Recomiendo:
0

¿Qué significan los cien primeros días de Obama para los afganos de a pie?

Fuentes: Rebelión

Traducido del inglés para Rebelión por Sinfo Fernández

«Sabemos que no tienen intención de matar civiles pero creemos que no están haciendo lo suficiente para evitarlo. Si las cosas siguen así, cada vez habrá más gente que se una para luchar, es inevitable»

(Ahmad Zia, joyero del concurrido bazar de Kabul, 2008)

«La gente de esta región odia en estos momentos a los estadounidenses aunque les dieron la bienvenida cuando llegaron en 2001″

(Raza Nawaz Tani, jefe de una asociación de jefes tribales de la provincia de Khost)

Al cumplirse los cien primeros días de una nueva administración en Washington, es un buen momento para comentar y especular acerca del futuro1. Es una tradición estadounidense que se retrotrae al mandato de Franklin Roosevelt en 1933, durante la época de la Gran Depresión. Pero mi enfoque aquí se centra en lo que ha significado, no en EEUU sino en la vida cotidiana de los afganos comunes y corrientes, la llegada de la administración Obama. Naturalmente, es necesario apuntar cierta reserva en la medida en que es un espacio muy corto de tiempo y los cambios sólo podrán irse revelando en los años venideros. Pero sí que han cambiado ya algunas cosas, por ejemplo, en la ejecución de la guerra afgana, que cada vez más se está convirtiendo en la guerra de Estados Unidos2. Muchas de las viejas frases y palabras que habitualmente se utilizaron para describir los hechos en relación con el conflicto afgano han sido tiradas por la borda por el grupo de Obama, conformando lo que Jon Stewart denominó acertadamente como «Operación Redefinición». La prisión de alta visibilidad de Guantánamo se cerrará gradualmente pero será reemplazada por el Guantánamo de Obama en la Base Aérea de Bagram3. El neo-conservador Bill Bristol declara «Salve, Obama»4. Y bajo el Comandante-en-Jefe Obama, los estadounidenses presentarán ahora sus excusas ante las familias afganas por matar a sus familiares: un Teniente Coronel de las Fuerzas Especiales estadounidenses que mató en un combate armado a tres hermanos, se presentó en la casa del padre para pedir disculpas, tirar de la barba del anciano y acariciar su rostro5.

Un excelente y conciso resumen de las tácticas de la «nueva» estrategia de Obama hacia Afganistán la proporcionó Gideon Rachman, el columnista jefe de asuntos exteriores de The Financial Times:

«El nuevo Afganistán de Obama… es en gran medida como se esperaba: más tropas, más entrenamiento para la policía y el ejército afganos, más reconstrucción y más enfoque hacia el terrorismo y Pakistán, con menos énfasis en la construcción de la democracia. Todo el ejercicio sugiere que las distinciones entre los enfoques de Bush y Obama en política exterior pueden ser menos rígidas de lo que pensábamos. En versión caricatura, era Bush quien estaba obsesionado con la «guerra global contra el terror» mientras Obama impulsaba ideas idealistas sobre democracia y derechos humanos. Pero aquí tenemos a un Obama poniendo cada vez más énfasis en el terrorismo y minimizando la construcción de una nación liberal6«.

Otro par de artículos sobre el plan de Obama se refieren a la reconciliación (encuentros con los talibanes «moderados» o la escisión de las «guerrillas accidentales» de los yihadistas comprometidos7) y las habituales plegarias para mejorar la «gobernabilidad afgana».

La prioridad del plan de Obama se apoya claramente en la dimensión militar y el objetivo estratégico es ahora idéntico al de George W. Bush de 2001 antes de que se convirtiera en el de «construcción de la nación»8. Ese objetivo era y es desbaratar a al-Qaida e impedirle su retorno a Afganistán. Y no importa que eso se haya conseguido ya, puesto que hace tiempo que al-Qaida se dispersó hacia Pakistán, Yemen, Somalia, etc. El Plan de Obama es un plan contraterrorista formulado a partir del lenguaje de la contrainsurgencia9. Sencillamente, ésta era demasiado cara, demasiado exigente en cuanto a tropas necesarias de ocupación y los resultados demasiado inciertos.

Los talibanes de Afganistán rechazaron la oferta de reconciliación de Obama tildándola de «lunática» y reiterando desde una posición de fuerza que la retirada de las tropas extranjeras era la única vía para terminar la guerra en Afganistán10. ¿Por qué iban los talibanes a ceder en algo para unirse a un régimen fallido, corrupto y disfuncional en Kabul? La reconciliación habría funcionado en 2003 cuando el régimen de Karzai llevaba aún la delantera. El último informe (diciembre de 2008) del Consejo Internacional para la Seguridad y Desarrollo (ICOS, por sus siglas en inglés), un think tank europeo, dice que los talibanes mantienen ahora una presencia permanente en el 72% de Afganistán, un aumento del 54% con respecto a hace un año. El investigador principal de ICOS, Norine Macdonald, se manifiesta de forma enfática: «Los talibanes controlan ahora la dinámica militar y política en Afganistán». El portavoz informal de los supuestos talibanes moderados, el mismo Mullah Abdul Salem Zaeff dijo que el incremento de tropas de Obama serviría simplemente para atraer a más yihadistas hacia el país y hacer que el movimiento talibán se unificara mucho más11.

