Recomiendo:
0

Cohesión en la Cumbre

Fuentes: La Jornada

Hugo Chávez, presidente de Venezuela: ¿Callar? ¿Y yo por qué? Hermanos de América… recordemos las palabras del patriota Domingo French, jefe del piquete que ejecutó a Santiago de Liniers, virrey de Buenos Aires: «Este mundo es nuestro mundo; este país, nuestro país; esta sociedad, nuestra sociedad: ¿quién tomará la palabra si no la tomamos nosotros? […]

Hugo Chávez, presidente de Venezuela: ¿Callar? ¿Y yo por qué? Hermanos de América… recordemos las palabras del patriota Domingo French, jefe del piquete que ejecutó a Santiago de Liniers, virrey de Buenos Aires: «Este mundo es nuestro mundo; este país, nuestro país; esta sociedad, nuestra sociedad: ¿quién tomará la palabra si no la tomamos nosotros? ¿Quién pasará a la acción si no somos nosotros?»

Rey Juan Carlos I de Borbón, jefe del Estado español: ¡Callad, zambo endemoniado, callad! ¡Y a Dios agradeced la morigeración de nuestras costumbres!… ¡En otras épocas os hubiéramos cortado la lengua!

Chávez: Épocas no tan lejanas y que fueron escuela, mi rey. Allá en México, en plena revolución, los asesinos del senador Belisario Domínguez cortaron la lengua de su cadáver y se la enviaron al usurpador Victoriano Huerta, quien, sin ánimo de ofender, decidió ser tan constitucional como usted.

El rey: ¡Callad, callad!

Presidenta de Chile, Michelle Bachelet, anfitriona de la 17 Cumbre Iberoamericana de Presidentes y Jefes de Estado (melindrosamente): Por favor, señores. No hagamos diálogo. Co-he-sión… Han tenido tiempo para plantear su posición. El presidente de Nicaragua tiene la palabra…

Daniel Ortega: … Sólo quisiera decir que a la empresa eléctrica española Unión Fenosa no la hubiese dejado entrar hoy en Nicaragua. Nos cobra 111.7 dólares el megavatio por hora: la tarifa más cara de América Latina, con excepción de Panamá. Es una estructura mafiosa, con tácticas gangsteriles. Además, el embajador de Madrid en Managua, Jaime Lacadena, trató de intervenir en las elecciones…

(Exasperado, el rey abandona la sala. Bachelet corre tras de él, pero tropieza con la punta de una alfombra mal pegada. Un par de ágiles ejecutivos de Repsol impiden que se rompa la nuca.) Alisándose falda y cabello, implora:

-Majestad, os suplico…

El rey: Perdón, Michelle. Es que ese chulo del Caribe me sacó de casillas… Además, con este ruido del divorcio de la infanta Elena y don Jaime de Marichalar ando un tanto deprimido. Trece años de matrimonio… ¡Imagínese!

Bachelet: Yo también soy divorciada. Dos veces. Sin embargo, Chile y España tienen un grado más alto de alianza que con Venezuela. ¿Sabía que el presidente de nuestra primera junta independentista, Mateo de Toro, el conde de la Conquista, fue fidelísimo de vuestro Fernando VII?

El rey: ¡Oh! Qué pragmático. Le confieso, Michelle, que el timbre de su voz suena a familia real.

Bachelet (arrebolada): Majestad…

(Sugiriendo silencio, el rey la interrumpe con el índice y de reojo señala al chismoso de Enrique Iglesias, secretario general de la Conferencia, que se pasea en derredor como si nada, estirando la oreja.)

Asesor de Telefónica (al oído): Michelle, Chávez sigue hablando…

Chávez: ¿Lo ven? Primero ordena que me calle, y ahora se va. Pero la bronca era con mi hermano José Luis (Rodríguez Zapatero, jefe del gobierno español) por defender al fascista de José María Aznar…

Rodríguez Zapatero: Un momentín… no permitiré que en un foro democrático se descalifique a un gobernante español elegido…

Chávez: No descalifico. Acuso. Sólo me limito a decir lo que tu canciller Miguel Angel Moratinos, aquí presente (aunque ahora veo que se escondió debajo de la mesa), declaró cuando reconoció la participación de Aznar en el golpe de Estado de 2002. Sólo el embajador de Madrid, Manuel Viturro, y el de Estados Unidos, convalidaron el golpe con su presencia en el Palacio de Miraflores. ¿Sabía el rey del golpe, o no?

Rodríguez Zapatero: Exijo, exijo que…

Chávez: Ya lo dijo Artigas: «con la verdad no ofendo ni temo». Artigas… ¡pionero de la Patria Grande! Di que no Tabaré… (cubriéndose de los reflectores), ¿estás ahí, Tabaré?

Asesor de Chávez (al oído): Comandante, el presidente Vásquez ya se retiró de la reunión.

Chávez: ¿Cómo que se retiró?

Asesor: Sí. Con el anuncio de la puesta en marcha de la pastera filandesa-española de Fray Bentos sobre el río Uruguay, Néstor Kirchner le dijo, solidariamente, que le había pegado una puñalada al pueblo argentino.

Chávez: ¿Y que dijo Tabaré?

Asesor: Dijo que los piquetes de los ecologistas en puentes fronterizos con Argentina son comparables con el bloqueo a Cuba.

Bachelet: ¿Qué hago, José Luis? Los de Repsol y Telefónica dicen que esto hay que pararlo.

Rodríguez Zapatero: Dejemos que termine, y vamos a la clausura. Espero que sea la última vez que esto ocurra… Acabo de recibir el agradecimiento de José María, y coincidimos con su pensamiento expuesto en su libro América Latina: una agenda de libertad. Ante todo, españoles. ¡Cierra España! ¡Una grande y libre por el camino hacia Dios!

Bachelet (en el acto de clausura): ¡La Cumbre de la cohesión ha sido un éxito! Como dijo el canciller de Costa Rica, Bruno Stagno: «estos choques fortalecen el diálogo regional». Nos vemos en 2008, en El Salvador. El presidente Elías Saca nos ha prometido oír testimonios de primera mano de sus soldados en Irak, y recorrer las instalaciones de la Academia Internacional de Policía que Washington montó en la patria de Farabundo Martí.

0