Recomiendo:
13

Postneoliberalismo

Fuentes: Rebelión

Cuando uno observa en la televisión las angustias de la compañía aérea Lufthansa, todo un símbolo de la Alemania moderna, se aprecia que, sin dudas, ya hay otra situación en el mundo después de la primera ola de coronavirus. La certidumbre de la incertidumbre empieza a convivir con nosotros. O se vencen los miedos o […]

Cuando uno observa en la televisión las angustias de la compañía aérea Lufthansa, todo un símbolo de la Alemania moderna, se aprecia que, sin dudas, ya hay otra situación en el mundo después de la primera ola de coronavirus. La certidumbre de la incertidumbre empieza a convivir con nosotros. O se vencen los miedos o lo que sucede en Estados Unidos será un espejo para muchos, porque el modelo económico excluyente y depredador, mostró sus límites con la pandemia.

Ante este panorama, Miguel Torruco Marqués, secretario de Turismo de México, sostuvo que: hoy todo proyecto de aspiración colectiva tiene que fundarse en un equilibrio entre el crecimiento económico y el desarrollo social, entre el uso de los recursos del patrimonio turístico y la diversidad de la Tierra. Pero, creo que a ello debe unírsele, de manera inexorable, el respeto armónico a la naturaleza, pues ella nos está pasando la factura por nuestros despiadados desmanes.

Otro hecho que demuestra que ya no será igual, es la siguiente noticia difundida por Rusia Today, el 22 de junio: El alcalde de Nueva York, Bill De Blasio, anunció el próximo desmantelamiento del monumento al presidente Theodore Roosevelt, situado ante la entrada del Museo de Historia Natural, a petición de la propia institución: “El Museo Estadounidense de Historia Natural pidió eliminar la estatua de Theodore Roosevel [1] porque representa explícitamente a los negros e indígenas como subyugados y racialmente inferiores”, cita The New York Times al político. “La ciudad apoya la solicitud del museo. Es la decisión correcta y el momento adecuado para eliminar esa problemática estatua”, señaló De Blasio. En el monumento en cuestión, Roosevelt está representado a caballo, flanqueado a ambos lados por un amerindio y un negro a pie.

Roosevelt fue el 26 º presidente de Estados Unidos y su mandato se desarrolló entre 1901 y 1909. Para describir su política acuñó la metáfora ‘del gran garrote’. Paralelamente, contribuyó a la modernización del país y a la expansión del estado regulador, por lo que su figura la apelan políticos tan diferentes como Elizabeth Warren y Mike Pence. Al mismo tiempo, era claramente racista, asevera el New York Times, como lo demuestra su propuesta de dar subvenciones a los blancos para promover su natalidad y de esterilizar a los pobres y a los mentalmente discapacitados.

Y hay lugar para preguntarse porqué están ocurriendo esas cosas con los símbolos del imperio. ¿Qué significa que el imaginario ha cambiado y hasta el propio Museo de Historia Natural ha pedido retirar esa estatua? Estamos ante un nuevo momento, ya que ese movimiento significa que se transita por los caminos de revisar algunas historias e ideas, que hasta hoy han sido las narrativas oficiales en los centros de educación..

En anterior artículo, ¨Un mundo en proceso de ebullición¨, señalo la posición de varios altos oficiales retirados de las fuerzas armadas norteamericanas, con relación a retirar los nombres de ex militares confederados de importantes instalaciones militares estadounidenses, pero entonces no conocía la opinión del general David Petraeus [2], quien ha apuntado en ¨The Atlantic¨, el pasado 9 de junio: saquen los nombres de los confederados de nuestras bases militares. Hay que tomar en cuenta que Trump ha aumentado el presupuesto militar de Estados Unidos. En 2019 fue el mayor de los últimos 10 años, para satisfacción del complejo militar-industrial.

Pero en New York ocurrió otro hecho que llama la atención: las autoridades del Central Park retiraron una estatua del ginecólogo J. Marion Sims, del siglo XIX, conocido como el ¨padre de la ginecología norteamericana¨. Sims llevo a cabo, en repetidas ocasiones, dolorosos experimentos científicos, sin anestesia, en los cuerpos de mujeres negras esclavas, sin contar con la debida autorización. Este hecho es execrable, pero la solicitud de retirar la estatua, demuestra que están teniendo lugar acontecimientos de singular importancia en los Estados Unidos.