El apoyo estadounidense para la ayuda humanitaria y reconstrucción en Afganistán ha supuesto tan sólo algo más de 1.000 millones de dólares al año desde 2001 -es decir, alrededor de 50 dólares per capita- pero el gasto militar estadounidense es veinte veces mayor. Durante 2002-2008, EEUU prometió 10.400 millones de dólares en ayuda para la reconstrucción de Afganistán, pero sólo entregó 5.000 millones de esa suma. El enfoque de Obama implica un aumento del presupuesto no militar de 2.000 millones de dólares por año a 3.000 millones (comparados con los más de 36.000 millones que actualmente se desembolsan al año para gastos militares en Afganistán). La Petición de Asignaciones Suplementarias para 2009 enumera 3.600 millones de dólares para las fuerzas de seguridad afganas, 3.100 millones de dólares para operaciones de contraterrorismo y 1.600 millones de dólares para asistencia económica (una parte de la cual va destinada apoyar al personal extra y diversas operaciones diplomáticas)12. Unos irrisorios 170 millones de dólares -es decir, 6,40 dólares per capita- se destinan a apoyar el desarrollo económico en Afganistán (incluido el desarrollo del sector agrícola). Bajo el «nuevo» plan de Obama, por cada dólar gastado en ayuda no militar, se gastan cuatro dólares en operaciones militares en Afganistán. Las prioridades están muy claras. Esta ayuda financiaría, supuestamente, la reconstrucción, entrenamiento del ejército y la policía, operaciones diplomáticas y proyectos locales, incluyendo los esfuerzos que deberían repercutir en las vidas de los afganos de a pie, así como ofrecer alternativas a los campesinos para que puedan abandonar el cultivo de la adormidera del opio. Durante 2008, la ayuda extranjera hacia Afganistán fue de sólo 57 miserables dólares per capita13. El plan de Obama aumentaría la suma por parte estadounidense a 112 dólares per capita14. Pero ésta es una medida de input e incluye las sumas que van a parar a formación del ejército y policía, etc., no un indicador de lo debería llegar al afgano medio. Las cifras de Naciones Unidas sugieren que apenas el 19% de la ayuda exterior que llega a Afganistán va donde debiera, desvaneciéndose la mayor parte en el mismo puchero revuelto de los ingresos de las cosechas de opio15. Así es, todo indica que las deplorables prácticas del pasado: inmensos gastos indirectos, corrupción, trabajo de mala calidad, proyectos inmensamente sobrevalorados, etc.- no van a cambiar precisamente con el «Despilfarro para la Reconstrucción Afgana«16.

Es decir, la vida diaria del afgano medio continuará tal como está y Afganistán seguirá recibiendo, con el plan Obama, una suma irrisoria de ayuda para la reconstrucción, tanto en términos absolutos como relativos respecto a otros países en situación de post-conflicto. Sí, puede que se construyan unas cuantas carreteras y colegios más mientras los contratistas siguen enriqueciéndose. Casi la mitad de la ayuda al desarrollo estadounidense (47%) va a parar a la denominada «asistencia técnica», es decir, a los «expertos»17 del sobrevalorado sector privado estadounidense, como DynCorp, Blacwater, el Grupo Louis Berger, Bearing Point, etc. A diferencia de los admirados programas de ayuda de Suecia e Irlanda, que dedican un mero 4% y 2%, respectivamente, a la mencionada asistencia técnica.

Escena en Now Zad, Helmand después de la llegada de los Marines

 (12 de abril de 2009)
(Foto de Pete Thibodeau, del cuerpo de Marines de EEUU)

Lo que aparece claramente en el plan de Obama es una reducción de los ambiciosos planes para la «construcción de una nación» y para llevar la «democracia» a Afganistán. El enfoque se circunscribe a unos objetivos mucho más modestos (aunque siguen siendo caros, alrededor de 3.000 millones de dólares al mes): construcción de infraestructuras y protección del estado existente tal como es: los señores de la guerra son socios útiles en una visión tan limitada. El objetivo es tener un estado que funcione en el sentido más reducido del término, sin el alarde de relaciones públicas de «construcción de la nación»18. Las preferencias de Obama quedaron bien a la vista cuando visitó Afganistán en julio de 2007 y decidió reunirse con uno de los más infames señores de la guerra afganos, Gul Agha Sherzai, en otra época gobernador de Kandahar y ahora gobernador de Nangarhar19. Este cambio desde la construcción de la nación jugó probablemente un papel a la hora de que Karzai promulgara una ley para agradar a la minoría chií del país imponiendo severas restricciones a las mujeres. También explica el levantamiento de una sentencia de veinte años de prisión que le fue impuesta a un joven periodista, Parwez Kambaksh, por editar un artículo en el que criticaba el papel asignado tradicionalmente a las mujeres bajo el Islam. Por otra parte, esas prácticas han sido mucho más la norma desde que en 2002 se instaló el régimen de Karzai con el apoyo de EEUU. Es decir, en cuestiones como el papel de la mujer, la libertad de prensa, la corrupción, los lujosos palacios adormidera de la barriada de Sher Pur de Kabul20, etc., uno no puede sino esperar más de lo mismo en Afganistán.

Durante 2008-09, la creciente violencia y la carencia de financiación han estado ralentizando los proyectos de la iniciativa del Programa de Solidaridad Nacional (NSP, por sus siglas en inglés), una iniciativa de desarrollo comunitario a nivel nacional21. La creciente violencia ha obligado a cerrar los proyectos del NSP en 40 de los 364 distritos del país en 11 provincias (de 34). La inseguridad en las inmensas y recónditas zonas rurales hace que el incremento de civiles de Obama (agrónomos, ingenieros, abogados, etc.) parezca irrelevante. Pero esos «civiles y trabajadores de la ayuda humanitaria» irán empotrados en los Equipos de Reconstrucción Provisional inspirados en la contrainsurgencia (PRTs, por sus siglas en inglés), revelando una vez más que lo prioritario para Obama es el enfoque militar. El enfoque seguirá recayendo en la red de PRTs, lo cual ha sido duramente criticado desde sus inicios por los grupos humanitarios porque mezcla objetivos militares y humanitarios. Muchas ONG que permanecen activas sobre el terreno -como Oxfam, Care, Action Aid, Save the Children y otras- han estado pidiendo una retirada paulatina de las PRTs22. La neutralidad de las legítimas organizaciones humanitarias se ve minada por las PRTs que provocaron hace algunos años la salida de Afganistán de la ONG Médicos Sin Fronteras.

