Recomiendo:
0

Nicaragua (y III)

Fuentes: Rebelión

El año de mil e quinientos y veinte y dos o veinte y tres pasó este tirano a sojuzgar la felicísima provincia de Nicaragua, el cual entró en ella en triste hora. Desta provincia ¿quién podrá encarescer la felicidad, sanidad, amenidad y prosperidad e frecuencia y población de gente suya? Era cosa verdaderamente de admiración ver cuán poblada de pueblos, que cuasi duraban tres y cuatro leguas en luengo, llenos de admirables frutales que causaba ser inmensa la gente. A estas gentes … hízoles aquel tirano, con sus tiranos compañeros que fueron con él …tantos daños, tantas matanzas, tantas crueldades, tantos captiverios e sinjusticias, que no podría lengua humana decirlo. … Enviaba españoles a hacer entradas, que es ir a saltear indios a otras provincias, e dejaba llevar a los salteadores cuantos indios querían de los pueblos pacíficos e que les servían. Los cuales echaban en cadenas porque no les dejasen las cargas de tres arrobas que les echaban a cuestas. Y acaesció vez, de muchas que esto hizo, que de cuatro mil indios no volvieron seis vivos a sus casas, que todos los dejaban muertos por los caminos. E cuando algunos cansaban y se despeaban de las grandes cargas y enfermaban de hambre e trabajo y flaqueza, por no desensartarlos de las cadenas les cortaban por la collera la cabeza e caía la cabeza a un cabo y el cuerpo a otro.

Fragmento de De la provincia de Nicaragua. Capítulo de Brevísima relación de la destrucción de las Indias. Autor: Bartolomé de las Casas.

Dos informaciones con la diferencia de varios centenares de años entre una y otra, de 1522 a 1980. Aún hoy los enemigos de la libertad de los pueblos, de la independencia de las naciones, los imperialistas cuentan, pasando por encima del significado histórico y político de las dos informaciones anteriores, con un aparato de propaganda que falsea la lucha de los pueblos y procura mantener con todos sus medios el control ideológico de la mayoría bajo su área de influencia.

Pasemos a ver algunos casos:

El titular de un periódico español de gran tirada decía: EEUU se muestra en contra de este candidato. (se refiere a Daniel Ortega) En la nota que sigue al titular dice con grandísimo cinismo lo siguiente: Los electores tienen varias opciones: apoyar a los conservadores, que no lograron acabar la pobreza en el país más pobre del continente detrás de Haití, y dar otra oportunidad para el sandinista Ortega, que carga con la sombra de una guerra civil que dejó más de 30.000 muertos. Siempre nos lo van a vender así, la responsabilidad de las desgracias nuestras es también nuestra, la pobreza que señala a Nicaragua diciendo que está detrás de Haití, al margen de que no sea cierta, ¿como se atreve a asignarla al gobierno sandinista?, ¿y los 30.000 muertos de la guerra civil, la guerra que provocó EEUU?, que por cierto en el titular del periódico ya se indica quien ha encargado la nota. El imperialismo y sus servidores tienen que ocultar la historia a la que se refiere Bartolomé de las Casas y el valor y significado del premio de la UNESCO al primer triunfo de la Revolución: acabar con el analfabetismo. Les recomiendo la lectura del artículo titulado Nicaragua: la soberanía alimentaria en tiempos de pandemia, firmado por Rita Jill Clark-Gollub, Erika takeo y Avery Raimondo, lo encuentran en canarias-semanal.org, con fecha 06 de Julio de 2020.

En otra parrafada hipócrita el periódico susodicho dice que Daniel Ortega es un izquierdista que habla con Dios y dice respetar la empresa privada y quiere reconciliarse con EEUU. La descripción resulta un galimatías que fomenta la desconfianza hacia el izquierdista. En ese intento de introducir en la mente de quien lee esos periódicos o escucha a los mercenarios que hablan en su nombre, leemos y escuchamos que califican al Presidente Ortega de Caudillo, (como se hacía llamar Franco), también difunden el calificativo de tirano, y llegan a decir que es el continuador de Videla.

