Recomiendo:
0

Crítica del presidente ecuatoriano Rafael Correa a organismos económicos internacionales

«Bienvenida la inversión extranjera que trate bien a los trabajadores y que pague impuestos, si no que les vaya bonito no más»

Fuentes: Telesur

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, advirtió este sábado que su gobierno se alejará del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Corporación Andina de Fomento (CAF) en caso de que no respondan a los intereses nacionales. Asimismo, reiteró la negativa de su gobierno a pedir préstamos o créditos al Fondo Monetario Internacional (FMI) y […]

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, advirtió este sábado que su gobierno se alejará del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Corporación Andina de Fomento (CAF) en caso de que no respondan a los intereses nacionales.

Asimismo, reiteró la negativa de su gobierno a pedir préstamos o créditos al Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM), que impusieron sus recetas privatizadoras en esta nación.

«La política del gobierno es trabajar con la CAF y el BID (Banco Interamericano de Desarrollo) y ya ni verlos a estos burócratas del Fondo Monetario y Banco Mundial, que tanto daño nos han hecho», dijo añadiendo que «si el BID y la CAF no responden a los intereses del país, tampoco trabajaríamos con ellos».

En abril pasado Correa dio por terminada la relación con el FMI, pagando una deuda pendiente de 11,4 millones de dólares.

Casi de manera simultánea, expulsó al representante del BM en Quito acusándolo de haber intentado chantajearlo cuando era ministro de Economía (en 2005) con un préstamo de 100 millones de dólares.

El gobernante también alertó al capital foráneo. «Aquí no se va a lograr rentabilidad de las inversiones ni explotando a los trabajadores ni estafando al Estado. Bienvenida esa inversión extranjera que trate bien a sus trabajadores y que pague impuestos, si no que les vaya bonito no más. Los ecuatorianos nos sabremos arreglar», enfatizó.

El mandatario cuestionó asimismo la política financiera establecida en este territorio y abogó por ello, por desmontar todo el tramado económico que existe ahora en el país para utilizar los fondos existentes y trabajar en los sectores más desposeídos.

Se quejó que el Banco Central, entidad autónoma, tenga una reserva monetaria de unos cuatro mil millones de dólares, lo cual consideró innecesaria para este país que tiene como moneda al dólar estadounidense.

«Eso es todo lo que cuesta nuestro plan de desarrollo hasta el 2010» y ese fondo, que es ahorro del sector público, «lo mandan a Estados Unidos; (y) lo tienen invertido en la Florida, ganando dos-tres por ciento anual», alertó.

«Estamos financiando con nuestra plata y plata del sector público al país más rico del mundo», lo cual -dijo- es una barbaridad.

Correa se pronunció en tal sentido porque la Asamblea Constituyente cambie la situación, se utilice el dinero que ya existe en la caja fiscal, y movilizar el ahorrado de manera eficiente. Esos fondos deben emplearse en inversión, en beneficio de los ecuatorianos, insistió al enfatizar que «no es gastar por gastar y ahorrar, ahorrar», «es saber gastar y saber ahorrar».

Por último, anunció que se creará el Ministerio de Justicia. Esta nueva dependencia se encargará de ejecutar la emergencia carcelaria, crear un verdadero sistema de rehabilitación, agilitar los procesos rezagados, así como de la construcción de nuevas cárceles, capacitación del personal carcelario, entre otros.

«El objetivo es que se pueda desarrollar el una política anticrimen para tratar con tiempo el problema de los presos sin sentencia, por ejemplo», dijo.

Correa reconoció que la creación de este ministerio requiere de reformas legales que deberá realizarlas la Asamblea.

0