¿Qué hay del cacareado incremento de tropas de Obama? Aunque no intento aquí valorar las diferentes opciones propuestas por la política estadounidense en relación a Pakistán, el incremento de Obama merece algunos comentarios ya que afecta directamente a la vida diaria de los afganos23. Como observó un experto: «La planeada escalada (de Obama) en Afganistán está facturándose como algo necesario para una estrategia exitosa de contrainsurgencia, pero eso es como decir que son necesarios unos cuantos sacos de arena para contener las inundaciones en Nueva Orleáns». La doctrina de la contrainsurgencia propone entre 20 y 25 soldados por cada 1.000 habitantes del país, precisamente la ratio que existía en el caso perdido de Kosovo en 2008. Richard Pape afirmó que para triunfar en una ocupación, se necesita un soldado de combate por cada 40 habitantes del país, o 25 soldados por cada 1.000 habitantes. Aplicado a Afganistán, eso equivaldría a un cuarto de millón de fuerzas de combate occidentales en Afganistán. La ratio afgana en 2008 era de un mero 5,2 y con el incremento de Obama llegará sólo al 6,4.

Pero el argumento anterior se ve seriamente dañado en algunos aspectos: ¿Puede uno realmente asumir que el ejército afgano (ANA, por sus siglas en inglés) y la policía (ANP, por sus siglas en inglés) contarán como contrainsurgentes? ¿Qué las fuerzas de la OTAN in toto se van a implicar en combates duros? Un cálculo más plausible aunque generoso (hacia Obama y la OTAN) sería:

  • Combinadas fuerzas EEUU/OTAN (47.600), más el propuesto incremento de Obama de 30.000 más la ANP y la ANA (127.000) = 204.000.

  • Asumiendo que la población afgana es de 26,6 millones de habitantes, la ratio sería sólo de 7,7.

  • Si asumimos que la única hostilidad procede de los 14 millones de pastunes que hay en Afganistán, la ratio todavía sería de un 14,5, muy lejana aún del sugerido 25.

 

 

 Gran despliegue de los talibanes pakistaníes en Swat

(19 de abril de 2009)

(Foto de B.K. Bangash, AP)

Más tropas estadounidenses en las zonas fronterizas de Afganistán servirán simplemente para empujar a los islamistas radicales a través de la frontera pakistaní, donde apenas llega el mandato legal del débil gobierno pakistaní. La afluencia de esos radicales islamistas sirve tan sólo para desestabilizar aún más a Pakistán donde la influencia de los talibanes pakistaníes aumenta cada semana24. El débil régimen pakistaní está perdiendo territorio a favor de los ahora unificados comandantes talibanes pakistaníes, unidos para combatir contra las fuerzas ocupantes extranjeras en Afganistán25. Como Carlotta Gall, del New York Times, sostiene: el incremento de Obama ha servido para unificar a los talibanes afganos y pakistaníes26. Pero esas simpatías27 transfronterizas son una realidad en la zona desde hace ya bastante tiempo. Son abrumadoramente evidentes las pruebas de que la «solución» militar de Obama -su incremento- es una penosa medida a medias y, como la reunión de la OTAN celebrada en abril en Estrasburgo demostró, que Europa no está muy dispuesta a cargar con el muerto. 200.000 pastunes cruzan los 2.640 kilómetros de longitud de la frontera con Pakistán a diario28. Está claro que una frontera así no hay quien la selle. La escasez de las tropas ocupantes se capta en la siguiente foto:

 

Soldado del ejército ocupante estadounidense en el pueblo de Tsapowzai, a 50 kms al oeste de Kandahar a primeros de 2009

(Foto de Danfung Dennis , New York Times)

 Debe reconocerse que es una quimera constituir una policía nacional afgana. Según el informe de la Oficina de Responsabilidad del Gobierno estadounidense de junio de 2008, los 6.200 millones de dólares gastados ya en crear una fuerza de policía nacional afgana no han conseguido ni una sola unidad de policía capaz de cumplir con su misión29. Ann Jones presenta un soberbio relato acerca de los esfuerzos de los inspectores generales del Pentágono y del Departamento de Estado de EEUU para entrenar a la policía afgana:

 … Se encontraron con que el número de hombres entrenados (unos 30.000) eran menos de la mitad de la cifra que la administración había dado (70.000). El entrenamiento había durado como mucho ocho semanas, sin ninguna experiencia de campo en absoluto. Sólo se respondió de alrededor de la mitad del equipamiento asignado a la policía -incluidos miles de camiones-, y los hombres entrenados fueron considerados entonces «incapaces de desarrollar el trabajo de rutina de reforzamiento de la ley»30.

La idea, apoyada por EEUU, de establecer milicias civiles locales armadas a nivel de pueblo -conocidas como las Fuerzas de Protección Pública Afganas (APPF, por sus siglas en inglés)- a cuyos integrantes se entregaron armas tras tres semanas escasas de entrenamiento, se ha encontrado con la casi unánime condena de Oxfam y las principales organizaciones de ayuda que actúan en Afganistán. En marzo, se graduaron los primeros 240 miembros de las APPF tras un curso de entrenamiento de veintiún días y se situaron en el distrito de Jalrez de la provincia de Wardak31. El temor existente es que ahora haya más afganos convertidos en objetivo de la resistencia y que el esquema ayude a recrear milicias tribales del tipo que la comunidad internacional se ha pasado desarmando entre seis y siete años32. Los críticos temen que las APPF se conviertan en una repetición de una temprana fuerza policial auxiliar que no era muy disciplinaria y sí muy depredadora. Se han hecho críticas similares desde el nuevo Programa de «Ayuda, Promoción y Asistencia» afgano aprobado por el gobierno afgano en septiembre de 2008. Las ONG no tienen sino ásperas palabras hacia este enfoque de contrainsurgencia que pone a los afganos en grave peligro33.

