Recomiendo:
0

La lucha contra el ALCA más que nunca debe ser contra el «Libre Comercio»

Fuentes: Autoconvocatoria No al ALCA, Argentina

En enero del 2004 durante el III Encuentro Hemisférico de lucha contra el ALCA realizado en La Habana, Cuba, los [email protected] allí reunidos tomamos el compromiso de difundir en nuestros países la importancia de reorientar la campaña contra el ALCA hacia la lucha contra el «libre comercio». La evaluación colectiva realizada en enero consistía en […]

En enero del 2004 durante el III Encuentro Hemisférico de lucha contra el ALCA realizado en La Habana, Cuba, los [email protected] allí reunidos tomamos el compromiso de difundir en nuestros países la importancia de reorientar la campaña contra el ALCA hacia la lucha contra el «libre comercio».

La evaluación colectiva realizada en enero consistía en que se entraba en la recta final de las negociaciones y que los tratados bilaterales y regionales eran la vía privilegiada adoptada por los países imperialistas para avanzar hacia la consolidación del nuevo orden internacional que los beneficia. Avanzarían así mediante los llamados TLC, Tratados de libre Comercio.

Por eso es que desde Cuba, tierra de resistencia, se hacía un llamado a todos los pueblos del continente para derrotar el proyecto del ALCA, luchando simultáneamente contra los tratados, acuerdos y planes bilaterales o regionales de libre comercio redoblando en nuestros países y a escala continental, la Campaña contra el ALCA.

En segundo lugar se veía la importancia de vincular la lucha contra el ALCA en el hemisferio con la lucha contra la Organización Mundial de Comercio, OMC, marco imprescindible para destrabar en un nivel superior los escollos encontrados en la negociación ALCA.

Por otra parte se señalaba que en áreas como la del MERCOSUR el gobierno de los Estados Unidos, en este empeño, disputa con la Unión Europea, (UE), y sectores económicos en otros países de la región como el financiero y el de servicios públicos, en los cuales el capital financiero europeo tiene importantes inversiones.

Luego de 6 meses de difícil trabajo en cada uno de nuestros países la Campaña Continental contra el ALCA vuelve a reunirse a fines del mes de julio durante el I Foro Social de las Américas, en Quito, Ecuador.

En estos intercambios se considera como la hipótesis más riesgosa para los pueblos de las Américas, que se recomponga el acuerdo marco a nivel de la OMC en una reunión que se realizaría los días siguientes en Ginebra, Suiza.

¿Qué sucede allí?

En esta instancia, para poner de nuevo en marcha a la OMC, Washington, trabajando en estrecha asociación con Bruselas, cambia de táctica. En vez de intentar destruir o debilitar al G 20, (grupo de países del Sur que obstaculiza los avances a nivel OMC en Cancún en setiembre del 2003) se moviliza para que sus líderes, Brasil e India, se integren plenamente a las negociaciones sobre agricultura, que era el obstáculo clave para cualquier nuevo avance del proceso de liberalización.

Es importante saber que este antecedente puede ser utilizado para resolver los obstáculos que encontraron en la negociación ALCA y se prevé, aun no oficialmente, una nueva reunión de ministros de los países ALCA en Noviembre de este año en Brasil donde podrían salvar y continuar las negociaciones con semejantes plazos a los originales, a saber, su firma durante el 2005.

Los esfuerzos de EEUU y la Unión Europea para poner de nuevo en marcha a la OMC culminaron, lamentablemente con éxito. La UE y los EEUU fueron los principales beneficiarios del acuerdo para bajar los aranceles de los productos industriales y no agrícolas, ya que los aranceles más altos serán objeto de los mayores recortes

Esto se constituye en un nuevo triunfo para las superpotencias comerciales, especialmente los Estados Unidos y representa un cambio respecto de las negociaciones Norte-Sur tradicionales en materia de comercio, que puede sentar precedentes para el futuro. Allí el Consejo General, formado por 40 de los 140 países representados en la OMC se ha convertido de facto en la instancia principal de toma de decisiones. Lo que surgió de la reunión de julio fue de hecho una declaración ministerial sin la conferencia ministerial correspondiente. El colapso de dos conferencias ministeriales -en Seattle, 1999 y Cancún, 2003-y las grandes movilizaciones populares fue suficiente demostración para la secretaría de la OMC y para las superpotencias comerciales sobre lo inmanejable de la instancia de la conferencia para la toma de decisiones a su favor.

¿Como sigue la coordinación de los movimientos sociales en América?

Si bien se evalúa con satisfacción que las negociaciones del ALCA se han detenido como consecuencia de la presión popular, las discrepancias manifestadas por varios gobiernos y la relativa parálisis de las negociaciones en la OMC; el gobierno de los Estados Unidos, que no abandona su estrategia de dominio continental, ha procedido a buscar los mismos objetivos a través de tratados bilaterales que partiendo del mismo contenido básico, planteado para el acuerdo continental llegan incluso a rebasarlo, aprovechando la debilidad y sumisión de los gobiernos de Centroamérica y de los cuatro países de la región andina, con los que actualmente están «negociando».

En este sentido se convoca a todos los sectores que aún no se han manifestado en esta lucha a que se sumen a las acciones de resistencia que vienen realizando las organizaciones y movimientos sociales en el continente.

En esta lucha es indispensable promover una eficaz labor unitaria, acompañada por la más vigorosa movilización y solidaridad entre los pueblos, entendiendo que la lucha contra los tratados bilaterales de los EEUU con los países andinos y centroamericanos, reafirma la lucha contra el ALCA y el proyecto de expansión económica y recolonización del imperio.

Por otra parte se considera prioritario el seguimiento de los avances en las negociaciones para los tratados entre la Unión Europea y el MERCOSUR así como de las futuras reuniones EEUU-MERCOSUR que permitan avanzar en el Libre Comercio ayudando a inmortalizar, por medio de convenios internacionales neo-coloniales, el modelo neoliberal profunda y crecientemente cuestionado por los pueblos de la región.

Cabe destacar que por primera vez la Campaña Continental contra el ALCA, inspirada en algunas experiencias como la de la Autoconvocatoria en la Argentina, decide en el marco de la reunión realizada en Quito, articular los esfuerzos contra el ALCA con la lucha por el No pago de la deuda externa y la desmilitarización de la región. Se propone y aprueba incorporar estos ejes en un nivel central de la campaña destacando que como todo proyecto imperial supone una fase de control militar del continente.

Por último queremos aprovechar estas líneas para convocar y difundir la movilización planteada en este I Foro Social de las Américas y que se realizará en todo el continente el 12 de octubre, contra el «Libre Comercio».

«Esta fecha en la que se recuerdan 512 años del inicio de la colonización en nuestro continente debe encontrarnos en las calles de América toda, para expresar nuestra voluntad de reconquistar la soberanía de nuestros pueblos y países».