Recomiendo:
0

Derechos indígenas y conflicto zapatista, pendientes de Fox

Auge del movimiento indígena en México

Fuentes: La voz del barrio

Los grupos indígenas han vivido cerca de 500 años soportando la exclusión, la pobreza, la explotación y la marginación por parte de las distintas élites de poder que han gobernado nuestro país desde la conquista, la época colonial (Nueva España), pasando por la etapa independiente, la reforma, la revolución hasta llegar a nuestros días. A […]

Los grupos indígenas han vivido cerca de 500 años soportando la exclusión, la pobreza, la explotación y la marginación por parte de las distintas élites de poder que han gobernado nuestro país desde la conquista, la época colonial (Nueva España), pasando por la etapa independiente, la reforma, la revolución hasta llegar a nuestros días. A pesar de ser una minoría no tan minoritaria, pues se estiman que existen más de 10 millones de indígenas que hablan alrededor de 63 lenguas, este sector social ha sufrido los estragos del capitalismo neoliberal y ha sido excluido por el régimen democrático representativo.

Ante tal situación el problema del respeto a los derechos y cultura indígena, su autonomía, sus formas de representación y organización política y su relación con el Estado y los partidos políticos constituyen un nuevo, importante e imprescindible tema de análisis para los especialistas de las ciencias sociales que debe ser abordado de manera profesional para obtener un adecuado diagnóstico que nos permita ir preparando el terreno que nos lleve a posibles salidas y soluciones, pues a la fecha constituye uno de los más grandes problemas que no pudo resolver el presidente Fox, a pesar de sus promesas de campaña.

En ese tenor resulta de vital importancia la lectura de un libro de reciente aparición de la investigadora del Centro de Estudios Políticos de la FCPyS de la UNAM Martha Singer titulado Movimiento Indígena en México: representación, poderes y políticas en el cual se aborda, con estricto rigor científico, «[…] de qué manera ha operado la esfera de representación política frente a la demanda de reconocimiento constitucional de los derechos indígenas, enarbolada por el movimiento indígena, a raíz del levantamiento del EZLN, el 1 de enero de 1994.» (Singer, p.7)

Publicado por ediciones GERNIKA el libro tiene la virtud de hacer un balance del movimiento indígena de los últimos doce años que inicia con el levantamiento zapatista y tiene su punto de inflexión en el debate sobre el proceso legislativo en el que el Congreso de la Unión aprobó la Ley en Materia de Derechos y Cultura Indígena en abril de 2001, ley que ha sido duramente cuestionada por sus destinatarios y que fue rechazada desde su elaboración por la gran caravana zapatista (Marcha del color de la tierra) del mismo año.

A lo largo de sus 190 páginas el lector encontrará afirmaciones categóricas como las siguientes: «Entre los retos que plantea la construcción de una nueva gobernabilidad democrática en México, la institucionalización del respeto y reconocimiento a la identidad y la no exclusión de los indígenas parece venir ocupando un lugar central. Sin duda, la lucha por sus derechos plenos, la igualdad social y el reconocimiento político diferenciado, como sujeto político, cobra fuerza con la acción desplegada en torno al levantamiento que emerge el 1 de enero de 1994». (p. 8)

Más adelante agrega la maestra Singer «»Si la gobernabilidad democrática expresa la posibilidad de procesar intereses para aplicar institucionalmente decisiones políticas, sin violentar el marco del derecho, en un contexto de legitimidad democrática, la vigencia del conflicto indígena y la incapacidad del gobierno del Presidente Fox para gestionar su solución, pudieran poner en entredicho la eficacia que las políticas públicas correspondientes llegaran a alcanzar, al seguir omitiendo la participación de sus principales destinatarios en su diseño». (p.9)

Por ello la importancia del libro consiste en que intenta identificar cómo los movimientos indígenas logran incluir en la agenda política del Estado y de los partidos políticos el problema de la representación política de las minorías en un contexto en el que adquieren cada vez más importancia en la conformación del poder político.

