UPM y la enseñanza pública uruguaya

Fuentes: Brecha

El acuerdo firmado por Uruguay y por la empresa Upm plantea de manera explícita las obligaciones que corresponderán a nuestro país en lo atinente a la educación, una vez que el proyecto se materialice. Téngase presente que desde hace ya tiempo Upm, bajo la forma Fundación Upm, tiene una actividad lo suficientemente intensa en Uruguay […]

El acuerdo firmado por Uruguay y por la empresa Upm plantea de manera explícita las obligaciones que corresponderán a nuestro país en lo atinente a la educación, una vez que el proyecto se materialice.

Téngase presente que desde hace ya tiempo Upm, bajo la forma Fundación Upm, tiene una actividad lo suficientemente intensa en Uruguay como para expandirse en todos los niveles y ramas del sistema de enseñanza: escuelas, ciclo básico, bachillerato, liceo técnico, formación docente, estudiantes de magisterio, docentes en ejercicio no titulados, docentes en ejercicio con formación de grado, posgraduación, familias de escolares, universidad, centros de investigación. En todos los casos, esto sucede con el conocimiento, el beneplácito y la colaboración de las autoridades de la enseñanza pública uruguaya. (Este resumen ejemplificará sobre esto más adelante.)

1. OBLIGACIONES VENIDERAS CONTRAÍDAS POR URUGUAY AL FIRMAR EL ACUERDO CON UPM

En el capítulo 3, «Acuerdos alcanzados», en su cláusula 3.6.4, «Educación», se estipula en el literal a: «Luego de la fecha de la Decisión Final de Inversión (Dfi), Rou deberá organizar y financiar la mejora de las Universidades Técnicas (Utu), principalmente de Paso de los Toros, Durazno y Tacuarembó, para mejorar su capacidad de brindar instalaciones y recursos educativos con respecto a las disciplinas mecánicas, de instrumentación y eléctricas y, al hacerlo, deberá tener en cuenta y aplicar de buena fe las visiones de Upm con respecto a lo siguiente: I) las necesidades de sus cadenas de valores con relación al proyecto Upm; II) cómo cree que la cooperación puede facilitarse de mejor manera entre dichas universidades y las universidades técnicas en Finlandia».

Y en el literal b: «Luego de la fecha de la Dfi, Rou deberá organizar y financiar programas para brindar apoyo a las personas de la región de influencia para mejorar su capacidad de completar los estudios educativos básicos».

Y en el literal c: «Antes de la fecha límite de la fase 2, Rou debe proporcionarle a Upm un plan que establezca cómo pretende cumplir con sus obligaciones con respecto a: i. cláusula 3.6.4 (a) y ii. cláusula 3.6.4 (b). En cada caso con detalles que respalden el costo anticipado de sus propuestas. Rou deberá cumplir con sus obligaciones con respecto a las cláusulas 3.6.4 (a) y (b) conforme a los respectivos planes».

Saltan a la vista las obligaciones que Uruguay asume en materia educativa en «la región de influencia» de la empresa finlandesa: Uruguay está obligándose a organizar y a financiar políticas educativas que, explícitamente, son impuestas por una empresa extranjera ante la cual Uruguay está obligándose a rendir cuentas.

Salta a la vista que un Estado soberano no puede firmar un acuerdo por el que acepta renunciar a su propia concepción laica republicana de la enseñanza, en aras de «tener en cuenta y aplicar de buena fe las visiones de Upm», es decir, de una empresa privada oriunda de otro Estado (en este caso, un Estado cuya religión oficial es la Iglesia Evangélica Luterana) y cuyo interés en Uruguay es, exclusivamente, lucrativo.