Si leemos de nuevo desde el título EEUU se muestra en contra de este candidato, podemos ver lo que habita en medio de tanto interés por confundir a la gente y generar la desconfianza hacia la Nicaragua Revolucionaria y el candidato que no quiere EEUU.

En otra lectura encuentro que EEUU amenaza a la población diciendo que si vota por el FSLN retirará sus inversiones; ya se emplean palabras directas, injerencia imperial que sus medios de propaganda celebran y lo filtran como si fuese una idea propia. En las líneas siguientes alteran la realidad como si fuese lo que iba a suceder, y apuestan/patrocinan que habrá segunda vuelta electoral y entonces la oposición ganaría. Las páginas de estos periódicos, uno de ellos El País, vienen trufadas de grandes y pequeñas mentiras de todo tipo. Muchas de sus hojas las llenan con descripciones que leemos en la novela negra que se vende, citan organizaciones que utilizan como pantalla donde proyectar condenas, y no encontrarás nunca que el Departamento de Estado de EEUU paga de los impuestos de sus ciudadanos esa propaganda fascista en la que, como mucho, dejan caer al final, sobre una historia de persecución policial que supuestamente ha declarado un perseguido, represión a la que han dedicado páginas centrales en una de esas publicaciones, las 5 palabras siguientes: la circunstancia no pudo ser probada. Osea que, la circunstancia no pudo ser probada, y se saca como gran noticia ¿qué clase de periodismo es el de los periódicos imperialistas?

Otra nota de su propaganda en El País la titula: Ortega es Somoza. Para continuar con la diatriba que dibuja el deseo imperial de declarar a Somoza el dictador de Nicaragua, como un tirano ajeno a EEUU, y así echarlo al terreno de los defensores de la soberanía nacional y el socialismo. ¡Cómo reescribe la historia El País! Perfectamente entendible si tenemos en cuenta que El País esta en manos del capital estadounidense, inglés y sionista, … y esto me recuerda lo que escribe Israel Shahak en su libro Historia Judía, Religión judía. El peso de tres mil años, mencionando a Somoza: El Estado de Israel cumple ahora en relación con los campesinos oprimidos de muchos países – un papel que no se diferencia demasiado del que tenían los judíos en la Polonia anterior a 1795: el de administrador de un opresor imperial. Es característico e instructivo el papel fundamental de Israel al armar a las fuerzas del régimen de Somoza en Nicaragua, y a las de Guatemala, El Salvador, Chile y demás… Ignorar, encubrir, decir medias verdades para reinterpretrar, hacer ingeniería con el lenguaje para desviar la atención de las causas de los pueblos, El País es el altavoz ideológico del gran capital.

Una noticia de hace algo más de un mes nos da la respuesta del por qué difunde semejantes infundios: una periodista nicaragüense escribía en el periódico La Voz del Sandinismo: El general Julio Cesar Avilés Castillo, jefe del Ejército de Nicaragua fue sancionado por el poderoso gobierno de EEUU, debido a su negativa a propinar un golpe de estado contra el legítimo presidente de nuestro país, Daniel Ortega Saavedra. EEUU jamás interpuso un juicio en un tribunal contra Avilés y mucho menos que haya mostrado prueba alguna de los supuestos actos de corrupción que éste habría cometido. ¿Y el debido proceso? Es decir, EEUU cree que es el amo del mundo y por ende se atribuye el derecho de procesar, enjuiciar, encarcelar y asesinar a cualquier mortal que no responda a sus intereses… Si el máximo jefe del cuerpo castrense hubiese aceptado la propuesta antidemocrática y conspirativa yanqui, habría sido premiado y vanagloriado por EEUU y aplaudido por sus sirvientes criollos que fracasaron en la aventura terrorista y golpista, urdida y financiada por su patrón yanqui. La mayoría de los nicaragüenses no deseamos ser salvados por los gringos porque a cada nación que llega a “defender”, sus pueblos se convierten en víctimas de bombardeos, muertes, destrucción y robo de sus recursos naturales. Y termina con palabras del libertador Augusto Cesar Sandino: Yo quiero patria o libre o morir.

