El presidente sudafricano, Cyril Ramaphosa, recibe el 1 de febrero en el aeropuerto de Johannesburgo el primer envío de vacunas de AstraZeneca, desde el Instituto Serum de India, que realizó su manufactura. El precio para el país por la vacuna fue superior al de los países ricos, y más bajo que otros países pobres de África.

Kim Moody | 

La clase obrera del siglo XXI es una clase en formación, en un mundo en el que el capitalismo no ha llegado a ser universal hasta hace poco tiempo. Las fuerzas motrices contemporáneas detrás de esta dinámica han sido la globalización desigual del capitalismo y el surgimiento simultáneo de corporaciones multinacionales después de la Segunda Guerra Mundial. Otros aspectos de esta transformación incluyen la caída de la tasa de ganancia que comenzó a fines de la década de 1960, que empujó al capital más allá de sus antiguas fronteras y ha producido crisis recurrentes; la apertura de las viejas economías burocráticas «comunistas» al capitalismo; y más recientemente, la profundización de las cadenas de valor globales (CVG).

Eric Toussaint, Sushovan Dhar | 

Los primeros préstamos en la India se remontan a hace 4.000 años. La existencia de préstamos está probada durante el período védico, entre 2000 y 1400 a.C. La existencia de bancos en la India se remonta al 500 a. C. [1].

Épocas de crisis como la actual sirven para hacernos conscientes de las apremiantes necesidades de la sociedad. Los Estados están incrementando sus déficit a gran velocidad al tiempo que deben enfrentar la crisis generada por la paralización de las actividades económicas.

Las políticas tradicionales para hacer frente a la pobreza hace años que han mostrado sus insuficiencias y limitaciones. Los datos en los diferentes informes y estudios nos muestran desde hace tiempo que son políticas fallidas en muchos aspectos. Es hora de avanzar y poner en marcha opciones de carácter transformador como la Renta Básica y garantizar unos ingresos para toda la ciudadanía, en un mundo lleno de incertidumbres y donde la inseguridad económica de buena parte de la población va en aumento.

El cinco de febrero pasado, el diario El País (curiosamente, en España, solo el diario El País) publicaba un manifiesto firmado por cien economistas y titulado “Anular la deuda pública mantenida por el BCE para que nuestro destino vuelva a estar en nuestras manos”. Las firmas presentan una distribución muy desigual no solo por la representación de los distintos países, sino porque dentro de cada uno de ellos el sesgo es evidente. Por ejemplo, en España predominan aquellos que se mueven en los aledaños del PSOE o pertenecen a la plataforma “economistas frente a la crisis” -que para el caso viene a ser parecido- prevaleciendo además los que se han especializado en los temas de energía y medio ambiente.

El crecimiento del volumen del comercio mundial de mercancías se mantuvo firme en el cuarto trimestre de 2020, después de que el comercio se recuperase en el tercer trimestre del profundo desplome provocado por la Covid-19. Sin embargo, es poco probable que el ritmo de expansión registrado en el cuarto trimestre se mantenga en el primer semestre de 2021, ya que los principales indicadores parecen haber alcanzado el nivel máximo, según los datos más recientes del Barómetro sobre el Comercio de Mercancías de la Organización Mundial del Comercio (OMC), publicados el 18 de febrero de 2021.

John Freddy Gómez | 

El proyecto económico-político de este gobierno ya se venía desarrollando, y la pandemia del COVID-19 no fue más que una oportunidad para ahondar su ideario autoritario, signado por características de sobreexplotación, opresión y despojo, que impone graves consecuencias.