Recomiendo:
0

Entrevista a Mónica Riet de la Coordinadora uruguaya contra las Tropas de Ocupación y en solidaridad con Haití

«Chifflet te hablaba del socialismo de una manera que el resto de la dirigencia del Frente Amplio ha dejado totalmente en el olvido»

Fuentes: Rebelión

M.H.: Escuchábamos a Camille Chalmers siendo entrevistado por una radio uruguaya que nos hablaba de la situación de Haití. Hace un par de días el movimiento político de izquierda antiimperialista uruguayo perdió una figura emblemática, al ex diputado Guillermo Chifflet que fue el primero que se opuso al envío de tropas uruguayas a Haití.

M.R.: Sí. Fue el domingo 26, todas las organizaciones haitianas le enviaron a la familia de Chifflet una carta de reconocimiento muy importante, diciéndole lo que había representado para ellos, su ejemplo que había servido a nivel internacional, incluso en Uruguay para que otros diputados renunciaran a sus bancas en repudio más adelante.

Ha conmovido mucho la muerte de Guillermo Chifflet porque ha sido un referente histórico para la izquierda uruguaya porque si bien hasta hoy él pertenecía al Frente Amplio y al Partido Socialista, al que nunca renunció, fue la oveja negra de la familia.

Ya era diputado en el 2005, desde hacía unos cuantos años, falleció a los 93 años. Participó en la fundación del Frente Amplio y fue diputado desde 1989 hasta 2005 cuando renunció, durante el primer año de gobierno del Frente Amplio. Porque no era un tipo como los que se llaman del Partido Socialista y no se parecen a nada, Chifflet reivindicó el socialismo hasta la actualidad.

Nosotros tuvimos oportunidad de hacerle entrevistas, años atrás, cuando integrábamos un Comité de base del Frente Amplio y te hablaba del socialismo de una manera que el resto de la dirigencia del Frente ha dejado totalmente en el olvido; las palabras “Revolución” “Imperialismo” “Socialismo”. El “Pepe” Mugica te dice que “el socialismo es una perspectiva histórica, para adelante, para que ustedes o los nietos de ustedes lo lleven adelante”. Él se dedica más bien a hablar de las maravillas que ha logrado el capitalismo.

Guillermo al igual que Raúl Sendic eran dos tipos de muy bajo perfil pero de convicciones muy profundas

M.H.: Esto nos lleva directamente a otra figura, del cual se cumplió un nuevo aniversario de su fallecimiento, Raúl Sendic.

M.R.: Se cumplieron 31 años de la muerte de Raúl Sendic que es otro de los referentes uruguayos y yo diría latinoamericano. Fue íntimo amigo de Chifflet porque fue parte del Partido Socialista en la misma época. Tenían más o menos la misma edad, dieron las mismas batallas por la autonomía universitaria.

Guillermo Chifflet era un tipo que, por ejemplo, cuando el Frente Amplio armaba alharaca y mandaba preso a uno por romper una vidriera en una manifestación, te decía “no sé por qué tanta cosa, si nosotros por la lucha universitaria rompíamos y prendíamos fuego todo”. Era un tipo que siempre tuvo una mirada desde los más humildes, desde la izquierda.

Con Raúl Sendic nunca dejaron su amistad, aún en la clandestinidad fue cómplice de Sendic, siempre lo bancó. Porque en el fondo tenían muchas cosas en común, Guillermo al igual que Raúl eran dos tipos de muy bajo perfil pero de convicciones muy profundas.

Lamentablemente estamos en medio de la pandemia y no se ha podido hacer el homenaje debido a Chifflet, pero en las redes circulan muchísimas cosas, el Partido Socialista en 15 días va a hacer algo pero es la gente la que lo reconoce y lo distingue como el único tipo que se paró de pie y les dijo “No les voto ni con las manos ni con los pies” cuando el Frente Amplio impuso la disciplina partidaria y él respondió con esa frase contra el envío de tropas uruguayas a Haití. No lo anunció, lo hizo cuando estaba en plena sesión. Hay una foto histórica en la que está él de brazos cruzados con una mirada muy entradora, rodeado de manos levantadas. Es una foto histórica y se repite en las redes porque la gente reconoce que ha sido el único tipo coherente y digno. Representa todo eso, la coherencia.