 Un Marine estadounidense del 3º Batallón, 8º Regimiento de Marina patrulla por un campo de opio el 19 de marzo de 2009, cerca del pueblo remoto de Baqwa, en la provincia de Farah, situada al suroeste de Afganistán

Fuente: John Moore/Getty Images en: 

http://www.gettyimages.ie/Search/Search.aspx?src=findsimilar&assettype=Image&sfkc=Opium%3BAfghanistan#2

 

Bomba s erradas y ataques a medianoche sobre los hogares afganos resultan tan desastrosos como los esfuerzos occidentales (dirigidos por los británicos) para liberar del opio a Afganistán, la única fuente de ingresos en muchas comunidades campesinas. El emisario de Obama, Richard Brooke, describió a finales de marzo la actual política de erradicación como «el programa más despilfarrador e ineficaz que he visto en cuarenta años… Sólo EEUU está gastando unos 800 millones de dólares en la lucha contra narcóticos. No hemos sacado nada en limpio, nada… Al forzar la erradicación, lo que estamos consiguiendo a menudo es empujar a los campesinos hacia los talibanes» 34 . En vez de eso, lo que hay que proporcionar a los campesinos son fuentes alternativas de ingresos. La erradicación se lleva intentando muchos años pero es colocarse de espaldas a la realidad no ver que el opio es un producto que en las pobres comunidades rurales afganas sirve como factor de cohesión social 35 .

Pero lo que es incluso más importante aún, como muchos han sostenido y los primeros datos examinados para 2009 aquí confirman, que enviar más tropas servirá fundamentalmente para incrementar las víctimas civiles; y más víctimas civiles crearán sencillamente más voluntarios para la resistencia afgana ante la ocupación extranjera 36 . El Mullah Zubiallah Akhund, un líder talibán de Uruzgan, cree que los ataques de las fuerzas extranjeras han ayudado a convertir su lucha contra los ocupantes en una lucha popular a nivel nacional:

» La gente que combate con los talibanes son los hermanos, tíos y parientes de los asesinados por los estadounidenses. Se han unido a los talibanes y están combatiendo porque quieren vengar a sus hermanos, padres o sobrinos. Ahora hay talibanes en todos los pueblos: muchos de ellos se han incorporado al movimiento después de los salvajes ataques perpetrados por los estadounidenses 37 «.

Muchos ven el incremento afgano de Obama precisamente como todo lo contrario de lo que hay que hacer. Una coalición de ONG afganas -incluidas Oxfam, el Comité de Rescate Internacional y otras- han expresado su profunda preocupación de que el incremento militar de Obama aumente las víctimas civiles. Algunos afganos (incluida RAWA, siglas en inglés de la Asociación de Mujeres Revolucionarias Afganas) han pedido una retirada total de las tropas extranjeras de Afganistán. Otros, como el veterano corresponsal del New York Times Stephen Kinzer, admiten que los actos hostiles de las tropas estadounidenses impulsan la resistencia y sostiene que EEUU debería implicarse en una acción participativa, no en aumentar los niveles de tropas estadounidenses en Afganistán porque eso envía una señal equivocada, reducir la presencia agresiva de las tropas estadounidenses y actuar comprando tiempo para entrenar a las fuerzas afganas 38 .

 

 

 

Un hombre afgano ofrece sus plegarias en Azizabad junto a las tumbas de los asesinados en un ataque aéreo estadounidense en agosto de 2008.

 

(Foto Agence France Presse)

 

Detalles en: http://www.rawa.org/temp/runews/rawanews.php?id=726

Durante 2007, la cifra de tropas estadounidenses y de la OTAN en Afganistán se incrementó en un 45% y el número de civiles asesinados por acciones directas de EEUU y la OTAN fue de 1.010-1.297. Durante la primera mitad de 2008, cuando el número de fuerzas ocupantes estadounidenses subió de 26.607 a 48.25039, estimo que la cifra de civiles afganos asesinados (en el punto del impacto) por las acciones de EEUU y la OTAN durante 2008 fue de 864-1.017. Esto se parece mucho a la cifra de la que informó en enero el Rights Monitor Group de Afganistán40 de 1.100 muertos en los ataques dirigidos por EEUU o la OTAN durante 2008. Hay una extendida creencia en que la violencia se incrementará aún más en los próximos meses a causa de la actual estrategia que siguen EEUU y sus aliados de la OTAN41. Un informe confidencial de la OTAN de enero de 2009 publicado por Wikileaks documenta la espectacular escalada de la guerra y del desorden civil por todo Afganistán durante 2008: un incremento del 50% en secuestros y asesinatos, un incremento de un 25% en colocación de bombas a los lados de las carreteras, etc. La ONG afgana Safety Office en el informe del primer trimestre de 2009 añade datos más recientes: los ataques suicidas subieron de 159 a 239 y los ataques con cohetes de 98 a 177, los ataques con armas pequeñas/RPG usuales contra convoyes militares o bases subieron de 366 a 74442. En la provincia de Khost, la violencia se ha disparado: 50 ataques «insurgentes» en 2005, 107 en 2006, 165 en 2007 y 196 en 200843.

El esfuerzo militar de Obama en Afganistán durante sus primeros cien días en el poder se ha apoyado más en los ataques terrestres que en los bombardeos aéreos, lo cual contiene un claro mensaje, como se demostrará ahora: ¡Mujeres y niños afganos, corran a buscar refugio! Los «absurdos ataques aéreos de EEUU y la OTAN» se han visto simplemente reemplazados por otros ataques terrestres igual de mortíferos y sin sentido. En efecto, Obama ha puesto en marcha la ‘democratización de la muerte’, en el sentido de que está matando civiles por todo un amplio corte demográfico, desde abuelos a fetos no nacidos, desde campesinos a nómadas, etc., como queda demostrado en la Tabla 1.

