Recomiendo:
24

Cómo entender las sanciones financieras de Biden

Las sanciones de EEUU a Afganistán y la hipocresía imperialista occidental

Fuentes: Rebelión

El 4 de febrero de este año leía al analista internacional indio, el exdiplomático MK Bhadrakumar, quien advertía que EEUU había levantado las sanciones económicas con las que abatía al pueblo de Afganistán desde hace más de 25 años.

Me sorprendió que semejante talla de noticia no hubiera merecido ningún despliegue en los medios occidentales, máxime cuando la grave crisis humanitaria de Afganistán, acentuada por el rigoroso invierno, tienen en vilo la vida de millones de hombres, mujeres y niños de dicho país. Esa medida era esperada precisamente por muchos gobiernos y organizaciones que tenían temor de que fueran sancionados por reconocer al gobierno talibán o por tramitar ayuda humanitaria para atenuar la hambruna que padece el pueblo afgano.

Para superar la gran crisis heredada por la invasión norteamericana y occidental por 20 años y para estructurar la ayuda humanitaria, se han realizado múltiples reuniones multilaterales. Brevemente:

-Reunión de la Organización de Cooperación de Shanghai, OCS, en Dushanbe, en septiembre de 2021.

-Reuniones en Moscú y Pakistán, con asistencia de Irán, China y otros países asiáticos.

-Reunión de la Organización de Cooperación Islámica, donde Pakistán acogió la sesión extraordinaria del Consejo de Ministros de Relaciones Exteriores de la OCI el 19 de diciembre de 2021, en Islamabad. Los ministros de 57 naciones asistieron a la cumbre de un día, con pronunciamientos unitarios para ayudar a Afganistán, pero con diferencias en cuanto al cómo hacerlo. También participó el ministro de Relaciones Exteriores talibán de Afganistán, Amir Khan Muttaqi, que sorprendió a muchos observadores internacionales.

-Reunión en Oslo del 23-25 ​​ de enero 2022, con representantes de Estados Unidos, Rusia, China y la Unión Europea. Una delegación del gobierno Talibán encabezada por el ministro Amir Khan Muttaqi, se reunió en Oslo con representantes de Noruega, Estados Unidos y otros países occidentales para discutir sobre la situación de Derechos Humanos y la crisis humanitaria.

Las deliberaciones de Oslo -saltaron con garrocha- de manera rauda al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas el 26 de enero, donde funcionarios de la ONU, a instancias de Washington, defendieron enérgicamente el imperativo de “comprometerse con las autoridades de facto” en Kabul. 

Uniendo las declaraciones sueltas pronunciadas por representantes de EEUU en varios escenarios hacían ver con optimismo la posibilidad del levantamiento de las sanciones a Afganistán.

El reconocimiento al gobierno Talibán liberaría tantas trabas que impiden hacer expedita la ayuda internacional, pero lo más importante, es que se rescatarían los fondos de Afganistán de los bancos internacionales en Occidente, para paliar la hambruna generalizada en un país pobrísimo.

Si bien hay una aceptación tácita internacional al gobierno Talibán, aunque no es formal, todo el mundo admite que es el único interlocutor posible por la contundente victoria militar contra EEUU y la OTAN; y por su control del poder territorial y real del país.

Dándole continuidad a la noticia solitaria en Bhadrakumar me propuse buscar en la página web del DEPARTAMENTO DEL TESORO DE LOS ESTADOS UNIDOS para entender el alcance de las medidas y celebrar lo esperado. Pero mi ingenuidad duró poco. Estados Unidos y su actual halcón, el sr Biden, estaba tramando una peor y truculenta jugada, una semana después del tan esperado anuncio.

El contenido del levantamiento de sanciones encontrado es éste, basado en siete preguntas y respuestas, manual de edictos para esclavos. Preguntas 957 a 963, transcribo parcialmente cuatro preguntas y respuestas por ser tan elocuentes:

DEPARTAMENTO DEL TESORO DE LOS ESTADOS UNIDOS*

https://home.treasury.gov/policy-issues/financial-sanctions/faq/added/2022-02-02

Preguntas frecuentes – Agregado recientemente

Principio del formulario

Final del formulario

Sanciones contra el terrorismo

963. ¿Pueden las organizaciones humanitarias enviar dinero en efectivo a Afganistán para utilizarlo en la prestación de asistencia humanitaria? 

