Recomiendo:
2

¿Son las Naciones Unidas un agente de mediación neutral y creíble?

Fuentes: ecsaharaui.com

Estos días se ha hablado mucho sobre los informes y resoluciones que publican, Las Naciones Unidas y concretamente su Secretario General y su misión para el Referéndum en el Sahara Occidental (MINURSO).

Desde hace más de diez años, la deriva de estos informes se ha ido inclinando de forma vergonzosa y descarada hacia las posiciones de la parte colonizadora en este conflicto. Su contenido se transformo en sesgado, tendencioso, subordinado y dócil con esa misma parte. Estos informes recuerdan a aquellos informes subvencionados o pagados  que encargan Estados, empresas o multinacionales  a algunas organizaciones para tapar, camuflar o edulcorar una situación determinada que afecta sus intereses, muy distante de cualquier objetividad e imparcialidad.  Pues algo así, es lo que viene haciendo Naciones Unidas en el Sahara Occidental, lejos de ser un organismo internacional imparcial y neutral, que se encarga  de la paz mundial y  la solución de los conflictos,  ejerce de tapón y protector  indisimulado de   los intereses de una de las partes, con el agravante de que esa parte, es la que violenta y se salta la legalidad internacional promulgada por las mismas Naciones Unidas. Partiendo de estos antecedentes podemos afirmar categóricamente que las Naciones Unidas no es un ente fiable como mediador neutral.

El papel que desempeñan Naciones Unidas en el Sahara Occidental, es  surrealista, en lo referente a la literatura de sus documentos y a su condescendencia y entreguismo a la voluntad del régimen Marroquí. Para empezar desde hace unos diez años comenzó a introducir en sus informes y resoluciones palabras y expresiones, parciales, contradictorias entre si y opuestas a las propias leyes de Naciones Unidas. Uno de los ejemplo más reiterativos e ilustrativos de ese lenguaje ambiguo es la expresión; “ una solución política justa, duradera y mutuamente aceptable que prevea el derecho de la libre determinación del pueblo del Sáhara Occidental” esta coletilla que la Naciones Unidas endosan en todos sus documentos, es,  en si misma, una contradicción flagrante de las cartas y principios de las Naciones Unidas. Si una de la partes (Marruecos)  anuncia oficialmente, a través de una comunicación a la ONU  que renuncia a la celebración de un referéndum de Autodeterminación, entonces, ¿de que manera el pueblo Saharaui ejercerá su derecho a la libre determinación?. ¿Hay alguna manera de autodeterminarse sin pasar por la voluntad popular?. Según la declaración sobre la concesión de la independencia a los países y pueblo coloniales, recogida en la resolución 1514, solo la voluntad popular es la que determina la soberanía de un territorio No Autónomo como es el caso que nos ocupa, por lo tanto la renuncia de Marruecos a la celebración del Referéndum, hace inviable la autodeterminación.  Dicha resolución explicita de forma taxativa que “la autodeterminación de los pueblos debe producirse sin condiciones ni reservas, en conformidad con su voluntad y sus deseos libremente expresados”, entonces, ¿por que insisten en reflejar la autodeterminación en sus resoluciones?, O de lo contrario,  ¿por que no se toman medidas con quien no permite el ejercicio de un derecho sagrado en la cartas fundacionales de la ONU, como es la autodeterminación?

En cuanto a “una solución justa, duradera y sobre todo mutuamente aceptable”, el pueblo Saharaui, y así lo ha comunicado oficialmente su legitimo representante el Frente Polisario,  no esta dispuesto a renunciar a ese derecho inalienable y reconocido por las mismas Naciones unidas, entonces como se va a lograr un acuerdo justo y duradero, si una de las parte no puede acceder a un derecho sobradamente reconocido y que es el quid de la cuestión y la otra parte no permite que se lleve a cabo. ¿puede ser justa, duradera y viable una autodeterminación que no sea a través del voto popular y libre? Con total seguridad; NO 

La Naciones Unidas son las primeras en dinamitar sus propias leyes y resoluciones, obedeciendo siempre a intereses particulares de algún miembro y si es influyente como en este caso lo es Francia, entonces la obstrucción y la violación de la legalidad vigente están servidas.

La lectura o el análisis de los informes y resoluciones de las Naciones Unidas relacionados con el Sahara Occidental, en los últimos diez años, provocan rabia, indignación  e impotencia en el pueblo Saharaui. Las argucias, la ocultación y el malabarismo al que recurren quienes los redactan, para no llamar las cosas por su nombre, cuando se trata de los desmanes y tropelías que comete Marruecos, Tal parece, que el objetivo central de estos informes, no es otro, que evitar que Marruecos quede en evidencia y como el principal responsable de la dilatación  y obstaculización de la solución del conflicto. Sería más que necesario que algún organismo independiente averiguara las razones de peso y los responsables directos de este amaño, que salpica al organismo internacional de mayor envergadura. 

La credibilidad  de la ONU ante los ojos del pueblo Saharaui, esta bajo mínimos, su sumisión ante la autocracia  Marroquí, la ha convertido en una verdadera marioneta en  manos del Majzen,  han sido 29 años de entreguismo, servilismo y obediencia  inadmisibles en los anales diplomáticos y las relaciones internacionales.