Y es que en Nicaragua todo el mundo sabe que la NED (National Endowment Democracy) dirigía a la ultraderecha nicaragüense que intentó el golpe de estado en 2018, los nombres que se dieron, Movimiento Estudiantil 19 de Abril (M19), Instituto de Estudios Estratégicos y políticas Públicas (IEEPP), y Alianza Cívica por la Democracia eran las pantallas que el imperialismo empleó, consiguiendo en el exterior de Nicaragua confundir a sectores débiles y ambiguos que se denominaban de izquierda y que nadaban en las corrientes de las primaveras o revoluciones de colores.

Los ultraderechistas nicaragüenses se fueron a reunir con Freedon House, los ultras estadounidenses que les pagó el viaje a yanquilandia para allí hacerles el programa y dirigir sus ataques. La ultraderecha nicaragüense lleva como insignia a Marco Rubio, a Ted Cruz, a Ileana Ros-Lehtinen, y recogieron de sus manos el montón de dólares que el Departamento de Estado y la USAID invertían en terrorismo. Los mercenarios emprendieron los ataques callejeros como habían desatado con éxito en Haití, en Libia, con gran fracaso en Siria y Venezuela… y crearon, mediante periódicos, televisiones, radios y redes sociales, la falsa imagen de protestas espontáneas contra el gobierno diciendo que no aceptaban que fuese legítimo.

La NED ya había financiado el periódico La Prensa para hacer la labor de agitación contra el Sandinismo y, mediante su candidata Violeta Chamorro, la reacción consiguió ganar las elecciones de 1990. A partir de esa fecha las conquistas de la Revolución fueron eliminadas, todos los bienes públicos fueron privatizados, y los ricos se hicieron más ricos y los pobres mucho más pobres. La declaración de Allen Weintein, que estaba al frente de la NED, ha eliminado todas las posibles dudas: Mucho de lo que hacemos hoy, dijo, fue hecho encubiertamente hace 25 años por la CIA.

Como en Venezuela los fascistas decían que para que volviese la democracia debía irse Maduro, en Nicaragua la consigna ultraderechista fue echar a Ortega.

Disponemos de la encuesta de CID – Gallup que titula: Frente Sandinista está en caída… y de entre los apartados destaca el siguiente que para dirigir a quien la lee encabeza así: Ortega, causa de los principales problemas. Como vemos sigue la pauta golpista gringa de personalizar el sistema organizativo, y, a continuación, encabeza las preguntas bajo el siguiente epígrafe: Principales problemas del país, con las respuestas en porcentajes:

1º El virus chino-Covid 19 (vemos que emplea la terminología de Trump virus chino, que nadie más que él, Pompeo y su banda han utilizado y sin éxito, nadie más sostiene que el virus sea chino): Respuesta: 31%.

2º Falta de fuentes de trabajo: Respuesta: 21%.

3º El gobierno de los Ortega (aquí emplea la fórmula de los Ortega, procurando el descrédito personalizando, a pesar de lo cual el causante de todos los problemas del país no da a los encuestadores de Gallup la satisfacción que buscaban): Respuesta: 14%. ¿Dónde está la caída del Frente Sandinista?

Lo que queda claro es el peligro que representa el poder de la propaganda fabricada por el imperialismo, y que de cara a las elecciones de 2021 ya moviliza a su tropa para que ocupe las trincheras y empiece a hacer fuego contra el pueblo nicaragüense, que se encuentra bajo el asedio de la guerra económica de EEUU, y que irá haciéndose más dura conforme se aproxime la fecha electoral.

