Recomiendo:
0

Palabrasl del candidato electoral en el acto de cierre campaña en Managua

Queremos trabajo, queremos paz, queremos reconcialiación

Fuentes: Rebelión

Buenas noches; demos gracias Dios que nos da fortaleza, que nos da fuerza de espíritu, para seguir luchando por el Trabajo, por la Paz, por la Reconciliación. Hermanos de Managua; hermanos nicaragüenses; ¡estas son las luces de la victoria! Nuestro agradecimiento a todos los hermanos nicaragüenses, que ya tomaron la decisión de depositar su voto […]

Buenas noches; demos gracias Dios que nos da fortaleza, que nos da fuerza de espíritu, para seguir luchando por el Trabajo, por la Paz, por la Reconciliación.

Hermanos de Managua; hermanos nicaragüenses; ¡estas son las luces de la victoria! Nuestro agradecimiento a todos los hermanos nicaragüenses, que ya tomaron la decisión de depositar su voto el día 5… ¡en la casilla 2! Gracias familias, gracias mujeres, gracias juventud ¡divino tesoro! Gracias ancianas y ancianos… ¡por los niños, por nuestros niños y niñas, que son el futuro de Nicaragua! Gracias.

Gracias, porque hoy, en Nicaragua, se está produciendo una nueva Revolución, una Revolución espiritual, la Revolución del Amor, de la Solidaridad, de la justicia; la Revolución que le va a dar trabajo a este pueblo ¡que va a sacar de la pobreza al pueblo nicaragüense!

Ya quedan… el jueves, viernes, sábado y ¡el domingo…¡en la 2! Y el domingo… ¡en la 2! Y el domingo… ¡en la 2!

La Reconciliación no es un simple elemento electoral, es ¡una necesidad vital! para que la sociedad nicaragüense pueda crecer, desarrollarse y progresar; por eso es que, después de la victoria del 5 de noviembre, vamos a continuar levantando nuestros cantos de Reconciliación, invitando a todos los nicaragüenses, de las más diversas ideologías; a los nicaragüenses que están en la pobreza… invitarlos a unirnos para sacar a Nicaragua de la pobreza. Y, a los nicaragüenses que están en condiciones económicas más cómodas… invitarlos también, a que juntemos todos nuestros esfuerzos, para erradicar el hambre, la miseria, la inseguridad, el analfa-betismo, la falta de salud de nuestra Patria.

La Reconciliación no es más que aquel principio que manda Cristo, que nos dijo: «amaos los unos a los otros…» y el Gobierno de la Unidad Nicaragua Triunfa, lo que quiere es que los nica-ragüenses, seamos consecuentes con ese principio, porque, amándonos los unos a los otros, prac-ticando la solidaridad, la justicia ¡va a desaparecer la pobreza de Nicaragua!

A los hermanos nicaragüenses que todavía tienen encono, odio, y que lanzan, todos los días, esas campañas sucias, llenas de difamaciones, de calumnias, de mentiras, les decimos que, a sus calumnias, a sus mentiras, a sus difamaciones… ¡les vamos a responder, construyendo! ¡les vamos a responder con solidaridad! ¡les vamos a responder con la vida! Con el abrazo de hermanos, que tenemos que darnos todos los nicaragüenses.

Ellos van a continuar… ¡desgraciadamente, continúan con sus campañas sucias! Pero nosotros, los nicaragüenses, los sandinistas, los que formamos esta Gran Unidad Nicaragua Triunfa, ¡tenemos un poder mayor! que es el poder de la oración y, ¡tenemos que orar todos los días! desde la mañana hasta el anochecer, para que ¡nadie se vaya a dejar confundir, a dejar vencer por el miedo! Para que ¡nadie vaya a flaquear! y para que, el próximo 5 de noviembre, este pueblo, lleno de esa fortaleza que solamente Dios nos da a los seres humanos, tenga la fuerza de depositar su voto ¡en la casilla 2! ¡En la casilla 2!

Y que sepan, que ya el pueblo decidió; ya el pueblo tomó la decisión en qué casilla va a depositar su voto el día 5 de noviembre; ya el pueblo decidió votar por el Trabajo, por la Paz, por la Reconciliación, por el Amor, por la Solidaridad; ya el pueblo decidió votar por la salud, por la educación, por la cultura, por el deporte, por el financiamiento para los productores.
Ya el pueblo decidió ¡votar por el pueblo! Es decir, votar para que ¡unidos todos! saquemos a Nicaragua de la pobreza, y que la riqueza le llegue a todos los nicaragüenses, sea fuente de trabajo, y que los nicaragüenses se sientan entonces, honrados, dignos de ganarse el pan con el sudor de la frente.