Asimismo, el acuerdo consta de un pasaje extenso titulado «Desarrollo» (desde 3.10.1 hasta 3.10.12) en donde se estipula la creación de varias entidades bilaterales denominadas Grupo de Trabajo de Desarrollo, Fondo de Innovación Sectorial, y Directorio del Fondo, paritariamente integradas por Upm y el Estado uruguayo. El cometido de estas entidades será financiar y organizar diferentes centros de investigación -Centro Tecnológico Forestal Maderero, Centro Tecnológico en Bioeconomía- así como proyectos de investigación, desarrollo e innovación; un programa de becas para maestrías y doctorados, y un centro de desarrollo empresarial.

Aunque a todas luces se trata de políticas educativas, científicas y tecnológicas, no se prevé la participación de Anep o de Udelar.

2. ACTUALES ACTIVIDADES DE UPM EN EL SISTEMA DE ENSEÑANZA PÚBLICO URUGUAYO

a) En primer lugar, cabe destacar el empuje upeemista que propulsó el nacimiento de la Utec, es decir, de la primera universidad pública uruguaya carente de autonomía y cogobierno, aunque, o tal vez por eso mismo, provista del financiamiento empresarial extranjero que le permitió existir, luego de los acuerdos firmados en 2015.1

Salvo que se piense que las empresas extranjeras que invierten en un país situado en la otra punta del mapa son movidas por un ánimo filantrópico, hay que preguntarse a quiénes beneficia, a largo, mediano y corto plazo, esta conjunción tres veces asimétrica entre una empresa privada movida por su lógica de lucro y un Estado nacional que no puede adoptar, sin peligro de extinción para sus habitantes, una simple lógica de lucro.

La marcada semejanza entre el logo de la fundación emanada de una empresa privada (Upm) y el escudo universitario público (Utec) debería llamar la atención, pues se está dando por sentada una comunidad de orígenes y de destinos en donde no puede haber tal cosa, salvo que quiera volverse a una variante contemporánea del estado de cosas anterior a la reforma vareliana y a la Reforma de Córdoba.

b) En el extremo opuesto del fundar universidades sin autonomía ni cogobierno, se sitúa una actividad tan simpática, inocente e inofensiva como es un concurso de cuentos infantiles.

Véase, no obstante, esta denuncia realizada en 2013 por el grupo Guayubirá:

«‘Upm Forestal Oriental en el marco de sus actividades de Responsabilidad Empresarial ha decidido lanzar este año un concurso de redacción que llamamos Cuentos del Bosque’, indica en su sitio web la Inspección Departamental de Educación Inicial y Primaria del departamento de Florida.

En las bases del concurso, Upm estableció que el texto ‘deberá tener como temas principales los bosques (naturales o artificiales), el paisaje, el medioambiente y la biodiversidad (agua, suelo, flora, fauna, insectos, etcétera)’. Al mismo tiempo aclara que el texto deberá contener ‘un mensaje respecto al paisaje o cuidado de los recursos naturales’ y que ‘en todos los casos se evaluará positivamente texto e imágenes proactivos frente a lo reactivo, tanto en lo conceptual como en lo actitudinal’.

¿Qué quiere decir la empresa cuando condiciona a los alumnos a que no escriban textos ‘reactivos’? ¿Acaso quiere evitar cualquier posible mención a los efectos negativos sobre el agua, el suelo y la biodiversidad que provocan las plantaciones forestales?

Este concurso no es más que una herramienta de la empresa Upm-Forestal Oriental para influenciar los planes de estudio, identificando e igualando como ‘bosques’ tanto al bosque nativo como a los monocultivos de eucaliptos en gran escala. Vinculando a este concepto los de paisaje, medioambiente y biodiversidad, busca darle una fachada amigable y biodiversa a las plantaciones de árboles en gran escala.