Sí, los envíos de dinero en efectivo a Afganistán se pueden autorizar en virtud de las Licencias generales (GL) 14 , GL 18 o GL 19 , siempre que sean normalmente incidentes y necesarios para realizar las actividades autorizadas por las GL…

Sanciones contra el terrorismo

962. ¿Los bancos pueden procesar transacciones relacionadas con actividades autorizadas por las Licencias Generales (GL) 14, 15, 16, 17, 18 y 19? 

Si. Transacciones que normalmente son incidentales y necesarias para dar efecto a las actividades autorizadas en las Licencias Generales (GL) 14 , GL 15 , GL 16 , GL 17 , GL 18 o GL 19 , incluida la compensación, liquidación y transferencias a través de, hacia o de otro modo que involucren instituciones de depósito afganas de propiedad privada y estatal, están autorizadas de conformidad con estas GL…

Publicado el 02/02/2022

Sanciones contra el terrorismo

961. ¿Pueden las organizaciones no gubernamentales (ONG) y las organizaciones internacionales (OI) brindar apoyo a los sistemas de agua municipales?

Si. Apoyo a los sistemas de agua municipales por parte de ONG para proyectos que benefician directamente al pueblo afgano o que alivian el sufrimiento humano que de otro modo estaría prohibido en virtud de las Regulaciones de sanciones contra el terrorismo global, 31 CFR parte 594 (GTSR), las Regulaciones de sanciones contra organizaciones terroristas extranjeras, 31 CFR parte 597 (FTOSR), o la Orden Ejecutiva (EO) 13224, enmendada, debido a que las transacciones con los talibanes y/o la Red Haqqani estarían cubiertas por Licencias Generales (GL) 14 y 19 . GL 18 autoriza todas las transacciones y actividades con los talibanes y/o la Red Haqqani que de otro modo estarían prohibidas en virtud de la GTSR o la FTOSR y que sean para la realización de los asuntos oficiales de ciertos IO. Por lo tanto, si el apoyo a los sistemas de agua municipales es parte del negocio oficial de estos IO, entonces no estaría prohibido. 

Por ejemplo, esto podría incluir brindar apoyo técnico a un proyecto relacionado con agua potable limpia o realizar mejoras en los sistemas de agua en beneficio del pueblo afgano…

Publicado el 02/02/2022

Sanciones contra el terrorismo

960. ¿Pueden las organizaciones no gubernamentales (ONG) y las organizaciones internacionales (OI) realizar pagos de apoyo salarial o estipendios directamente a los maestros y trabajadores de la salud afganos?

Si. Incluso en la medida en que hacerlo implicaría realizar transacciones con los talibanes y/o la Red Haqqani, las ONG pueden realizar pagos de apoyo salarial o estipendios directamente a los trabajadores de la salud, como médicos en hospitales públicos o trabajadores de la salud en clínicas comunitarias, bajo Licencia General (GL) 14 y GL 19 . Del mismo modo, incluso en la medida en que hacerlo implicaría realizar transacciones con los talibanes y/o la Red Haqqani, las ONG pueden realizar dicho apoyo salarial o pagos de estipendios directamente a los docentes, incluidos los docentes de las escuelas públicas y privadas afganas, en virtud de GL 19. En virtud de GL 18 , ciertos IO pueden proporcionar tales pagos de apoyo salarial directamente a los trabajadores de la salud y los maestros.

Publicado el 02/02/2022

*La traducción y los resaltados son míos.

La red Haqqani es considerada por la CIA una organización terrorista y el actual ministro del Interior del Gobierno «interino» del Emirato Islámico de Afganistán es Sirajuddin Haqqani, por lo cual es muy interesante que sea tratado como diferente al Talibán ya que fue merecedor de un “Se busca” y se levanten las sanciones a lo que llaman Red Haqqani.

¿Y por qué nunca se sanciona a EEUU con tantas arbitrariedades y crímenes que ha cometido contra la humanidad? Porque es el hegemón actual e impone un relativo orden internacional muy cuestionado y se encuentra débil y en decadencia.