Tabla 1

La ‘democratización de la muerte’ para los civiles afganos bajo el Presidente Obama

(20 de enero-30 de abril de 2009)

Estatus de la persona

Fecha de la muerte

Lugar donde se produjo la muerte

Asesinada por

Un abuelo

03,00 h., 24 enero

Laghman

Apoyo aéreo directo EEUU

Nómadas

04,00 h., 16 febrero

Herat

Ataque aéreo EEUU

Un cocinero

03,30 h., 22 marzo

Kunduz

Fuerzas Especiales EEUU

Una madre

20,00 h., 17 abril

Helmand

Ataque de helicóptero

Un padre

Tarde 20 febrero

Logar

Fuerzas terrestres EEUU

Un feto

00,30 h., 9 abril

Khost

Fuerzas terrestres EEUU

Dos campesinos

Tarde 24 marzo

Khost

Fuego fuerzas terrestres EEUU

Una niñita

Marzo 2009

Helmand

Soldados daneses

Un anciano líder tribal

31 enero

Paktika

Fuego terrestre fuerzas EEUU

Un estudiante de secundaria

Tarde 6 febrero

Khost

Fuego terrestre EEUU

Un motociclista

3 febrero

Helmand

Fuego terrestre OTAN

Varios tenderos

8 abril

Pakistán

Misiles desde teledirigido CIA

Empleado gobierno

00,30 h., 9 abril

Khost

Fuerzas terrestres EEUU

Conductor

20,00 h., 17 abril

Helmand

Ataque de helicóptero

Fuente: Marc W. Herold

(Base de datos del Proyecto para el Memorial de las Víctimas Afganas)

Hay cinco grupos que recopilan regularmente datos sobre las víctimas civiles afganas aunque utilizando clasificaciones diferentes (dificultando las comparaciones directas). Los resultados se presentan en la tabla 2:

Tabla 2

Recuentos de víctimas civiles afganas en 2008

UNAMA:

Talibanes y aliados

Fuerzas extranjeras y tropas afganas

1.160

828 (de ataques aéreos: 552)

AIHRC:

Talibanes y aliados

Fuerzas extranjeras y tropas afganas

1.000

800

Marc Herold: Fuerzas extranjeras

864-1.017

ARM:

Talibanes y aliados

Fuerzas extranjeras

Fuerzas de Karzai

2.300 (930 de suicidas bomba)

1.100 (de ataques aéreos: 680)

520

ANSO:

Grupos oposición armados

Fuerzas militares internacionales

1.290

459

OTAN:

Grupos oposición armados

Fuerzas militares internacionales

992

248

Notas: AIHRC = Siglas en inglés de la Comisión de Derechos Humanos Independiente Afgana; ARM = Monitor por los Derechos en Afganistán; ANSO = Oficina de Seguridad de las ONG en Afganistán

Es decir, sólo las fuerzas extranjeras fueron responsables de la muerte de 800-1.100 civiles afganos durante 2008, es decir, alrededor de 80 al mes (aunque esa media impide ver claramente diferentes las medias mensuales en Afganistán a causa de la intensidad de la lucha en relación con la climatología, Gráfico 1). La naturaleza propagandística de las cifras de la OTAN no merece comentario alguno. Soy el único analista que presenta datos desagregados, lo que permite verificar los datos de la recopilación (un sine qua non para una investigación académica seria). Las cifras proporcionadas por el equipo del Monitor Independiente por los Derechos en Afganistán (ARM, por sus siglas en inglés) están muy cerca de los míos44. Sobre el primer trimestre de 2009, sólo se dispone de los datos proporcionados por ANSO y Herold. Herold informa de 162-168 civiles afganos asesinados por fuerzas extranjeras mientras que ANSO enumera 107. James Appathurai, de la OTAN, proclamó que las muertes de civiles causadas por acciones occidentales y de los talibanes disminuyeron en casi un 40% en el primer trimestre de 2009, comparado con el mismo período de 2008 (sin proporcionar pruebas)45. Pero mis datos demuestran que durante el primer trimestre de 2009, las fuerzas de EEUU y la OTAN mataron una media de 54-56 civiles por mes comparados con los 46-57 por mes de la primera mitad de 2008.

Gráfico 1

Cifras medias mensuales de civiles muertos tras acciones de EEUU y la OTAN

(Enero/junio 2008-marzo 2009)

Un análisis de la demografía de los civiles afganos que perecieron a manos de EEUU y la OTAN desde que Obama asumió la presidencia revela lo siguiente ( Tabla 3 ): El número de mujeres y niños asesinados por las fuerzas de EEUU y la OTAN aumentó en un 63% en las muertes identificables (y en los hombres en un 37%). Esto se compara con las cifras, respectivamente, del 72% y el 28% durante enero-agosto de 2008 46 . La diferencia se explica por la mayor utilización de los bombardeos aéreos durante 2008. Es decir, primero Bush y después Obama y sus aliados de la OTAN han ocasionado la muerte al doble de mujeres y niños civiles que hombres civiles en la guerra afgana de EEUU. Pocos cambios se han registrado, en proporción relativa, desde que Obama se convirtió en Comandante en Jefe. Mi razonamiento aquí incluye a los hombres entre los civiles para no caer en la trampa básica de equiparar sólo a mujeres y niños con civiles inocentes 47 . La alta proporción de mujeres y niños asesinados refleja el hecho de que las fuerzas de EEUU y la OTAN están asaltando espacios domésticos.

