Recomiendo:
5

Entrevista al periodista Leandro Albani

«EE UU, Francia e Israel han hecho todo lo posible para que los saharauis no tengan su propio Estado»

Fuentes: Rebelión

M.H.: ¿Qué nos podés contar del conflicto Saharaui entre Marruecos y la República de Sahara? 

L.A.: El territorio del Sahara Occidental está ubicado en el norte de África, un territorio que en su momento albergaba a un millón y medio de habitantes aproximadamente, el saharaui es un pueblo árabe berebere, es un territorio muy rico, aunque no sea muy grande. Tiene una costa sobre el océano atlántico de 1.500 km donde hay muchos bancos de peces, es muy rica en la pesca y es un territorio donde se produce fosfato, que se utiliza para la agricultura. También tiene reservas de gas, petróleo, de hierro y la historia del pueblo saharaui tiene que ver con la conquista de África.  

Hoy en día es el único territorio de África que no está descolonizado. España colonizó el Sahara occidental en el siglo XIX y en 1975 decide retirarse y le entrega el territorio a Marruecos y a Mauritania que es la frontera sur del Sahara occidental. Esto por supuesto sin respetar la decisión de los Saharaui que viven y que vivían ahí.  

Lo que hace Marruecos es algo muy similar a lo que ha hecho Israel con Palestina o Turquía con el pueblo kurdo, ocupar militarmente el territorio y comenzar un cambio demográfico importante, trasladar población marroquí adonde había saharauis.  

A Marruecos le costó bastante, porque en esa época había una organización que es el Frente Polisario, organización de izquierda que es la que dirige la lucha del pueblo saharaui que comenzó una guerra contra Marruecos y Mauritania.  

Mauritania en poco tiempo plantó bandera blanca y se retiró de la confrontación. Es una guerra que duró hasta 1991 cuando se firman unos acuerdos de paz a través de la ONU. Lo que sucede es que el territorio saharaui quedó dividido en dos, la parte que hoy ocupa Marruecos es la parte más grande, y la costa que está sobre el Océano Atlántico y el territorio que en esa guerra liberó el Frente Polisario.  

Marruecos para delimitar bien esta ocupación construyó el muro más grande del mundo que tiene 2.700 km de largo para separar a la población saharaui. Hoy esta población vive o en los territorios ocupados por Marruecos, en los territorios liberados del Sahara occidental que son parte de la República Árabe Democrática Saharaui controlados por el Frente Polisario y en los campamentos de refugiados que están al sur de Argelia en la ciudad de Timbú. Y también como sucede siempre en una colonización, hay una cantidad importante de saharauis que están en diásporas en España y en Europa en general.  

En 1991 cuando se firman esos acuerdos de paz, la ONU propone y se llega a un acuerdo en el que desde el momento de la firma tenían que pasar seis meses y la ONU tenía que organizar un referéndum para que el pueblo saharaui decidiera si querían tener un Estado propio e independiente, pero por diferentes razones pasaron 29 años y nunca se hizo ese referéndum. 

La ONU puso mil excusas, es más, tiene una misión hace 29 años en el Sahara occidental que se llama la Minurso, una misión militar similar a la Minustah en Haití. Creo que no es tan sanguinaria como lo fue esta. Pero tenía la orden de organizar este referéndum y verificar que se cumpliera el acuerdo de paz.  

El reino de Marruecos, en todas estas décadas ha desplegado muchísimo dinero y diplomacia para que ese referéndum no se realice. Sobre todo por sus alianzas muy fuertes con EE UU, Francia e Israel que son países que han hecho todo lo posible para que los saharauis no tengan su propio Estado. Todo esto mientras el Frente Polisario como los saharauis que viven en los campamentos de refugiados en el territorio ocupado, han reclamado durante todos estos años de una manera muy pacífica y diplomática que ese referéndum se realice.  

