Eric Toussaint

Artículos

En este artículo, Anaïs Carton y Éric Toussaint demuestran mediante numerosos ejemplos que no existe una continuidad automática de las obligaciones, en materia de deudas, en el caso de una sucesión de Estado o de gobierno.[1]

Un Estado nacido oficialmente en mayo de 2002

Situado a 500 km de las costas australianas, Timor Oriental accedió a la independencia en mayo de 2002, después de varias décadas de lucha por su liberación.

¿Alguien aprendió a lo largo de sus estudios que en los años 30 el gobierno de EE.UU. pura y simplemente canceló una disposición central de los contratos de deuda que implicaban una cantidad fenomenal de dinero? ¿En qué libro de historia se analiza esto? La narrativa histórica está moldeada por el pensamiento dominante que intenta hacer creer que gobiernos como el estadounidense respetan la inviolabilidad de los contratos, especialmente en materia de deudas y propiedad. Esto dista mucho de ser así. El repudio de la cláusula oro en los contratos de deuda en nombre del orden público, el interés general y la necesidad es un episodio importante de la historia «contemporánea». Un episodio que no se menciona, ni siquiera en Estados Unidos. El repudio unilateral de la totalidad o parte de los contratos de deuda, como han hecho varios gobiernos a lo largo de los dos últimos siglos, está de plena actualidad a medida que más y más países se acercan a otra gran crisis de deuda.

La deuda de Túnez y Egipto en el siglo XIX y su colonización por Francia y Gran Bretaña, respectivamente

Cuarta parte de la crítica sobre el libro «Sovereign Debt Diplomacies»

Cómo los acreedores consiguieron ventajas sobre los Estados deudores y cómo se está respondiendo a ese hecho

Tercera parte de la crítica del libro «Sovereign Debt Diplomacies: Rethinking sovereign debt from colonial empires to hegemony»

Crítica del libro Sovereign Debt Diplomacies. Rethinking Sovereign Debt from Colonial Empires to Hegemony (Segunda parte)

1 2 3 36