Upm accede a través de las escuelas rurales no sólo a los alumnos y maestros, sino también a sus familias, buscando influenciar así a un importante sector de la sociedad rural para la aceptación de un modelo de producción que aún hoy a nivel país provoca muchas inquietudes por sus impactos negativos a nivel social, ambiental y cultural. De esta forma la empresa, con el apoyo del Mgap y de la Anep -mediante acuerdos con las inspecciones departamentales o directamente con las escuelas-, busca su legitimación en el propio territorio. Así van ‘preparando el terreno’ para la tercera planta de celulosa, cuya zona de influencia sería la misma que abarca el concurso en cuestión».2

A la escala inofensiva de un concurso de cuentos infantiles, una empresa privada extranjera que practica en Uruguay un modelo productivo cuyos beneficios distan de ser evidentes para la población del país, se inmiscuye en su enseñanza pública, premiando a quienes adopten el punto de vista que coincida con el de la empresa, suscitando así la competencia entre quienes desean satisfacer el deseo de aquel que, luego, decidirá.

c) Igualmente simpático e inofensivo, y con menos carga ideológica a la vista, se encuentra el ómnibus El Charabón, donado por Upm en febrero de 2019 a la Intendencia de Río Negro, para el traslado de escolares, maestras, liceales, docentes, estudiantes de Utec, etcétera. Esta donación es celebrada con entusiasmo: «El evento de lanzamiento contó con la presencia del intendente de Río Negro, Oscar Terzagui, autoridades del gobierno departamental, representantes de la Inspección Departamental de Educación Inicial y Primaria, docentes, medios de comunicación y miembros de Fundación Upm».3

El entusiasmo por El Charabón es comprensible, puesto que ayudará a resolver algo tan básico como es el traslado de alumnos y de docentes a sus lugares de estudio. En cambio, es menos comprensible que, luego de tantos años de implantación de Upm 1 (ex Botnia), mega inversión de la historia uruguaya que también iba a traer el desarrollo y la pujanza a Fray Bentos y a su departamento, ni la Intendencia departamental, ni el gobierno municipal, ni las autoridades de Primaria hayan juntado el dinero suficiente como para financiar un ómnibus por otra parte tan obviamente fundamental.

O el ómnibus no es tan importante y se celebra tanto de puro agradecidos que son los fraybentinos; o la enorme riqueza que ex Botnia (hoy Upm 1) traería a la ciudad de Fray Bentos y al país no dio ni para financiar un ómnibus con recursos públicos; o Upm 1, presionando para que Upm 2 se instale, está haciendo lo que se llama demagogia, o buena letra, o caridad. Comprar voluntades e inhabilitar críticas (o intentar hacerlo) gracias a la caridad es un procedimiento que no educa para ser ciudadanos. Estampar en el ómnibus, lado a lado y en pie de igualdad, el logo de una empresa privada y el escudo del gobierno departamental de Río Negro, tampoco.4

d) En el mismo plano de «servicios a la comunidad» se encuentra el proyecto de Alfabetización Familiar que lleva adelante la Fundación Upm en escuelas rurales de Tacuarembó:

«Durante 2018, unos setenta maestros rurales y estudiantes de magisterio participarán del curso de formación organizado por la asociación civil Mate, la Inspección Departamental de Educación Inicial y Primaria, el Instituto de Formación Docente de Tacuarembó y Fundación Upm. (…) En esta oportunidad la formación se centrará en los directores y maestros de las escuelas rurales y en los futuros maestros. En ella se abordará el análisis de la perspectiva teórica y metodológica que sustenta al Programa de Alfabetización Familiar en el Ámbito Rural y el diseño de estrategias situadas para involucrar a las familias en el proceso de aprendizaje de la lectura y la escritura por parte de los niños (…). La conferencia de prensa tendrá lugar en la escuela número 13 de tiempo completo de Tacuarembó, dirección Héctor Gutiérrez Ruiz s/n, barrio Etcheverry, y está dirigido a directores y maestros rurales del departamento de Tacuarembó y a estudiantes de magisterio de cuarto año del Instituto de Formación Docente de la ciudad de Tacuarembó, con el apoyo de Fundación Upm».5

Luego de dos mil años de instituciones escolares, es difícil negar la importancia fundamental que tienen la lectura y la escritura desde los primeros años escolares, como es difícil negar la importancia a menudo decisiva que tiene la familia, cuando los escolares han de vérselas con la lengua escrita. Justamente, por eso mismo, por la importancia que revisten estos conocimientos, pilares de la escuela, resulta por demás inquietante que Primaria se haya asociado y haya delegado en una fundación privada esta tarea que le es propia, a saber la promoción de la lectura.