Que no tengan que andar allí… ¡1 millón 500 mil nicaragüenses pasando hambre todos los días! y pidiendo, con la receta, para comprar los medicamentos… ¡Eso no sucederá con el Gobierno de la Unidad Nicaragua Triunfa! ¡Desaparecerá el hambre, desaparecerá el desempleo, desaparecerá el analfabetismo…!

Tendremos un pueblo culto, desarrollándose con el conocimiento, con el trabajo, con el saber; un pueblo, que tiene raíces profundamente populares, que están desde nuestros antepasados indígenas, y por eso, por nuestras venas corre sangre indígena y ¡nos sentimos honrados, de que en nuestras venas corra sangre indígena! Representamos una cultura milenaria, y, ahora, con el Gobierno de la Unidad Nicaragua Triunfa, Nicaragua va a volcar toda su cultura, todas sus capacidades, todo su conocimiento, para que el pueblo nicaragüense ¡sea ejemplo de Reconciliación, de Trabajo, de Paz y de Progreso!

La campaña sucia de nuestros adversarios ¡va a continuar…! desgraciadamente, ellos tienen tanto odio, tanto encono, que ¡no van a respetar el silencio! no respetan el silencio y, van a tratar ¡hasta el último momento! de atemorizar, de confundir. Y siguen ahora, con la historia de las remesas… han inventado que las remesas, ya no van a llegar a los nicaragüenses en dólares ¡Esa es una gran mentira!

Las remesas que mandan los nicaragüenses desde Europa, porque hay nicaragüenses trabajando en Europa, en Italia, en España, en muchos países europeos; los nicaragüenses que trabajan en los Estados Unidos, en San Francisco, en Los Ángeles, en New York, en Miami; los que trabajan en Costa Rica, los que trabajan ¡en cualquier lugar del mundo! podrán seguir enviando sus remesas en dólares y sus familiares ¡las recibirán en dólares! ¡Las remesas son sagradas, son intocables!

Lo que sí, es que vamos a pedirle, como ya lo estamos haciendo, hemos conversado con los que se encargan de traer las remesas, con las empresas, con los bancos, ¡para que no cobren tanto! que no cobren el 12%, el 10%, el 8%, que cobren, a lo sumo, el 2% para que, de esa forma les lleguen las remesas ¡que tanto sacrifico le cuestan a los familiares en el exterior!

¡Gracias a la Revolución… desde 1984 hemos tenido ya, varias elecciones nacionales! Y los últimos tres gobiernos, han tenido la oportunidad de gobernar en paz, han tenido la oportunidad de cumplir con todo lo que han prometido. Yo no voy ahora, a ponerme a hacer un análisis, de lo que ha sido el comportamiento de los gobiernos anteriores… Simplemente, lo que está claro es lo que indican los informes de los organismos mundiales internacionales, y es que… en Nicaragua hay 4 millones 200 mil nicaragüenses en la pobreza; 1 millón 500 mil nicaragüenses ¡pasan hambre, todos los días! En Nicaragua, 800 mil muchachos no pueden ir a la escuela, todos los años, y, el 35% de la población está en el analfabetismo.

En Nicaragua, la gente no tiene para atender la salud; no hay financiamiento para los produc-tores, ni para las familias emprendedoras, que quieren desarrollar su propio negocio; en Nica-ragua ¡hay apagones todos los días! y con apagones… ¡no hay país que pueda desarrollarse, crecer! No hay país que pueda traer inversiones extranjeras, ni las propias inversiones locales. Nuestra primera tarea será resolver, de una vez, el problema de los apagones… con el gobierno de la Unidad Nicaragua Triunfa ¡van a desaparecer los apagones!
Y, para que los nicaragüenses tengan trabajo… ¡el financiamiento! Con financiamiento, habrá trabajo para todos los nicaragüenses, que es lo que más está urgiendo este país. Con trabajo… ¡la salud, la educación, la cultura, el deporte! Con trabajo… una sociedad humana, que va a cuidar del medio ambiente; una sociedad que va a saber respetar, y ser respetada.

