Recomiendo:
10

Marruecos, España y su trueque con vidas humanas

Fuentes: Público [Foto: Dos inmigrantes escalan las rocas de uno de los espigones fronterizos de Ceuta, donde ayer se batió la cifra récord de llegada de inmigrantes a España en un solo día por vía marítima, contabilizando los 5.000 marroquíes que según la delegación del gobierno en Ceuta han llegado a la ciudad autónoma. EFE/Reduan]

Mohamed VI lo ha vuelto a hacer; ni es la primera vez ni será la última porque el dictador marroquí no es de fiar, ni siquiera con sus propios compatriotas. Más de 5.000 personas han llegado durante el pasado lunes a Ceuta, la mayoría de ellos a nado bordeando los espigones marítimos del Tarajal y Benzú. El detonante de la apertura de fronteras, pese a que Marruecos las mantiene cerradas por la pandemia hasta el 10 de junio, se ha debido a la hospitalización de Brahim Gali, líder del Frente Polisario y presidente de la autoproclamada República Árabe Saharaui Democrática (RASD) en un hospital de Logroño.

El pasado 13 de noviembre Marruecos rompió el alto el fuego suscrito con el Frente Polisario en 1991. Desde entonces se libra una guerra en el Sáhara Occidental ante la cual el Gobierno de España, la Comunidad Internacional y la mayor parte de los medios han mirado para otro lado. A las escaramuzas que están teniendo lugar en el frente hay que sumar el recrudecimiento de la represión del pueblo saharaui en los Territorios Ocupados, en los que la cara más visible es la activista Sultana Khaya, en arresto domiciliario, violada por paramilitares marroquíes, al igual que su hermana; incluso su madre, de 84 años, ha sufrido agresiones físicas.

La pasividad del Gobierno de España, pese a continuar siendo la potencia administradora del Sáhara Occidental según la ONU, resultan tan pasmosa como histórica, pues cuando se trata de Marruecos, al residente en La Moncloa -sea del PSOE o del PP- le importa más un puñado de dirhams que los Derechos Humanos (DDHH). La prueba de ello es cómo la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, continua silenciando la misma guerra, las violaciones de DDHH que organizaciones como Amnistía Internacional están denunciando o, incluso, cuál es el motivo de la entrada de miles de migrantes a nado a Ceuta.

La activista Helena Maleno advertía previamente de la ‘promoción’ de la relajación de la frontera marroquí, cundiendo entre quienes sueñan con una vida mejor el mensaje de que las puertas se abrirían durante 48 horas. Laya hizo caso omiso de ello y ahora le estalla en las narices. La raíz del problema continúa siendo el Sáhara Occidental y el pueblo saharaui, la que fuera llamada la Provincia 53 de España, con quien nuestros gobiernos llevan teniendo un comportamiento indigno desde hace 45 años.

Se mantiene el silencio del Gobierno de España y la Unión Europa (UE), que sigue comprando los caladeros de pesca saharauis a Marruecos por más de 50 millones de euros al año, sin que ni este dinero revierta en sus propietarios legítimos -el pueblo saharaui- ni tampoco, en el mismo pueblo marroquí, como vemos con las personas que se juegan la vida llegando a Ceuta a nado… muchas de ellas devueltas en caliente, evidenciando cuan poco importan los DDHH al Gobierno de España.

Se oyen campanas de un amago por parte de Marruecos de una nueva Marcha Verde, esta vez sobre Ceuta. Dicho de otro modo, una nueva ocupación ilegal, como ya sucedió con el Sáhara Occidental. El hecho de que España lleve casi medio siglo dando legitimidad a la ocupación ilegal del Sáhara es el mejor aval para Marruecos para que invada Ceuta. De nuevo, la inmundicia moral de los diferentes gobiernos que hemos tenido en nuestro país les explota en la cara.

Y ante este silencio, que en la cuestión del Sáhara Occidental tiene algo de contagioso, porque pese a que nos toca mucho más de cerca, buena parte de la población española sabe más del conflicto palestino que de éste, hoy se presenta la I Marcha por la Libertad del Pueblo Saharaui. Diversas columnas de personas, que partirán desde distintos puntos de España y recorrerán el país a pie, entre el 20 de mayo y el 19 de junio, confluirán en Madrid y reclamarán a nuestro gobierno su responsabilidad histórica con el pueblo saharaui. ¿Escuchará ahora España a la sociedad civil, al pueblo saharaui, a las decenas de organizaciones humanitarias que llevan décadas adviertiendo de la sistemática violación del Derecho Internacional por parte de Marruecos? ¿Hasta cuándo asistiremos y consentiremos este macabro trueque de vidas humanas?

Fuente: https://blogs.publico.es/david-bollero/2021/05/18/marruecos-ceuta/

10