¿Cómo se justifica que una fundación emanada de una empresa dedicada a ganar dinero plantando eucaliptos y haciendo pasta de celulosa haya pasado a ser quien les enseña a los directores de escuelas rurales, a sus maestros y futuros maestros la importancia de la lectura y del involucramiento de las familias?

¿Acaso la Fundación Upm puede hacer esto gracias al célebre savoir-faire finlandés en materia educativa? ¿Acaso en Uruguay no hubo otro finlandés llamado José Pedro Varela que justamente supo hacer que durante numerosas generaciones Primaria enseñara a leer y a escribir a sus escolares, difundiendo el hábito de la lectura? ¿Acaso es casualidad que, en el monumento principal que recuerda a José Pedro Varela, el libro es lo que congrega a los niños, mujeres y hombres de ese grupo escultórico?6

No hace tanto, en la Universidad predominó el rechazo a los proyectos de Ppp, en el entendido de que, inclusive limitados a cuestiones edilicias, implicaban resignar la capacidad de autogobernarse. ¿Acaso la discusión, dirimida en los siglos XIX y XX, sobre quién enseña a leer y a escribir -los maestros de la República o los curas y sus monjas-, se reedita hoy con la existencia de empresas privadas que enseñan, o pretenden enseñar, a directores y maestros esperablemente imbuidos de ideales republicanos?

e) En febrero de 2019, la Fundación Upm se asoció con Reaching U-A Foundation for Uruguay, radicada en Nueva York, y con la Universidad de Montevideo, para llevar adelante el «Posgrado en educación: especialización en liderazgo, gestión e innovación educativa», que está dirigido a directores, subdirectores o «directivos» (según dicen en jerga ajena los organizadores) de Paysandú, Río Negro, Soriano, Durazno, Florida, Tacuarembó y Cerro Largo.7 Se busca alcanzar y convocar a autoridades de escuelas rurales, urbanas, de práctica, de tiempo extendido, de tiempo completo, de liceos, bachilleratos, Utu. Explícitamente, se busca llegar hasta quienes luego reproducirán lo inculcado.

La Universidad de Montevideo selecciona a los docentes de la escuela pública que serán merecedores de la beca que luego otorgan la Fundación Upm, Foundation for Uruguay y Reaching U.

El objetivo del posgrado «es generar un impacto enriquecedor en la cultura institucional del centro educativo del becado que adquirirá conocimientos conceptuales, metodológicos y éticos para el desarrollo de sus funciones».8

Dicho de otro modo, la Fundación Upm, la Universidad de Montevideo y Reaching U serán los encargados de enseñar, entre otras cosas, «conocimientos éticos» a esos funcionarios -servidores- públicos que son las autoridades de liceos, escuelas y Utu.

f) La Fundación Upm también se asocia con la Universidad Católica para realizar posgrados en formación docente en Currículum y Evaluación. Este posgrado es gratuito y cuenta con el aval del Mec. La primera edición fue en 2015 y, con variantes, sigue hoy.

g) La Fundación Upm, en asociación con la Universidad Católica, ofrece becas para un Diploma de Actualización Docente, exclusivamente dirigido a docentes no titulados y que trabajan en «la zona de influencia de Upm». Esta «actualización» de hecho funciona como una especie de sucedáneo upeemero de formación docente, a pesar de los 33 centros de formación docente distribuidos en el territorio nacional que la formación docente pública declara que existen.9

h) De igual modo, la Fundación Upm se ha asociado con el grupo Jóvenes Fuertes-Uruguay, y junto con ellos imparte una «Diplomatura uruguaya en psicología positiva aplicada a la educación del carácter», que se dirige a «educadores del interior del país (profesores, adscriptos, psicólogos y referentes locales».10 La página de Fundación Upm que anuncia esta diplomatura menciona 77 educadores de Río Negro, Soriano y Paysandú, aunque falta el verbo que permita saber en calidad de qué participan en este proyecto.