Nuestros adversarios están ¡tan desesperados! porque se dan cuenta, que ya el pueblo le dio la victoria al Frente Sandinista y la Unidad Nicaragua Triunfa… y hacen llamadas telefónicas a nombre del Frente Sandinista, para meter temor con las remesas y, mandan a poner anuncios, en algunos medios de comunicación, para sembrar temor, sobre las remesas…

Pero, deben estar claros nuestros adversarios, que así como ellos han tenido el chance, la oportunidad de gobernar ¡durante tres períodos seguidos! han logrado gobernar en paz, entonces ahora… ¿qué es lo que pedimos? Nosotros tenemos derecho, tenemos derecho y ¡por amor a Dios! les pedimos, que nos den la oportunidad de gobernar en paz ¡para sacar a este país de la pobreza!

Y habrá entonces, Paz, Trabajo, Reconciliación… y les puedo asegurar, ¡les puedo jurar, por la memoria de mi madre, por la memoria de Camilo…! que estuvimos visitándolos en el Cementerio General, hoy, Día de Todos los Santos, porque ellos, nuestros muertos, están al lado de Dios en el cielo; y, estuvimos visitándolos, para pedirles que nos den más fuerza de espíritu, más fortaleza de espíritu, para que este pueblo, el día 5 de noviembre… ¡no titubee y deposite su voto… en la casilla 2!

Y que tengan la seguridad nuestros adversarios, los que han lanzado esas campañas de difamaciones, esas campañas sucias; los que han tratado de denigrarnos, de enlodarnos… ¡que tengan la seguridad! que, llegando al gobierno la Unidad Nicaragua Triunfa, nosotros… ¡no les vamos a responder la misma forma! Al contrario, vamos a responderles ¡sin revanchismo, con espíritu de reconciliación!

Y, vamos a invitarlos a todos ellos, aún a los que lucen como los más furibundos… los vamos a invitar para que, juntos, levantemos a Nicaragua y saquemos a Nicaragua de la pobreza; y que entonces, ¡Nicaragua sea la Patria digna, de Rubén Darío y de Augusto Sandino!

Gracias, gracias hermanos nicaragüenses por la confianza que han depositado en el Frente Sandi-nista y en la gran Unidad Nicaragua Triunfa; gracias y ¡vamos a cumplirles! Vamos a cumplirles porque ustedes, ¡tendrán el poder en sus manos! tendrán la capacidad de hacer ¡que los compro-misos se cumplan!

Hermanos de Managua, hermanos nicaragüenses; esta noche… se han hecho recorridos como éstos en los 153 municipios de Nicaragua… ¡son los recorridos de la victoria! ¡De la victoria del 5 de noviembre! Victoria que vamos a asegurar, saliendo a votar temprano, con la cédula en la mano y, defendiendo los votos, para que ¡no nos vuelvan a hacer fraude! Ahora… ¡no habrá fraude que valga! la victoria es del pueblo.

Estos actos los hemos iniciado entonando las notas de nuestro Himno Nacional; estos recorridos los hemos realizados con ese bello himno a la Paz, al Amor y que dice: «queremos Trabajo, queremos Paz, queremos Reconciliación…» Juntos hermanos, en esta noche, ante Dios, el Único Soberano del universo, pidamos… ¡Reconciliación! ¡Reconciliación! ¡Reconciliación!

Cuando iniciamos, entonamos las notas sagradas de nuestro Himno Nacional y al concluir, entonamos una estrofa de nuestro himno popular: «¡Soy puro pinolero, nicaragüense por gracia de Dios!»

¡Que viva Managua! ¡Que viva Nicaragua, bendita y siempre libre! ¡Que viva el Frente Sandinista de Liberación Nacional! ¡Que viva la Unidad Nicara-gua Triunfa! ¡Que viva la Paz! ¡Que viva el Trabajo! ¡Que viva la Reconciliación! ¡Que viva la Solidaridad! ¡Y que viva, para siempre y por siempre, el Amor!

¡Buenas noches, hermanos! Y hasta el 5… en la 2! ¡En la 2! ¡En la 2! ¡En la 2! ¡En la 2! ¡En la 2!

Hermanos, mujeres, familias, juventud ¡En la 2! Por el trabajo, por la salud, por la educación ¡En la 2! Por Nicaragua… ¡En la 2! ¡En la 2! ¡En la 2!

0