Por otra parte es el tipo que defendió el tema de la verdad y la justicia, que militó muchísimo para eso, cuando hubo otros que se atuvieron a los pactos de impunidad. Él fue punta en muchísimos temas.

Y en cuanto a Sendic, yo tuve el privilegio de estar presente en una entrevista que se le hizo a Daniel Viglietti sobre Artigas. Era un grupo de Venezuela que estaba haciendo un documental y entre las cosas que dice menciona que si no fuera por la inspiración de Artigas, él nunca hubiera escrito “A desalambrar”. La izquierda de los 60 y 70 fue profundamente artiguista, lo seguimos siendo, el Frente Amplio ya abandonó eso. Pero Chifflet no y Sendic tampoco.

Dijo Viglietti: “Nos pusimos un día a hablar con Eduardo Galeano, y me preguntó ‘¿y flaco, nosotros después de Artigas a quién tuvimos?’ Y se hizo un silencio y los dos dijeron: ‘A Raúl’, hablando de Raúl Sendic. Por una cosa muy sencilla, Raúl fue el tipo que se dedicó a los más oprimidos, a los trabajadores más humildes de la tierra, que no eran los de la ciudad que habían logrado muchos derechos y que también estaban levantados contra el gobierno, había una movilización muy grande en ese momento. Pero los sectores que estaban desorganizados y en condiciones casi de esclavitud eran los cañeros del norte, los remolacheros, los arroceros. Allí Sendic fundó cuatro sindicatos rurales.

Era un hombre del interior, nació en el campo, después se vino a la ciudad a estudiar Derecho pero no quiso dar el último examen para que no lo llamaran Doctor, porque no le interesaba eso. Como Procurador se fue a defender a los cañeros y a los trabajadores rurales, vivió con ellos, durmió en el campo, en los montes. Y allí fue organizando ese sindicato que tiene como particularidad no solo la búsqueda de las reivindicaciones como mejoras salariales y todo lo que levanta cualquier sindicato, sino un punto programático estratégico que es “la tierra para el que la trabaja” y que ha practicado históricamente la acción directa. Esa es una característica del sindicato que no la ha perdido hasta el día de hoy.

Hoy hubo muchos reportajes radiales, nos llegaron de las radios de Villa Unión los mensajes de UTAA (Unión de Trabajadores Azucareros de Artigas) que lo mantiene vivo siempre. Su consigna es “Por la tierra y con Sendic”.

Y Sendic fue un hombre que estuvo dentro del MLN-Tupamaros. En este movimiento siempre hubo dos posiciones que se fueron desarrollando y durante un buen período de tiempo primó la concepción de Sendic que era la del uso de las armas para hacer propaganda armada. Decía “la democracia burguesa tiene una cara y una careta, porque en realidad es una dictadura de la burguesía y la oligarquía. Entonces se viste de muchas cosas pero cuando la apretás sale a reprimir y muestra toda su brutalidad”. Él pensaba que con la lucha de los trabajadores y con los trabajadores usando métodos nuevos y también con lo que hizo el MLN de alguna manera iba a ayudar a que el pueblo comprendiera que había otras formas de confrontar con el enemigo, pero apostaba a un gran aparato de pueblo enfrentando al enemigo.

Pensaba en empoderar al pueblo, por eso empezó organizando sindicatos con esas líneas. Durante toda esa época fue que el MLN tuvo más apoyo popular.

Después pasamos a una última etapa en que prevaleció la otra concepción, aparatista y militarista que pensaba convertir el propio aparato del MLN en un ejército y ser capaz de superar al ejército del Estado burgués. Ahí, cuando prevaleció esa línea, precisamente el 14 de abril de 1972, el MLN llevó adelante una acción muy distinta a las que hacía generalmente que fue el ajusticiamiento de 4 dirigentes del Escuadrón de la Muerte, que era lo mismo que la Triple A en Argentina y estaba secuestrando, torturando y matando dirigentes  estudiantiles y sociales, para generar terror. El MLN pudo secuestrar a un fotógrafo que estuvo en conexión con ellos y que cantó. Eran todos personajes del gobierno, del Ministerio del Interior, de la Armada, estaba el aparato del Estado metido directamente con el paramilitarismo. El ajusticiamiento de esas personas marcó el comienzo de la derrota del MLN.

0