Tabla 3

Demografía de los civiles afganos asesinados en acciones de EEUU y la OTAN durante la Presidente de Obama

(21 de enero-19 de abril de 2009)

Hombres

43-45 (punto medio 44)

21,1%

Mujeres

13

7,4%

Niños

60

35,3%

Sin determinar

54-57 (punto medio 55,5)

31,6%

TOTAL

173-178 (punto medio 175,5)

100,0%

Fuente: Base de datos del Proyecto para el Memorial de las Víctimas Afganas

A principios de 2009, las fuerzas de EEUU y la OTAN hicieron mucho ruido propagando que iban a utilizar menos los mortíferos ataques aéreos en los que tantos civiles mueren 48 . En su lugar, se centrarían en los ataques por tierra, que aumentarían en cuanto el incremento de Obama se materializara. ¿Qué muestran los datos durante el período del 20 de enero al 19 de abril? La tabla 4 muestra que los ataques aéreos (que incluyen ataques por aire y por tierra) siguieron siendo aún responsables de las muertes del 57% de los civiles y son dos veces y media más letales que los ataques terrestres. El típico ataque por tierra de las tropas extranjeras mata entre 2-3 personas y un ataque aéreo unas 6, cifra casi idéntica a la de los civiles iraquíes asesinados por los ataques por fuego de armas pequeñas o ataques aéreos (respectivamente, 2 y 9) 49 . Sin embargo, los ataques más mortíferos son, de lejos, los de los aviones teledirigidos de la CIA en las zonas fronterizas de Pakistán: durante el período del 1 de enero al 8 de abril de 2009, los teledirigidos de la CIA lanzaron 14 ataques aéreos matando a 152 civiles, lo que arroja una cifra de 11 víctimas por ataque 50 .

Tabla 4

Las causas de la muerte de los civiles afganos

(21 de enero-19 de abril de 2009)

 

Ataque aéreo

Ataque aéreo & terrestre

Ataque terrestre

Otras

Aviones-robot

#ataques

14

2

28

4

14

#muertos

85-89

13

69

7

153

Muertos por ataque

6,0-6,4

6,5

2,5

1,8

11

En efecto, la administración Obama continúa utilizando los ataques aéreos aunque el número de esos ataques fue de 16, comparado con l os 28 ataques terrestres. Obama ha trasladado la mortífera carga de los ataques aéreos sobre el pueblo de la tribu pastún situada en la frontera pakistaní. Esta parecería ser una táctica especialmente equivocada en cuanto que la mayoría de los pastunes se adhieren al código pastunwali , por el que hay que vengar a cualquier miembro de una familia que sufra un hecho lesivo. Es decir, que esos ataques que causan heridos o muertos entre los civiles están alimentando una interminable incorporación de nuevos combatientes a la resistencia. Cifras citadas a amplios niveles sugieren que por cada pastún muerto aparecen entre tres y cinco buscadores de venganza.

Bajo el incremento de Obama , declaró un alto funcionario de la administración de Obama, hablando bajo anonimato porque no estaba autorizado a hablar en público 51 : «Estas tropas van a ayudarnos a contrarrestar los avances territoriales talibanes, a impedir que tenga lugares donde se sientan a salvo y a crear seguridad para los civiles afganos». Mis datos documentan con bastante seguridad que los civiles afganos siguen siendo asesinados o heridos en grandes cifras por EEUU y que sufren la humillación de tener tropas extranjeras destrozando e irrumpiendo violentamente en sus casas 52 ¿Es que hay alguna diferencia en que te mate una bomba Mark-82 fabricada por Raytheon Corp. o un ataque de las Fuerzas Especiales estadounidenses?

 

Imagen fechada el 18 de febrero de 2009, el 42º Comando de los Reales Marines británicos rompen una puerta durante la Operación Diesel, un ataque lanzado por las tropas británicas en el conocido Valle de Sangin, en la provincia de Helmand, núcleo talibán en Afganistán

 

(Fuente: http://www.daylife.com/photo/01d8g9EdAR097)

Conclusión:

El enfoque de Obama representa la continuidad con el de su muy criticado predecesor. Al igual que Bush, Obama no ofrece una estrategia de salida. Los «cambios» de importancia son una presencia incrementada del ejército estadounidense, más ataques sobre las zonas fronterizas pakistaníes, más militarización de la ayuda para reconstrucción, abandono de la construcción de una nación y de todo lo concerniente a los derechos de los ciudadanos, matanzas de más civiles afganos con las acciones de las tropas terrestres en vez de con bombardeos aéreos y toda la sofisticación mercantilizada y aumentada dedicada a un público estadounidense aún enganchado a la retórica del cambio y hambriento aún de las reconfortantes palabras de un abogado formado en Harvard.53


Notas:

1 Véase, por ejemplo, una reflexión en: http://www.pbs.org/newshour/bb/white_house/jan-june01/100days_4-30.html

2 Como he discutido en otra parte, véase mi «America’s Afghan War: The Real World versus Obama’s Marketed Imagery«, en: http://www.rawa.org/temp/runews/2009/04/12/americaand-8217-s-afghan-war-the-real-world-versus-obamaand-8217-s-marketed-imagery.html; Véase traducción en español en: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=83924&titular=el-mundo-real-frente-a-la-imaginer%EDa-comercializada-de-obama-

3 Nina Wekheuser y Deanne Corbett: «Will Bagram Become Obama’s Guantánamo?» Deutsche Welle (18 de abril de 2009), en: http://www.dw-world.de/dw/article/0,,4184012,00html

4 » ‘All Hail Obama’ – Obama’s Afghan Strategy Wins Neo-conservative Plaudits», The Spectator (27 de marzo de 2009).

