarse como dirigida específicamente a Estados Unidos.

“La seguridad de los datos es un tema global, primordial para el desarrollo futuro del mundo. China, como potencia responsable, presenta una iniciativa que apunta a maximizar los intereses de todos los países. Depende de otros tomar sus decisiones “, enfatizó.

Philip Mai, investigador principal y director de Negocios y Comunicaciones en Social Media Lab, en la Universidad de Ryerson, escribió en The Conversation que el plan estadounidense “Red limpia” equivale a la construcción de un nuevo “Muro de Berlín digital”.

1