i) La Fundación Upm anuncia también los proyectos «Haciendo camino en comunidades rurales» (educación vial)11 y «Sembrando mi futuro» (impulsado junto con Jóvenes Emprendedores y autoridades educativas regionales).

Hasta aquí algunos de los proyectos educativos anunciados por la Fundación Upm en su sitio electrónico. Puede destacarse el predominio de las temáticas impulsadas por los organismos internacionales (Banco Mundial, Bid) que, desinteresados o condenatorios del conocimiento disciplinar, propugnan lo procedimental metodológico (cómo liderar, cómo planificar la clase, cómo evaluar, cómo innovar, cómo gestionar, cómo incorporar tecnología, cómo motivar, cómo elaborar estrategias, etcétera); y lo comportamental en clave moral (cómo pensar positivamente, cómo hacer que los otros piensen positivamente, cómo enseñar a que otros enseñen a pensar positivamente).

Cabe conjeturar que parte del aplomo desacomplejado con que la Fundación Upm hace las veces de «pedagoga» proviene de la legitimidad que otorga a Upm la cercanía con universidades finlandesas tecnológicas, no necesariamente autónomas, sino por el contrario sujetas a políticas estatales de fomento y desarrollo de lo empresarial.

Tampoco hay que descartar, como base de una legitimidad para nosotros muy discutible desde una perspectiva republicana laica, el componente luterano que hace de «la comunidad», «la escuela», «la iglesia» y «la empresa» un destino común, cosa que justamente es negada por el obvio colonialismo de esta megainversión que el Estado uruguayo hará para mejor enriquecimiento de una empresa finlandesa.

Notas:

1. https://utec.edu.uy/upmy-utecrefuerzanelcompromisoparalageneraciondecapacidadesdeformacionquecontribuyanaldesarrollodelaregionsuroeste/; https://utec.edu.uy/acuerdodecooperacion/

2. http://www.guayubira.org.uy/2013/11/concursoliterarioupmmanipulaalumnos/

3. https://www.upm.uy/prensa/todaslasnoticias/2019/02/fundacionupmeintendenciaderionegropresentanomnibusparatrasladodemaestrosyestudiantesenelinteriordeldepartamento/?fbclid=IwAR03z9j4bSIjCizWiojD7HSZAzDHetLXon2ys0mYfDmUF0E91kXdzXSXLpA

4. https://www.facebook.com/FundacionUPMUY/photos/pcb.2585948354780078/2585947348113512/?type=3&theater

5. https://www.upm.uy/prensa/todaslasnoticias/2018/05/lanzamientoprogramaalfabetizacionfamiliarenescuelasruralesdetacuarembo/

6. Y que no se diga que, en este plano, hay novedades; basta escuchar a los que invocan a las neurociencias, a las que constantemente se les atribuyen el descubrimiento del agua tibia.

7. https://www.upm.uy/fundacion/fundacionnoticias/2019/01/fundacionupmabreconvocatoriaparabecasaposgradoespecializacionenliderazgogestioneinnovacioneducativaparaeducadoresdelinterior/

8. Ídem.

9. https://www.upm.uy/fundacion/proyectos/proyectosfundacion/posgradoformaciondocente/

10. https://www.upm.uy/fundacion/proyectos/proyectosfundacion/psicologiapositiva/

11. https://www.upm.uy/fundacion/proyectos/proyectosfundacion/haciendocamino/

Fuente: http://brecha.com.uy/upm-y-la-ensenanza-publica-uruguaya/

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.