Quien pierde la conciencia, la memoria, es como si no tuviese lentes telescópicas para ver, y entonces hay que recordarle, para que no se disuelva en la confusión, y separe cada cosa como lo hace Eduardo Galeano en su libro El descubrimiento de América que todavía no fue y otros escritos, en el capítulo Nicaragua en el primer día de la Creación, dejen que les ponga aquí los primeros párrafos: 1. Para llegar a Nicaragua pase, por favor, por el aeropuerto de Miami. No creo que haya mejor ruta para acercarse a una revolución descalza. Pase usted unas horas en el aeropuerto de Miami y asómese al chillón paraíso de los millonarios latinoamericanos y de la clase media que quiere y no puede pero hace como que puede. Este es el santuario de los dictadores y sus matones, incesante festival del consumismo y el mal gusto, centro de la cultura universal del plástico y la lata y las maquinitas de producir emociones. Siéntese y mire, que vale la pena. Vea a los hombres que son o han sido amos de otros hombres, arrodillándose ante las cosas. Son altares las vidrieras de los comercios. Las cosas compran gente. El que no se vende, se alquila. En la televisión, a mi paso por el aeropuerto de Miami, veo la propaganda electoral (1980). Carter alza una muralla ante la ofensiva avasallante de Reagan: una muralla, una sonrisa segura, primer plano, color, dientes: “¡Nosotros todavía somos,” afirma, “los más poderosos de la tierra!” 2. El aeropuerto de Managua se llama, ahora, Augusto César Sandino. La carretera que conduce a la ciudad está pavimentada de adoquines. Nunca había visto una carretera así. Comento que parece de la época colonial. Sí, me dice Lizandro Chávez Alfaro. Los adoquines son de la época colonial, o sea de ayer, o sea de Somoza. El dictador fabricaba estas piedras y se las vendía al estado. Un buen negocio que se volvió contra él: con estas piedras el pueblo levantó las barriadas. Pocos automóviles. En las placas, se lee: “Nicaragua libre”. A los bordes de la carretera, banderas sandinistas y carteles de Fanta y Citizen y carteles de la revolución. En la propaganda de la reforma agraria, la frase de un agitador campesino torturado y asesinado por Somoza: “No somos aves para vivir del aire. No somos peces para vivir del mar Somos hombres para vivir de la tierra”.

Han transcurrido 40 años desde aquellos acontecimientos y el Frente Sandinista con el pueblo nicaragüense resiste los ataques del imperio estadounidense a través de sus medios de difusión, resiste el chantaje de la guerra económica, y sabe que de aquí a las elecciones la escalada agresiva llegará a negar la legitimidad del apoyo popular al Presidente Daniel Ortega, para intentar con ello activar la violencia mercenaria, recuerde lo declarado por Allen Weintein, que estaba al frente de la NED: Mucho de lo que hacemos hoy, dijo, fue hecho encubiertamente hace 25 años por la CIA.

Han transcurrido 40 años desde lo contado por Galeano sobre Nicaragua, y en Miami vemos a Trump como la suma de las crisis del gran capitalismo: en el interior de EEUU una sociedad dividida, insegura, racista, sin reservas publicas-sociales, con la mitad de la población sin trabajo, y en el exterior persigue a los débiles teniendo enfrente a rivales a los que no puede torcer el brazo -que según Obama era lo que hacían a los desobedientes-.

Pónganse ahora las lentes de conciencia con las que ven de cerca: sus periódicos, sus emisoras de radio, sus televisiones, sus redes de internet, sus mentideros, como hemos visto, escupen contra Nicaragua, contra Venezuela, contra Cuba, … Con los repugnantes esputos su ejército publicitario llena páginas dedicadas a éstos países independientes, (lean intereses, no se queden en los insultos) y valoren en la historia a dónde va un presidente de multimillonarios y racistas, un matón como culminación representativa del latrocinio de su clase, que quiere poseer a Nicaragua, a Venezuela, a Cuba… ¿por qué, si ni pagando figurantes reúne gente en sus actos públicos de campaña electoral? Frente a ellos, recuerde, deje hablar a su conciencia, y si no sabe de ello póngase las lentes para alumbrarla empezando por el libro de Bartolomé de las Casas: Brevísima relación de la destrucción de las Indias con el que había empezado la presente nota.

El título que Gallup en su encuesta atribuía al Presidente Ortega, se lo debe aplicar a Trump y a todo lo que representa: Esta en caída y es el causante de todos los problemas, de Nicaragua y del mundo.

Ramón Pedregal Casanova es autor de los libros: Gaza 51 días; Palestina. Crónicas de vida y Resistencia; Dietario de Crisis; Belver Yin en la perspectiva de género y Jesús Ferrero; y, Siete Novelas de la Memoria Histórica. Posfacios. Presidente de la Asociación Europea de Cooperación Internacional y Estudios Sociales AMANE. Miembro de la Comisión Europea de Apoyo a los Prisioneros Palestinos. Miembro del Frente Antiimperialista Internacionalista.

0