5 Mayhill Fowler: «Afganistán: Obama’s Men and Women g oto War», Huffington Post (25 de febrero de 2009) en: http://www.huffingtonpost.com/mayhill-fowler/afghanistan-obamas-men-an_b_169462.html , y Peter Graff: «New Tactic for U.S., NATO in Afghanistan: Say Sorry», Reuters (17 de abril de 2009).

6 Gideon Rachman, The New Afghanistan Strategy» The Financial Times (27 de marzo de 2009), en: http://blogs.ft.com/rachmanblog/2009/03/the-new-afghanistan-strategy/

7 El término «guerrilla accidental» fue acuñado por el soldado y antropólogo australiano David Dilcullen. Para una crítica del análisis de Kilcullen, véase Michael Scheuer: «The Accidental Guerrilla and the Deliberate Interventionist» Antiwar.com (14 de abril de 2009) en: http://original.antiwar.com/scheuer/2009/04/14/the-accidental-guerrilla-and-the-deliberate-interventionist/. Gareth Porter argumenta que el plan para dividir a los talibanes introduce más profundamente a Obama en la guerra afgana, véase Gareth Porter: «Plan to Split Taliban Lures Obama Deeper into War», Antiwar.com (17 de marzo de 2009) en: http://www.antiwar.com/porter/?articleid=14414

8 Como he defendido en otra parte y también articulado en Aunohita Mojumdar: «Old Military Hardware in a New Bottle», Asian Times (23 de abril de 2009), en http://www.atimes.com/atimes(South_Asia/KDWEDf02.html

9 Los términos vienen de Fred Kaplan: «CT o COIN? Obama Must Cose this Week between the Two Radically Different Polices», Slate.com (24 de marzo de 2009) en: http://www.slate.com/id/2214515/

10 Sabed Salahuddin: «Taliban Say U.S. Reconciliation Offer «Lunatic», Reuters (1 de abril de 2009) en http://www.reuters.com/article/topNews/idUSTRE5303ED20090401

11 Ben Farmer y Dean Nelson: «Moderate Taliban Leader Warns Barack Obama’s Plan Will Make Afghanistan Worse», The Telegraph (5 de abril de 2009) en http://www.telegraph.co.uk/news/worldnews/asia/afghanistan/5106832/Moderate-Taliban-leader-warns-Barack-Obamas-plan-will-make-Afghanistan-worse.html , y Sayed Salahuddin: «Obama’s Call on Moderate Taliban Useless: Analyst», Reuters (9 de marzo de 2009) en: http://www.reuters.com/article/topNews/iudUSTRE5282D220090309

12 Mojumdar (2009), op. cit.

13 Anita Inder Singh, «Obama’s Afghan Challenge», OpenDemocracy.org (12 de noviembre de 2008) en: http://www.opendemocracy.net/terrorism/article/anita_indersingh/obama_afghanistan_challenge

14 Asumiendo que la población de Afganistán es en la actualidad de 26,6 millones, según IRIN (2008) en: http://www.irinnews.org/Report.aspx?Reportld=77937

15 Simon Jenkins, «Parallels with Nam», Mail & Guardian (31 de marzo de 2009) en: http://www.mg.co.za/article/2009-03-31-parallels-with-nam

16 Véase Ann Jones: «The Afghan Scam: The Untold Store of Why the U.S. is Bound to Fail in Afganistán», Tomdispatch.com (11 de enero de 2009) en http://www.tomdispatch.com/post/175019

17 Ann Jones (2009), op cit.

18 Nancy A. Youssef y Margaret Talev: «Obama’s New Plan for Afghanistan: More Troops, Modest Goals», McClatchy Newspaper (26 de marzo de 2009) en: http://news.yahoo.com/s/mcclatchy/20090327/wl_mcclatchy/3199047_1

19 Matthew Rosenthal: «U.S. Sees Former Warlords as Useful Partners», Wall Street Journal (20 de marzo de 2009) en: http://online.wsj.com/article/SB123749782452088727.html#mod=rss_Page_One

20 Kelley Vlahos, «Poppy Palaces», The American Conservative (22 de abril de 2009), en: http://www.amconmag.com/blog/2009/04/15/poppy-palaces/

21 Véase «Insecurity, Lack of Cash Threaten Development Projects», IRIN News (16 de abril de 2009) en: http://www.irinnews.org/PrintReport.aspx?Reporttd=83953

22 Como en Matt Walkman: «Caught in the Conflict. Civilians and the International Security Strategy in Afghanistan», elaborado por de once ONG que actúan en Afganistán (Bruselas, informe para la cumbre de jefes de estado y gobierno de la OTAN, 3-4 de abril de 2009) 27 páginas.

23 Véase, por ejemplo, Fred Kaplan: «What Are We Doing in Afghanistan? We’re Still Figuring That Out», Slate.com (6 de febrero de 2009) en: http://www.slate.com/id/2210624

24 Robert Birsel: «Fears for Pakistan as Taliban Make Gains», Arab News (20 de abril de 2009) en: http://www.arabnews.com/?page=7&section=0&article=121711&d=20&m=4&y=2009

25 Ahmed Rashid: «Slide toward Anarchy», Globe & Mail (28 de febero de 2009) en: http://www.e-ariana.com/ariana/eariana.nsf/allDocs/BC4D2B6A60D88C7D8725756B0033EAE7?OpenDocument

26 Carlotta Gall: «Pakistani and Afghan Taliban Unify in Face of U.S. Influx» International Herald Tribune (27 demarzo de 2009) en: http://www.e-ariana.com/ariana/eariana.nsf/allPrintDocs/3EBFBB20D13FDFDE87257586004DD017?OpenDocument

27 Soberbiamente descrito en el artículo de Dexter Filkins: «Right on the Edge», New York Times Magazine (7 de septiembre de 2008) en: http://www.nytimes.com/2008/09/07/magazine/07pakistan-t.html?_r=2