Las normas básicas de funcionamiento de la MINURSO, son las que dicta el régimen Marroquí, con el consentimiento del Consejo de seguridad, comandado en esta materia por el Estado Frances,  Marruecos se extralimitó desde el minuto 00 en el control y regulación del funcionamiento de la MINURSO, estos son algunos ejemplos de ese sometimiento que hace el Majzen a la misión de las naciones Unidas:

–         Los coches deben circular con matricula marroquí.

–         Los pasaportes deben ir sellados con sellos marroquíes (en Territorio no autónomo)

–         Sus movimientos son limitados, controlados y restringidos.

–         No pueden mantener contacto con la población autóctona.

–         No pueden vigilar ni monitorear las violaciones de los derechos humanos en el Sahara Occidental.

–         Espionaje a las comunicaciones de la MINURSO, como lo constato la misma Naciones Unidas

–         La restricciones y prohibiciones  que sufrieron algunos de los representante especiales e incluso algún Secretario General, para visitar las zonas ocupadas y entrevistarse con los lideres sociales

–         El año 2016 fueron expulsados de las zonas ocupadas 84 miembros de la MINURSO, sin que haya supuesto ninguna condena por parte de la ONU.

–         Las flagrantes, graves y sistemáticas violaciones del alto del fuego cometidas por Marruecos, que quedan siempre en anécdota y sin ningún tipo de sanción ni de llamada de atención;  como la reconstrucción de una parte del muro, la construcción de obras en el territorio, la explotación indiscriminada de los recursos del territorio, las violaciones sistemáticas de los derechos humanos, ataque a nómadas y a su ganado, el desmantelamiento por la fuerza militar del campamento de Gdeim Izik, El impedimento de las visitas de observadores, periodistas y parlamentarios independiente al territorio, la celebración de eventos festivos y propagandísticos, la apertura de consulados de adorno en las zonas ocupadas, o la abertura de la ilegal brecha del Guerguerat .

–         La intromisión e influencia ejercida por Marruecos en la designación de algunos Representantes Especiales y de algunos componentes de la MINURSO.

–         Marruecos es el culpable de la dimisión o cese de la mayoría de los Representantes Especiales

–         La revisión al gusto de Marruecos, que hace Francia de las resolución e informes del Consejo de seguridad y del secretario general de la ONU, quitando palabras y frases incomodas, suavizando otras y  agregando otras de su agrado que en ocasiones llegan a ser ilegales, parciales y no se ajustan a la realidad del conflicto.    

La llegada de Antonio Guterres a las Naciones Unidas, no ha hecho más que empeorar esta política  del despiste y del juego sórdido y siniestro que practican las Naciones Unidas en el Sahara Occidental. La complicidad y  tolerancia con la fuerza ocupante, han alcanzado límites jamás vistos en misiones similares de este organismo. Para que se tenga una idea de esta transigencia, que es la nota dominante de todos los informes y resoluciones, en el último informe publicado hace a penas un mes, citan de pasada, a dos de las violaciones del alto al fuego mas palpables y manifiestas que hayan cometidas las partes;  el anuncio por parte de Marruecos de la construcción de un Puerto pesquero y la apertura de los consulado publicitarios y trapicheados. Estas violaciones las mencionan sin ningún comentario añadido,  ni calificación, ni descripción,  ni llamada de atención. Es más las refieren como si fuesen una aportación positiva a la solución del conflicto.

Así mismo el Sr. Guterres, con respecto a la brecha del Guerguerat y con una desfachatez inusitada de su cargo, y con claras intenciones de proteger los intereses de los esquilmadores de los recursos  del territorio del Sahara Occidental y el trafico internacional de drogas;  ha lanzado varios llamamientos a no obstruir el trafico civil y comercial y a no modificar el estatus quo de la zona de segregación. El Sr.Guterres, con estos anuncios, ha abandonando su función como Secretario General de las Naciones Unidas, al defender una brecha a todas luces ilegal, cuando debería posicionarse con los acuerdos y la legalidad vigente.

El Sr. Guterres debe saber de que el único que obstruye el tráfico civil y comercial es la existencia de un anacrónico muro de 2720 km, que divide a un pueblo por la mitad y separa a familias enteras. Que el único que modifica el estatus quo del sector de segregación es la existencia de la propia brecha ilegal que él defiende. ¿sabe el Sr. Guterres que cuando se firmaron los acuerdos de paz y los acuerdos militares esa brecha ilegal no existía?. Entonces ¿quien es el que modifica el estatus quo?.

Seria bueno que el Sr. Guterres se armara de un poquito de coraje y  denunciara, la existencia de un muro criminal y de una brecha ilegal que sirve para el paso del tráfico internacional de drogas y de recursos robados de un territorio No Autonómo

Pero tanto Marruecos como su padrino Francia, que han convertido a la MINURSO en una franquicia suya, deben saber que la paciencia del pueblo Saharaui tiene un límite y esta sobrepasado,  como ha quedado constatado estos últimos días, en los que la sociedad civil Saharaui se esta movilizando para convertir la ocupación  en desagradable, molesta y fastidiosa para la autocracia feudal marroquí.

Mah Iahdih Nan. Representante Saharaui en misión en América Latina.

Fuente: https://www.ecsaharaui.com/2020/10/son-las-naciones-unidas-un-agente-de.html

2