La inteligencia de EEUU en declive, no descansa

Las reservas brutas del Banco Central de Afganistán se situaban en 2021 en USD9.400 millones, según el FMI. Esa suma está depositada en bancos de Suiza, Alemania, Emiratos Árabes Unidos y Estados Unidos, país donde está la mayor parte del dinero, USD7.400 millones de dólares; pero a la vez, está “secuestrado” por el gobierno Biden y sus criminales sanciones financieras.

La semana siguiente al levantamiento de las sanciones, el 11 de febrero, Biden firmó una orden ejecutiva con la cual se apropia de USD 3.5 mil millones de estos activos congelados, para compensar a las víctimas de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001. Hace años, los familiares de las víctimas del WTC ganaron fallos en contra de Al-Qaeda y los Talibán en un caso conocido como Havlish & bin Laden, et al… pero nunca las hicieron efectivas contra Arabia Saudí, de donde supuestamente, son todos los terroristas que murieron en el atentado a las Torres Gemelas.

La orden ejecutiva de Biden pretende despojar al patrimonio afgano para congraciarse con los familiares de las víctimas y ganar imagen hacia las elecciones de noviembre, donde puntea por lo bajo.

Analicemos la farsa de Biden en tres niveles:

1-EEUU no tiene prueba alguna contra los Talibán para ser legalmente considerados responsables de los ataques de 2001. En un audio emitido por Al-Jazeera en 2007, Osama bin Laden, líder de Al-Qaeda, se atribuyó la responsabilidad exclusiva del ataque y dijo que los Talibán, el pueblo afgano y su gobierno, no tenían conocimiento de los planes. Un funcionario antiterrorista de la CIA confirmó que la voz pertenecía a bin Laden. A la luz de esto, no está claro cómo Estados Unidos puede atracar nuevamente al pueblo afgano.

2-Si Estados Unidos no reconoce a los Talibán como el gobierno legítimo de Afganistán, por qué los fondos pertenecientes al Banco Central Afgano puede considerarlos pertenecientes a los Talibán y pretende utilizarlos para pagar indemnizaciones. ¿Será que ahora reconocerá al gobierno Talibán para legitimar su timo?

3-Con esta orden ejecutiva, Estados Unidos envía la señal de que está dispuesto a quedarse con el dinero afgano como un chantaje contra los Talibán. Esta orden consigue amenazar con matar de hambre a miles de afganos lo cual no es solo inmoral sino un crimen de lesa humanidad, el más recurrente en el accionar del imperialismo americano.

Hasta el títere de Estados Unidos, el expresidente afgano durante la invasión, Hamid Karzai, describió la medida de Biden como una “atrocidad contra los afganos”, y le pidió al presidente estadounidense que invalidara la orden ejecutiva.

Las sanciones financieras como arma de guerra

El colofón de esta historia ignorada e invisibilizada por los medios occidentales como fue el levantamiento de las sanciones a los Talibán, siempre está acompañada de una nueva agresión; pues el robo y la mentira son el arma predilecta para nuevas guerras. Si Biden se propone utilizar el dinero afgano para sus fines electorales es una condena a muerte para miles de afganos. Los países del mundo quedan alertados sobre el significado de entregar las reservas internacionales a los buitres financieros. El oro de Venezuela esta en manos de la banca inglesa y se niega a entregarlo alegando las sanciones norteamericanas al régimen de Nicolás Maduro.

Es que las sanciones financieras son, parodiando a Clawsewitz, la continuación de la guerra por este medio. No está de más recordar a los países que han resistido o derrotado las agresiones de Estados Unidos como Corea del Norte, Cuba, Irán, Afganistán, Irak, Venezuela, Líbano, Libia, Somalia, Sudán del Sur y Darfur, Siria, Yemen y Rusia para nombrar lo más destacado. Han sido automáticamente bombardeados con sanciones financieras, lo que significa que son los pueblos en primer lugar, las primeras víctimas de esta otra forma de guerra.

Debido a las medidas de EEUU-OTAN desde su invasión, los afganos se volvieron más miserables. Ahora habrá más muertos a causa de una orden ejecutiva sobre un atentado, en el que no estuvo involucrado ni un solo ciudadano afgano, y Occidente en su infinita cobardía, ríe y calla. Pero los muertos afganos señalaran como culpable, al trapo sucio de la “democracia” norteamericana.

Carlos García Tobón. Analista internacional con énfasis en China, Asia Central y la Ruta de la Seda histórica y actual. Arquitecto y Urbanista de la Universidad Nacional de Colombia.