28 Tariq Osman Hyder: «The Afghan Labyrinth», The News Interantonal (26 de febero de 2009) en: http://WWW.gulfnews.com/opinion/columns/world/10287864.html

29 Cited in Paul Burton: «What New Strategy in Afghanistan?», Middle East Online (16 de abril de 2009) en http://www.middle-east-online.com/english/id=31537

30 Ann Jones (2009), op. cit

31 Ben Farmer «Afganis Armed to Protect Villages in New American Initiative» Telegraph (27 de marzo de 2009).

32 John Boone: «Aid Agencies Attack US Plan to Arm Afghan Militias», The Guardian (3 de abril de 2009), en: http://www.guardian.co.uk/world/2009/apr/03/afghanistan-us-militias-security

33 Véase » Caught in Conflict (2009), op. Cit. citado en Peter O’Neill: «Aid Agencies Release skating Critique of Afghan Countr-Insurgency Efforts», Canada.com (3 de abril de 2009) en: http://www.canada.com/news/agencies+release+critique+afghan+counter+insurgency+efforts/1460393/story.html

34 » Hoolbrook Calls Afghan Anti-Drug Policy Most Wasteful Ever Seen», Progressive Review (23 de marzo de 2009), en: http://prorev.com/2009/03/holbrooke-calls-afghan-anti-drug-policy.html

35 David Mansfield: «The Economic Superiorita of Illicit Drug Production: Myth and Reality, Opium Cultivation in Afganistán», de agosto de 2001, en: www.davidmansfield.org/data/Field_Work/GTZ/OpiumMythorReality.doc

36 Expuesto poderosamente, por ejemplo, en Clancy Chassay: » ‘I was still holdring my grandson’s hand – the rest was gone’ «, The Guardian (16 de diciembre de 2008), en: http://www.guardian.co.uk/world/2008/dec/16/afghanistan-taliban-us-foreign-policy

37 Chassay, op. cit.

38 Maya Schenwar: «Afghanistan: A Way Forward. An interview with Stephan Kinzer», Truthout.org (16 de diciembre de 2009), en: http://www.truthout.org/121608R

39 Joanne O’Bryan y Michael Waterhouse: «U.S. Forces in Afghanistan» Washington D.C.: Informe del Servicio de Investigación del Congreso para el Congreso CRS 22633 (15 de julio de 2008): 6

40 «Afghan Unrest Killed 4.000 Civilians in 2008: Report», Agence France Presse (21 de enero de 2009), en: http://www.google.com/hostednews/afp/article/ALqM5jin59V7_ci05Cs9KtqexpO_1N

41 Chris Sands: «War-Weary People Fear Little Hope of peace», The Nacional (9 de marzo de 2009), en: http://www.thenational.ae/apps/pbcs.dll/article?AID=/20090309/FOREIGN/614496422/1002

42 Afganistán NGO Safety Office, ANSO Quarterly Data Report Q.1 2009 ( Kabul: ANSO, abril de 2009).

43 » Khost: A US Waar Snared in Afghan Realities», Agence France Presse (10 de febrero de 2009), en: http://www.google.com/hostednews/afp/article/ALeqM5gV3Yv4ONUgFAexICGryegLrMezjw

44 «Report Shows Higher Casualties in Afghanistan», World Crisis Web (22 de enero de 2009), en http://www.world-crisis.com/news/866_0_1_0_C/ . El informe se titula «The Plight of Afghan Civilians».

45 «Afghan Civilian Casulaties Down 39 Per Cent, NATO Says», Deutsche Press Agentur (22 de abril de 2009), en: http://english.people.com.cn/90001/90777/90856/6643231.html

46 Derivadas de mi «Matrix of Death», Frontline. India’s Nacional Magazine 25, 21 (11-24 de octubre de 2008): 21.

47 Es una cuestión explorada por R. Charli Carpenter en: » ‘Innocent Women and Children’: Gender, Norms and the Protection of Civilians (Farnham, U.K.: Ashagate Publishing, 2006), 217 pág.

48 Tom Vanden Brook: «Fewer Airstrikes in Afghanistán Mirror Tactical Shift», USA Today (8 de abril de 2009), en: http://www.usatoday.com/news/military/2009-04-07-bombs_N.htm

49 Véase Madelyn Hsiao-Rei Hicks et. al.: «The Weapons That Kill Civilians – Deaths of Children and Non Combatants in Iraq, 2003-2008», New England Journal of Medicine 360, 16 (16 de abril de 2009): 1586.

50 Datos de «60 Drone Hits Hill 14 Al-Qaeda Men, 687 Civilians» The News (10 de abril de 2009), en: http://www.thenews.com.pk/print3.asp?id=21440

51 Julian Barnes y Grez Millar: «Obama Orders More Troops to Afganistán», Los Angeles Times (18 de febrero de 2009), en: http://latimes.com/news/nationworld/world/la-fg-afghan-troops18-2009feb18,0,7002157,print.story

52 Si hay algunas víctimas de las fuerzas de EEUU y la OTAN que nunca se mencionan en los medios dominantes, esos son los muertos. Quienes están permanentemente expuestos a los ataques aéreos de «precisión» o a los asaltos a medianoche de las Fuerzas Especiales estadounidenses apenas se merecen ser noticia. Esos ataques provocan heridos y muertos; en efecto, la ratio de heridos en relación con la de muertos en los predominantes ataques aéreos en Afganistán durante la campaña inicial de bombardeos de EEUU fue de alrededor de 1,8 a 1. Probablemente esta ratio ha disminuido cuando los combates se han enfocado más letalmente, pero una ratio decreciente aumenta el espectro de crímenes de guerra cometidos contra civiles. Véase: » Umconfortable Others: Afghan Civilians Wounded by America «, Uruknet (20 febrero 2009), en: http://uruknet.de/?p=m52011&hd&size=1&1=e . Traducción al español en: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=81417

0