Ingresaron demanda ante Comisión Interamericana contra el Estado por “imponer una determinada forma de participación en el proceso constitucional, sin atender a nuestra cultura”.

La Ley 21.200, de Reforma Constitucional, que modificó el Capítulo XV de la actual Constitución, contiene varias disposiciones que son inconstitucionales, en aplicación de este mismo Capítulo XV y en especial de su artículo 127, que no fue modificado por la Ley 21.200.

 | 

La Administración de Richard Nixon planificó su estrategia intervencionista, apenas conocido el resultado electoral que le dio la victoria a Unidad Popular.

Héctor Vega | 

La revuelta social del 18 de Octubre, nunca tuvo por objeto redactar una Nueva Constitución. El alza de precios, los bajos salarios, las pensiones indignas, el cúmulo de desigualdades y horizontes limitados para las capas sociales medias sin ninguna perspectiva de mejoramiento condujeron a una crítica fundamental de 17 años de dictadura y 30 años de Concertación/Alianza, donde el fraude, la injusticia social y la corrupción de la clase política deslegitimaron absolutamente el ejercicio del poder.

Manuel Cabieses Donoso | 

Los partidos políticos parecen haber olvidado la Convención Constituyente que diseñará la nueva institucionalidad del país. Están en otra, aceitando oxidadas maquinarias para surfear la ola de elecciones que se avecina. Los candidatos surgen como callampas después de la lluvia.

 | 

Desde hace algunas semanas que Patricio Guzmán se encuentra en nuestro país grabando su nuevo documental, el que estará centrado en el plebiscito que se llevó a cabo el pasado 25 de octubre.

Orlando Milesi | 

La gigantesca reserva solar del desierto de Atacama es el ariete de la transformación emprendida por Chile para descarbonizar su matriz energética, en un país con enormes perspectivas en fuentes renovables no convencionales.

Noé Bastías | 

Los queremos allí: ¡en la Constituyente…! Para que el nuevo Pacto Social nazca mirando sus rostros, oyendo sus voces.

En una de sus habituales columnas del rotativo ‘El Mercurio’, de agosto recién pasado, recuerda Carlos Peña (a menudo, olvidado por él mismo) que, para poder entablar un diálogo —y, agregamos nosotros, para escribir—, necesario es el empleo de un lenguaje común.