En octubre de este año en la frontera con Mauritania hay un pequeño territorio, una franja que es parte del Sahara liberado por el Polisario y hay un paso fronterizo con Mauritania que se llama Guerguerat y Marruecos hace unos años empezó a utilizar ese paso fronterizo para exportar verduras y frutas a otros países de África y a través de ahí se exporta pescado que luego entra a Marruecos y va a Europa.  

En octubre pobladores saharauis fueron a ese paso fronterizo, lo cerraron y empezaron a demandar que Marruecos no lo utilice más porque es parte del territorio liberado. En noviembre el reino de Marruecos envió fuerzas militares para reprimir y sacar a los saharauis que estaban protestando ahí. El Frente Polisario consideró (y yo creo con razón) que Marruecos estaba violando el alto el fuego y el acuerdo de paz firmado con la ONU y a partir de ese momento se desató la guerra.  

Desde noviembre, cuando el Frente Polisario anunció que retomaba las armas para pelear por su territorio, todos los días el Frente Polisario ha atacado bases militares que Marruecos tiene sobre ese muro de separación. Recordemos que ese muro no solamente mide más de 2.700 km, sino que está infectado de minas antipersonales, se calculan 9 millones que están puestas de los dos lados del muro. Y el Frente Polisario hasta el día de hoy está realizando ataques a las fuerzas marroquíes, que están sobre el muro.  

El Presidente de la República Democrática del Saharaui como todos sus ministros y el gobierno dijeron que hasta que no se liberara todo el territorio Saharaui no se iban a bajar las armas y lo último que sucedió fue que Donald Trump reconoció oficialmente que Marruecos tiene la soberanía sobre ese territorio saharaui al mismo tiempo que anunció el restablecimiento de relaciones entre Marruecos e Israel.  

Esa es la situación general que hoy se vive en el Sahara occidental y con este aval muy grande que le ha dado EE UU a la monarquía marroquí. 

M.H.: ¿Cuál es la perspectiva de este conflicto? 

L.A.: Del lado de los saharauis, el Frente Polisario y la República Democrática del Saharaui todos los días han declarado y declaran que van a seguir con estas acciones armadas hasta que el territorio ocupado por Marruecos vuelva a poder de los saharauis.  

El Frente Polisario venía hace mucho tiempo alertando que podía suceder esto, lo que pasa es que estos temas no se conocen en nuestro país. Sobre todo, en estos últimos tiempos he tenido posibilidad de hablar con diplomáticos saharauis, y ellos cuentan que la juventud saharaui está pidiendo que se vuelva a las armas para recuperar el territorio.  

La única manera de que esto no tenga una escalada mayor es que la ONU de una vez por todas intervenga y se realice el referéndum que hace 29 años están esperando los saharauis. Referéndum aprobado por la ONU y que el propio Consejo de seguridad no hace cumplir.  

Yo no sé hasta cuándo van a seguir estas acciones armadas del Frente Polisario y hay que tener en cuenta que todavía las fuerzas armadas marroquíes no han respondido a estos ataques de una manera que puede ser realmente trágica para los saharauis, pero también para toda la humanidad.  

Marruecos tiene un ejército de 100.000 soldados y una Fuerza aérea. El Frente Polisario no tiene ni aviones ni helicópteros. Tiene artillería, equipamiento anti aéreo, tanques de guerra que han quedado de la época de la Guerra fría y tiene un gran aliado en Argelia, que es uno de los países más importantes de África y con una fuerza militar muy importante.  

Lo que personalmente uno espera es que esto se resuelva por la vía diplomática y a través de la justicia social e internacional que le debemos como mundo al pueblo saharaui. Lo que pasa es que después de 29 años de ver el poder de lobby que tiene Marruecos y que la ONU es una organización que lamentablemente cada día va perdiendo más prestigio, no veo una salida que no tenga que ver con la guerra. Y eso es, sobre todo en este año de pandemia y lo que va a ser el año que viene, realmente muy terrible.  

5