Recomiendo:
6

El viraje a la izquierda de Xi lleva a China hacia un socialismo real

Fuentes: Nikkei Asia

Es casi imposible exagerar el impacto que están produciendo las noticias en Hangzhou, así como en toda China.

El sábado recién pasado, la agencia anti-sobornos de China dijo que el principal funcionario de esa ciudad y secretario del Partido Comunista, Zhou Jiangyong, está siendo investigado por presuntas graves violaciones a las reglas disciplinarias del partido.

Se pensaba que este dirigente, de 53 años, era un «conocedor» de la poderosa facción del presidente Xi Jinping, también conocida como el «Nuevo Ejército de Zhijiang».

Si bien los detalles de las acusaciones contra Zhou todavía no están completamente claros, los expertos y observadores de China han conectado los puntos de la investigación inmediatamente .

Como bien saben mis lectores habituales, la ciudad de Hangzhou y la provincia de Zhejiang son especiales por dos razones.

En primer lugar, Hangzhou es la base política de Xi. Como dirigente de Zhejiang, vivió en esta pintoresca ciudad , conocida por el Lago del Oeste, durante muchos años. Los altos funcionarios actuales de Beijing, Shanghai y Chongqing, fueron subordinados de Xi de su tiempo como líder en Zhejiang; y forman el llamado Nuevo Ejército Zhijiang.

El dirigente investigado, Zhou Jiangyong , había ascendido rápidamente de rango en Zhejiang y era considerado relativamente cercano al círculo íntimo de Xi. Algunos expertos políticos creían que Zhou pronto sería ascendido a gobernador de otra provincia.

En segundo lugar, la provincia de Zhejiang es conocida como el lugar de nacimiento de las empresas privadas del país. La región ha logrado un desarrollo económico auto-sostenible que no depende de empresas estatales o de los burócratas.

El gigante chino del comercio electrónico Alibaba Group tiene su sede en Hangzhou.

Este punto puede darnos una pista de la investigación por corrupción. Zhou está cerca del fundador de Alibaba, Jack Ma Yun. Dado que la economía de Hangzhou depende en gran medida de Alibaba, no es sorprendente que Zhou, el máximo funcionario de la ciudad, estuviera en estrecho contacto con Jack Ma.

El 17 de agosto, cuatro días antes del anuncio de la investigación de Zhou, Xi pronunció un discurso clave que tendrá un impacto significativo en el rumbo futuro de China.

El discurso, en el Comité de Asuntos Financieros y Económicos del Partido, fue la primera aparición pública de Xi después de un receso de verano. Según la tradición política él y otros líderes en ejercicio se reunieron con dirigentes políticos retirados en la «reunión anual de Beidaihe», en un encuentro a puerta cerrada en el balneario de Provincia de Hebei.

En su intervención Xi utilizó el término «prosperidad común» hasta 15 veces. No es difícil imaginar que el líder – que también es el secretario general del partido – recibió la aprobación de la dirigencia actual y veterana para impulsar la nueva política en Beidaihe.

En nombre de la prosperidad común, Xi prometió expandir los ingresos medios, aumentar los ingresos los ingresos bajos y «ajustar los ingresos excesivos», a través del sistema tributario y de la distribución de los ingresos.

Lo más probable es que estas medidas se conviertan en una política básica para el futuro cercano, ya que el gobierno de Xi está pensando en la sexta sesión plenaria del XIX Comité Central que se efectuará este otoño y en el próximo congreso nacional del partido en 2022.

Los indicios que apuntar a los ricos es una decisión va en contra de la política del ex líder Deng Xiaoping que sostenía, «dejar que algunas personas se enriquezcan primero» y señalan un giro a la izquierda para construir una China claramente socialista.

El punto importante es que Zhejiang ha sido designada como el área modelo para lograr esta prosperidad común.

Xi conoce bien Zhejiang y Hangzhou en particular. Es probable que visualice un escenario en el que el pueblo se dé cuenta de que las empresas privadas dominantes ya no tienen poder. Es probable que esto ocurra primero en Hangzhou y luego en todo el país.

Es por eso que se eligió a Zhejiang, hogar de muchas grandes empresas privadas, sobre Beijing, el bastión de las empresas estatales, como el área modelo para la prosperidad común.

Con una nueva política que abiertamente constriñe a los ricos, el gobierno local de Hangzhou no puede tener ninguna connivencia con las grandes empresas.

La investigación de un alto funcionario como Zhou, es probablemente un intento de demostrar la seriedad del regreso al socialismo.

En realidad Zhou, calculó mal la distancia adecuada entre un líder político y las empresas privadas, utilizado información privilegiada para su beneficio. Un periódico de Hong Kong informó que la familia de Zhou había adquirido acciones de Ant Group, el brazo financiero de Alibaba, antes de la oferta pública planificada por la compañía.

Ant Group emitió un comunicado el domingo por la noche, un día después del anuncio de la investigación, negando categóricamente la supuesta compra de acciones de la empresa por parte de la familia Zhou.

Paralelamente a la investigación sobre Zhou, la Comisión Central de Inspección Disciplinaria del partido anunció que ha lanzado una campaña general para erradicar los vínculos inapropiados entre funcionarios del gobierno y las empresas privadas. Unos 25.000 funcionarios estarán sujetos a la investigación.

El anuncio indica que no se dejará piedra sin remover. La investigación cubrirá no solo a los burócratas locales, sino también a sus cónyuges, sus hijos, los cónyuges de sus hijos y los ex burócratas locales que se jubilaron en los últimos tres años.

«Zhejiang es una región que tiene una economía liderada por el sector privado más desarrollada», nos explicó un empresario chino familiarizado con la situación local. “Hay innumerables familias que tienen, digamos, un hermano mayor que trabaja como burócrata y un hermano menor que es ejecutivo de una empresa privada. Si se examinan los vínculos entre el gobierno y las empresas, sin duda surgirán problemas grandes y pequeños, incluidos los que involucran a miembros de las familias de ciertos dirigentes” .

Hace unos cinco años, Xi ya había declarado que era imprescindible un «nuevo tipo de relaciones entre el gobierno y las empresas». Esto significa que “las empresas deben trabajar con honestidad y, los políticos deben mantener su pureza y no aprovechar su poder para beneficio personal”.

Sin duda, será difícil oponerse a estas opiniones. Pero, ¿cómo «ajustará China los ingresos excesivos» mientras mantiene el vigor de su sector privado?

Pero es más fácil decirlo que hacerlo.

Fuente: https://asia.nikkei.com/Editor-s-Picks/China-up-close/Analysis-Xi-s-leftward-shift-to-a-socialist-China-is-for-real

Katsuji Nakazawa, redactor jefe del diario japonés Nikkei

Traducido por: https://observatoriocrisis.com/2021/08/31/el-viraje-a-la-izquierda-de-xi-lleva-a-china-hacia-un-socialismo-real/

6