Recomiendo:
0

Entrevista a Federico Mayor Zaragoza, ex director general de la UNESCO

Movilizar a la sociedad contra la pena de muerte

Fuentes: IPS

La sociedad civil se mueve internacional y coordinadamente con más fuerza hoy gracias a Internet, y por eso sería muy útil que enfocara sus esfuerzos contra la pena de muerte, sostuvo Federico Mayor Zaragoza. En entrevista con IPS, el ex director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y […]

La sociedad civil se mueve internacional y coordinadamente con más fuerza hoy gracias a Internet, y por eso sería muy útil que enfocara sus esfuerzos contra la pena de muerte, sostuvo Federico Mayor Zaragoza.

En entrevista con IPS, el ex director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) y actual presidente de la Fundación Cultura de Paz y de la Comisión Internacional contra la Pena de Muerte, analizó el tema y propuso caminos a seguir. Mayor Zaragoza es también presidente del Consejo Directivo de IPS.

La Comisión fue constituida el 7 de octubre pasado, a propuesta del presidente del gobierno de España, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, y este jueves concluyó en Madrid su primera reunión mundial de dos días.

IPS: ¿Es la pena capital una violación de los derechos humanos, aunque se realice aplicando una decisión judicial?

FEDERICO MAYOR ZARAGOZA: No es simplemente una violación de los derechos humanos, sino que es su negación más fuerte, ya que viola el más importante de los derechos universales, el derecho a la vida.

IPS: ¿Pero si hay un fallo judicial?

FMZ: Primero que nada tengamos presente que más de una vez ha ocurrido que después de ejecutar a un condenado a muerte se acabó sabiendo que era inocente. La pena de muerte es el castigo más cruel, degradante e inhumano, que a veces es injustamente sentenciado y por lo general desproporcionado, discriminatorio y arbitrario, muy arbitrario. Tengamos presente también que los criminales más abyectos pueden arrepentirse y recuperarse.

IPS: Si la Organización de las Naciones Unidas aprobó en 1948 la Declaración Universal de los Derechos Humanos que proscribía la pena de muerte, ¿por qué no hace que se cumpla?

FMZ: La ONU puede recomendar pero no imponer que se cumplan sus resoluciones.

IPS: ¿Qué explicación tiene que se siga aplicando la pena capital en uno de los países más industrializados del mundo, sino el más industrializado, Estados Unidos?

FMZ: No tiene explicación, aunque debemos tener presente que se están dando pasos positivos, como el intento del presidente (Barack) Obama de persuadir a los 36 estados de ese país que mantienen la pena que al menos dispongan una moratoria. Y en ese país lo más importante ahora es moverse para que sus ciudadanos tomen conciencia de este problema, para evitar que vuelvan a votar a favor de mantener la pena de muerte.

IPS: ¿Y China?

FMZ: En relación a ese país, al que se alaba llegando a decir que es un gran país capitalista, no debemos mirar hacia otro lado, sino hacerle un claro llamamiento multinacional para que al menos aplique la moratoria y deje de matar. Es difícil lograr que cambie sus leyes de inmediato, pero sí que suspenda las ejecuciones. Si bien todas las ejecuciones son condenables, en este caso debemos destacar que también hay «ejecuciones en serie», y para colmo son matanzas de decenas de personas sin juicios ni derecho a la defensa.

IPS: La matanza de poblaciones civiles realizadas por fuerzas armadas ¿puede ser considerada una suerte de pena de muerte, dado que muchos de esos bombardeos son realizados cumpliendo órdenes de gobiernos elegidos democráticamente?

FMZ: No, esas no son penas de muerte, sino asesinatos, terrorismo de Estado, y sus impulsores y autores deben ser sometidos a juicio, aplicándoles la ley. La ley de sus países y también la internacional.

IPS: Mientras no se anula la pena capital en los países donde se mantiene, ¿se pueden dar pasos adelante?

FMZ: Una cosa que se tendría que cumplir de inmediato es no ejecutar nunca a menores de 18 años, mujeres embarazadas o personas con discapacidad mental. Fíjese que hace poco en el (oriental) estado de Virginia, en Estados Unidos, fue ejecutada una discapacitada mental. Es inconcebible que en un país que dice defender los derechos humanos se siga haciendo eso. Los derechos humanos son indivisibles y no se puede pretender disfrutar de unos sin practicar otros.

IPS: ¿Pero hay normas internacionales que permitan hacer cumplir esas penas?

FMZ: Está claro que no desde 1948, cuando la ONU aprobó la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que reconoce el derecho de toda persona a la vida y establece que nadie será sometido a torturas, a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes. Y está claro que la pena de muerte además de violar el derecho a la vida es cruel, inhumana y degradante. Además, estudios realizados por la ONU en 1988, 1996 y 2002 señalan que no se ha logrado demostrar científicamente que las ejecuciones tengan mayor efecto disuasivo que la cadena perpetua.

IPS: La Comisión Internacional que usted preside ¿qué objetivo inmediato persigue?

FMZ: Que este tema sea conocido por los ciudadanos, que se involucren para combatirlo y lograr que en los 58 países en la que se aplica la pena de muerte se obtenga su abolición cambiando la legislación, para lograr la erradicación total.

IPS: ¿Qué responsabilidad tienen los periodistas y los medios de comunicación en esta cuestión?

FMZ: Como en tantos otros temas, su responsabilidad es la de informar ampliamente, de manera veraz, real y objetiva. Pero, además, ahora hay que tener presente que cada día se está ampliando más la participación ciudadana en la comunicación, a través del ciberespacio. Es muy probable que los medios tradicionales se conviertan en irrelevantes.

IPS: ¿Y qué futuro prevé para una agencia de noticias como Inter Press Service?

FMZ: Tengamos presente que, a diferencia de otras agencias, IPS no tiene un partido, una multinacional ni un estado detrás suyo, sino que es una agencia verdaderamente internacional, una organización no gubernamental reconocida como tal por la ONU, con corresponsales de todas las nacionalidades y poniendo énfasis en proporcionar una información veraz, real, objetiva, contrastada y concentrada en los temas que afectan al presente y el futuro de la sociedad, no en banalidades.

Fuente: http://ipsnoticias.net/nota.asp?idnews=97452

0