Recomiendo:
2

Senadores estadounidenses piden sanciones a proyectos petrolíferos y de gas natural en Myanmar

Fuentes: The Irrawaddy
Traducido para Rebelión por Cristina Alonso

Tras el golpe de Estado del 1 de febrero y los continuos abusos de derechos humanos de la junta militar contra la ciudadanía de Myanmar, un grupo de senadores estadounidenses ha instado a la administración Biden a imponer sanciones a la empresa estatal de petróleo y gas, la mayor fuente de ingresos extranjeros del régimen militar.

El martes, un grupo bipartidista de 6 senadores estadounidenses compuesto, entre otros, por Jeff Merkley y Marco Rubio, envió una carta en la que pedía a Washington que se dirigiera o congelara todos los ingresos en divisas y las reservas de divisas mantenidas en cuentas estatales fuera de Myanmar. El grupo de senadores apuntó que el primer paso de la administración debería ser la imposición de sanciones a la empresa de propiedad estatal Myanmar Oil and Gas Enterprise o MOGE, actualmente bajo control de la junta militar birmana.

Los ingresos de las empresas conjuntas de gas natural en las que participan compañías como la francesa TOTAL, la estadounidense Chevron, la surcoreana POSCO, la tailandesa PTT, la malaya Petronas y la china CNPC son actualmente la fuente más importante de ingresos en divisas para Myanmar. Los ingresos del petróleo y el gas le reportan a Myanmar 1.500 millones de dólares anuales, de los cuales alrededor del 80% proceden del sector del gas natural en alta mar, según las cifras del ejercicio fiscal 2019-2020. MOGE obtiene ingresos a través de sus empresas conjuntas y acuerdos de reparto de ingresos con empresas internacionales, incluida Chevron.

El grupo de senadores estadounidenses afirmó que la historia demuestra que, cuando la junta militar anterior estuvo en el poder en la década de 1990, “los ingresos del gas procedentes de TOTAL y Chevron les ayudaron a resistir las sanciones internacionales cuando sus reservas

[financieras]

disminuían”.

“Esta vez, creemos que hay que impedir por completo que el Tatmadaw [el ejército de Myanmar] acceda a un flujo constante de recursos internacionales,” dijo el grupo de senadores.

El gigante estadounidense Chevron mantiene una larga colaboración con MOGE. Las dos empresas son inversoras conjuntas en el proyecto de gas en alta mar Yadana, situado frente a la costa suroeste de Myanmar, representando el 42% de toda la producción de gas y petróleo de los proyectos en alta mar de Myanmar. Chevron pagó unos 50 millones de dólares a Myanmar entre 2014 y 2018, según el informe de la Iniciativa para la Transparencia de las Industrias Extractivas de Myanmar (MEITI).

La empresa francesa TOTAL informó que pagó 257 millones de dólares en impuestos y otros pagos a Myanmar en 2019.

El proyecto de gas Yetagun, de Petronas, pagó 208 millones de dólares al gobierno birmano en 2018, mientras que el proyecto Shwe, administrado por la empresa sudcoreana POSCO, pagó 194 millones de dólares, según MEITI.

El proyecto de gas Zawtika, gestionado por la tailandesa PTT, pagó 41 millones de dólares en 2018. El gobierno también cobró, en el año 2018, otros 300 millones de dólares de las tasas que pagan las empresas por utilizar los gasoductos de exportación.

El grupo de senadores estadounidenses dijo que, en lugar de pagar a la MOGE, “proponemos que las empresas conjuntas en las que participan las multinacionales del petróleo y el gas realicen sus ingresos en una cuenta fiduciaria o protegida, que se mantendrá hasta que Myanmar tenga un gobierno legítimo y electo democráticamente, o que se utilizará para fines humanitarios.”

Además de cortar los ingresos del MOGE, el grupo de senadores también sugirió que el Departamento del Tesoro de los EE.UU maximice y concentre su capacidad de investigación para identificar y bloquear cualquier flujo de recursos hacia el ejército de Myanmar y su red de compinches, minimizando al mismo tiempo los daños involuntarios a la población.

Un informe del New York Times ha revelado que Chevron ha estado presionando al Departamento de Estado y a principales oficinas del Congreso contra las sanciones, advirtiendo que éstas podrían alterar sus iniciativas conjuntas en Myanmar. Chevron advirtió que las sanciones pondrían en peligro la viabilidad a largo plazo del yacimiento de gas de Myanmar y que empeorarían la crisis humanitaria de las personas que dependen de la empresa conjunta para obtener energía.

Desde el golpe de estado en Myanmar, grupos de derechos humanos han presionado de forma reiterada a las empresas extranjeras de petróleo y gas para que corten sus vínculos con los militares de Myanmar, alegando que sus ingresos permitirían al régimen continuar con sus graves abusos de los derechos de las personas en el país. Hasta el martes, el régimen militar había asesinado al menos a 755 civiles y arrestado a 3.448 personas, de acuerdo con la Asociación de Asistencia a los Presos Políticos (AAPP).

La organización Earth Rights International ha manifestado su satisfacción por los esfuerzos bipartidistas del Senado para imponer sanciones a MOGE. Su director ejecutivo, Ka Hsaw Wa, afirmó que, “los ingresos procedentes del petróleo y el gas mantienen vivo a este régimen asesino, que sigue matando a su propio pueblo”.

“Esa fuente de dinero tiene que interrumpirse ahora. Nos alegra ver el apoyo bipartidista a esta acción e instamos al Departamento de Estado y al Departamento del Tesoro de los EE.UU a que actúen inmediatamente para imponer sanciones a MOGE,” dijo Ka Hsaw Wa.

A finales de marzo, legisladores electos del gobierno derrocado de la Liga Nacional para la Democracia (NLD) enviaron un último aviso, en el que pedían a las empresas principales de petróleo y gas de propiedad extranjera operando en Myanmar que suspendieran sus vínculos comerciales con el régimen militar.

U Tin Tun Naing, Ministro en funciones para la Planificación, Finanzas e Industria, del Comité Representando Pyidaungsu Hluttaw o CRPH, comentó en la declaración que si las empresas seguían efectuando los pagos se socavarían enormemente los esfuerzos de la ciudadanía de Myanmar por devolver la democracia al país, mientras que el régimen militar podrá utilizar esos recursos para continuar con sus violaciones de los derechos humanos.

Fuente original en inglés: https://www.irrawaddy.com/news/burma/us-senators-call-for-sanctions-on-myanmar-oil-and-gas-enterprise.html

2