El 22 de junio, después de que un grupo de manifestantes intentara derribar la estatua de Andrew Jackson, situada frente a la Casa Blanca, el presidente Trump firmó un decreto, para encausar y condenar a 10 años de cárcel, a aquellas personas que derrumben monumentos. Pero es difícil echar a un lado el encono y, los resentimientos de las personas con todos aquellos vinculados a la esclavitud y la humillación de seres humanos negros, como es el caso de Jackson [3]

Una serie de tiroteos en días recientes en varias e importantes ciudades de Estados Unidos (Chicago, Carolina del Norte, Syracuse, Minneapolis, Seattle.) tienen a la policía en ascuas, así como a las comunidades. Algunos prevén que la mezcla explosiva de la pandemia, el malestar racial, el aumento histórico de la venta de armas y un rencoroso año electoral apunta a un verano excepcionalmente violento.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha sufrido un descalabro. El mitin, para el lanzamiento de su candidatura a la reelección presidencial, que realizó el 21 de junio en Tulsa, Florida, no tuvo la asistencia esperada: se calcula que un tercio de los 20.000 asientos del Tulsa’s Bank of Oklahoma Center quedaron vacíos cuando habitualmente llena todos los recintos. El periódico Página12 señaló que la Casa Blanca había prometido que el promocionado evento, el primer acto oficial de Trump en tres meses, llegaría a convocar hasta 100 mil personas. El entorno del presidente anunció que se habían recibido un millón de peticiones para acceder al evento. Sin embargo, luego se ha revelado que la gran mayoría de ellas provenían de grupos contrarios que no pensaban acudir. Las razones de este insólito fracaso de Trump son variadas, incluida la aprensión de los votantes ante el posible contagio de coronavirus, pero hay una más poderosa que las demás: un ejército digital de adolescentes, fanáticos del pop coreano y demócratas se alió para gastarle una broma antológica al presidente. Según han revelado después en plataformas como TikTok o Twitter varios de esos troles (como se les conoce en jerga de internet), estuvieron solicitando y recibiendo miles de entradas que no pensaban utilizar, para humillar al presidente.

Por otra parte, hay que seguir muy atentos con el desarrollo de la pandemia, cuya fecha de control definitivo está lejos de ser avizorada, como indican las cifras ofrecidas La Organización Mundial de la Salud (OMS) este 22 de junio, señalo 183 mil nuevos casos de contagios de SARS-CoV-2 en el mundo, lo que representa la cifra diaria más alta desde el inicio de la pandemia, indicio de que la difusión está disparada. En gran medida ese registro está relacionado con lo que ocurre en América Latina, donde los casos de Covid-19 se multiplican raudamente pese a que los expertos indican que los picos de la región aún no han llegado. Más de 50 mil de esos nuevos positivos provienen de Brasil, que sigue mostrando números alarmantes, aunque parecen decrecer; luego le sigue Estados Unidos, donde la pandemia está reavivándose y se observa un desplazamiento brutal del Covid-19 hacia el oeste y el sur del país; y también emerge India. Son cifras que asustan. Claramente el epicentro actual de la pandemia está en América Latina.

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha alertado este 22 de junio que la pandemia de coronavirus sigue acelerándose. Durante su intervención en un foro virtual de salud en Dubái (Emiratos Árabes Unidos), Tedros afirmó que el mundo está ahora pagando su falta de preparación para combatir el virus, al tiempo que subrayó que las naciones deben trabajar juntas por la «seguridad mutua». «Ninguno de nosotros está a salvo hasta que todos estemos a salvo. Esta es una lección que debemos aprender de nuevo», destacó el jefe del organismo, añadiendo que «ningún país puede combatir esta pandemia solo» y que la mayor amenaza «no es el virus, sino la falta de solidaridad y de liderazgo mundial».

Aumentan los lógicos reclamos para unir fuerzas en el enfrentamiento a este fenómeno, pero tanto Estados Unidos como el Brasil, no muestran todavía la voluntad política de hacerlo, por lo cual este coronavirus no podrá ser enfrentado, por ahora, con toda posibilidad de controlarlo. La siguiente información del New York Times, del 23 de junio, revela la acuidad de la situación y cito: Estados Unidos ‘está demasiado roto para luchar’ contra el nuevo coronavirus y ‘no hay ningún otro país desarrollado que lo esté haciendo tan mal’, opinó el lunes una columnista del diario ‘The New York Times’. ‘Las curvas del coronavirus en el Reino Unido, Canadá, Alemania e Italia parecen montañas, con acusadas subidas y después bajadas.