Consta de 3 capítulos, en el primero «Movimientos sociales y representación política democrática» la profesora Singer aborda éstos dos términos que parecieran ser excluyentes, «El primero refiere a condiciones de debilidad del contexto institucional para la participación política, mientras que el segundo, por el contrario, expresa las condiciones y cualidades bajo las cuales la sociedad participa en la construcción del interés general». (p. 11) En ese mismo capítulo se hace un breve balance del cambio que ha tenido la representación política desde la reforma política de 1976-77 y concluye con un apartado sobre la representación de las minorías donde se incluye a los grupos indígenas.

En el segundo capítulo «Cambio en la estructura de oportunidades» Martha Singer explora el tema del movimiento indígena dando mayor peso al encabezado por el EZLN recordando en voz del propio Subcomandante Marcos que «El zapatismo no ‘inventó’ la lucha indígena pero le dio una dimensión nacional, estimuló su crecimiento, unificó a muchas de sus corrientes, ayudó a sistematizar sus experiencias y planteamientos, arrancó al estado el compromiso de hacer reformas constitucionales profundas, modificó los términos de la relación con el resto de la sociedad no india y le facilitó la construcción de una plataforma organizativa relativamente estable». (p.36)

Ese mismo capítulo concluye con una reflexión de los avances y retrocesos de la alternancia en la presidencia que demagógicamente el presidente ha denominado «cambio». «Tras el arribo de V. Fox a la presidencia de la República se abrió una nueva oportunidad para caminar hacia el reconocimiento constitucional de los derechos indígenas» afirma la destacada investigadora, sin embargo eso es una cuestión que como sabemos aún sigue incumplida.

En el último capítulo, que por cierto es el más importante, Singer elabora «[…] en forma cronológica el proceso de elaboración del nuevo marco legal, bajo el cual se buscó dar salida a la demanda de reconocimiento de los derechos indígenas, encauzada a través de la acción del movimiento indígena». (p.57) en dicha cronología se resalta la dialéctica proceso legal (constitucional-movilización y destaca el gran debate y polémica nacional en torno a los derechos indígenas que enfrentó a la clase política y a la sociedad organizada y que culminó con la presencia de la delegación zapatista en la Cámara de Diputados y la consecuente traición a los pueblos indígenas.

En 1994 el Ejército Zapatista de Liberación Nacional convocó a la sociedad a votar a favor del ingeniero Cárdenas, pensando en que representaba una verdadera opción de izquierda y que esa vez no le robarían el triunfo mediante el fraude, todos conocemos lo que pasó, perdió el PRD y desde entonces se recrudeció la traición perredista, el partido del sol azteca sólo apoyó al zapatismo a su conveniencia, en el año 2000, previo a las elecciones federales, el EZLN llamó a los grupos de izquierda a no votar afirmando que esa aún no era su hora, ante tal situación y teniendo ya en puerta las elecciones de 2006 podemos lanzar la pregunta:

¿Podrá ser «la otra campaña» el inicio de la hora de los pueblos indígenas y demás sectores populares para conseguir no sólo el respeto a los derechos y cultura indígena sino empezar a delinear un verdadero proyecto alternativo de nación? La respuesta está en el aire, sin embargo, el problema indígena seguirá siendo una asignatura pendiente no sólo del presidente Fox sino de toda la sociedad mexicana.

Así el análisis y la aportación de la maestra Martha Singer vienen a ocupar un espacio imprescindible para el mejor conocimiento del tema pues aporta elementos que nos permiten entender y prever cuál será la dinámica del movimiento indígena de los próximos años, dejándonos claro que sin duda será un actor importante a considerar, pues finalmente constituye un elemento trascendental no sólo en el momento de la formación del poder político y la constitución del nuevo gobierno sino, sobre todo, para la legitimación del mismo.

El libro incluye además tres anexos en los cuales se reproducen documentos importantes del Congreso de la Unión (LVIII legislatura) en torno a la aprobación de la Ley en Materia de Derechos y Cultura Indígena lo que lo hace aún más importantes y lo convierte en un documento que complementa la aún insuficiente historiografía del movimiento indígena en México, así que bienvenido sea el libro de la profesora Martha Singer. [email protected]

* Politólogo, editor de la revista La voz del barrio

0