El coronavirus elevará los niveles de deuda de las naciones más ricas del mundo en un promedio de casi un 20% este año, según dijo el lunes la agencia de calificación crediticia Moody’s [4], cerca del doble de los daños económicos observados durante la crisis financiera, según la agencia Reuters, del 22 de junio. “Estimamos que, de media, en este grupo, la relación entre la deuda pública y el PIB aumentará varios puntos porcentuales, casi el doble que en 2009 durante la Gran Crisis Financiera”. “En comparación con la Gran Crisis Financiera, el aumento de la carga de la deuda será más inmediato y generalizado, lo que refleja la gravedad y la amplitud del impacto causado por el coronavirus”. Esa nube pende sobre muchos países, especialmente los más subdesarrollados, avizorando serios problemas económicos para sus pueblos.

La pobreza está creciendo a ritmos acelerados. La cohesión social está muy fracturada en muchos países. La pandemia provoca un fuerte impacto negativo en la economía y el efecto será decisivo para una parte muy vulnerable de la sociedad. El 23 de junio la agencia Rusia Today informaba que, la economía mundial se ha contraído un 18,5 %, desde abril debido al coronavirus y a las medidas de bloqueo asociadas a la pandemia, según las estimaciones iniciales para el segundo trimestre de este año presentadas por la Organización Mundial del Comercio (OMC). «La caída en el comercio que estamos viendo ahora es históricamente importante, de hecho, sería la más pronunciada de la historia.

Y mientras todos estos acontecimientos y desarrollos están en pleno auge, la Organización Meteorológica Mundial (OMM) señalo el martes 23 de junio que, busca confirmar reportes de temperaturas récord de 38 grados centígrados en Siberia, afirmando que son «preocupantes» pero parecen ser consistentes con las tendencias de calentamiento. Quiere decir que los cambios climáticos continúan su inexorable marcha con todas las consecuencias ya dichas, para la especie humana.

Todo lo anterior indica que la situación económico-social que tenía la humanidad antes de enero de este 20020, no es la misma, ni tampoco será igual al día que acabe la pandemia. Muchas debilidades sistémicas, carencias y frustraciones se han puesto en evidencia, han afectado a millones de seres humanos, no solo en el llamado Tercer Mundo, sino en países desarrollados donde el neoliberalismo ha mostrado, cuan erróneas y mezquinas han sido sus políticas, para satisfacer los intereses de un pequeño grupo. Llego la hora de repensar la sociedad en que vivimos, en armonía con las necesidades y aspiraciones materiales y espirituales del hombre.

Notas

1) Theodore Roosevelt fue el líder de la invasión y ocupación militar de Cuba en 1898, de la imposición de la Enmienda Platt y de la imposición de la ilegal base naval norteamericana en Guantánamo, para mantener uncida neocolonialmente a Cuba.

2) David Howell Petraeus es un oficial militar retirado y ex funcionario público estadounidense. Con amplio conocimiento de Irak y Afganistán. Trabajó como el Jefe de la Agencia Central de Inteligencia desde su nombramiento el 6 de septiembre de 2011​ hasta su renuncia el 9 de noviembre de 2012.​ Antes de asumir la jefatura de la CIA, Petraeus era un General (Cuatro estrellas), condecorado con 37 años de servicio en el Ejército de Estados. Libros : Counterinsurgency, North America: Time for a New Focus, The Status of the War and Political Developments in Iraq

3) Andrew Jackson fue un estadista estadounidense, séptimo presidente de los Estados Unidos. Jackson nació al término de la era colonial en algún lugar de la frontera todavía no marcada de Carolina del Norte y Carolina del Sur. Político, militar y terrateniente estadounidense. Fue presidente de los ‘Estados Unidos entre 1829 y 1837. Fue general del ejército. Jackson supervisó como general el asesinato (o más bien la masacre) de más de 800 indios…

4) Moody’s Corporation (NYSE: MCO) es la sociedad matriz de Moody’s Investors Service, una agencia de calificación de riesgo que realiza la investigación de historia, critica, calificaciones a corto plazo.

13