Recomiendo:
0

Perú Plurinacional

Renovación y no ser más «escaleras» de otros

Fuentes: Rebelión

El anuncio de la disposición de Alberto Pizango, líder amazónico del Pueblo Shawi, de encabezar la representación del Partido Perú Plurinacional, si así lo resuelven las organizaciones comunitarias, es importante en el plano electoral nacional, pero tiene trascendencia en muchos otros más. Por ejemplo en el debate de las cuestiones estratégicas para el país, para […]

El anuncio de la disposición de Alberto Pizango, líder amazónico del Pueblo Shawi, de encabezar la representación del Partido Perú Plurinacional, si así lo resuelven las organizaciones comunitarias, es importante en el plano electoral nacional, pero tiene trascendencia en muchos otros más. Por ejemplo en el debate de las cuestiones estratégicas para el país, para los pueblos andinos, amazónicos o costeños, para todos los peruanos sin distinción, sean del campo o de las ciudades, se asuman o no, como «pueblos originarios/indígenas/campesinos».

No está solo Pizango, sino que lo acompañan Miguel Palacin, Mario Palacios, Daisy Zapata, Lidia Renjifo, Teresita Antazú y decenas de relativamente «nuevos» rostros, aunque sean ya muy conocidos y «antiguos» en las duras luchas para detener la destrucción y saqueo del capital extractivista. Ellas y ellos renuevan de modo concreto y profundo el liderazgo político popular, tan cansado de caciques electorales sempiternos de todos los colores. No han nacido de un club de ONGs, audacias de internet, ni de las capillas de los viejos «istas» (moscovitas, maoístas, trotskistas, etc). Han surgido de las movilizaciones, satanizaciones y hasta masacres, por defender las selvas, bosques secos, algarrobos, páramos, bofedales, limones, nevados, cuencas de agua, frente a los «faenones» de los Fujimori, Toledo, PPC, Apra y demás neoliberales.

Perú Plurinacional, implica una decisión emocional y política de no seguir siendo más «escaleras», «trampolines» para otras propuestas, para los que creen en los «atajos» políticos, de pocas ideas y demasiados intereses y ambiciones. Atrás también las viejas «correas de transmisión» de un leninismo trasnochado e instrumentalizador. Adiós eso de «salvo el poder todo es ilusión» de sendero luminoso, y que un gran músico respondió que «salvo la ilusión, todo es poder».

Renovación no solo generacional, también cultural, lingüística, y sobre todo programática, aportando nuevas ideas y horizontes. Entre otros : Democracia no solo representativa (cada vez menor), participativa (en lo aparencial) también comunitaria (autogobierno efectivo). Superar la letanía de la «carpintería social» de tantas «mesas (o mecedoras) de concertación» para parchar un decrépito Estado Uni-Nacional, Uni-Cultural y excluyente, y reestructurarlo de pies a cabeza, transversalmente como Estado Pluri-Nacional, para lo cual hay muchos ejemplos en las constituciones de Bolivia (Parlamento y Justicia Plurinacionales), Ecuador (derechos colectivos) e inclusive, si se aprende de las contradicciones entre la norma y la realidad, en España, Canadá y Dinamarca (autonomías territoriales). Que no solo ha fracasado la auto regulación del mercado, sino que no todo puede ser mercantilizado, priorizar la defensa de la Vida y de los necesarios límites a privatizar y «mercantilizar» el agua, tierras, bosques, oxígeno, biodiversidad.

Sustituir al capitalismo neoliberal basado en la mercantilización de la vida y su «vivir mejor» de Shopping junto al desempleo, plomo y racismo y su adicción consumista al desperdicio. Optar por «Vivir Bien», por priorizar una «Vida Sana, Noble» (Suma Qamaña, Allin Kawsay, Ñandereko2) con equilibrio entre Naturaleza, Sociedad y Cultura. Priorizar a los «pequeños» (informales, parceleros, pastores de camélidos, ribereños, etc) y no los «megaproyectos» de islas exportadoras en un mar de miseria. Y muchas más propuestas y renovación en los temas de Autonomía, Consulta y Consentimiento también en las ciudades y barrios y no solo en el campo; Derecho Mayor o Consuetudinario, Derechos de la Naturaleza; Autonomía no solo Territorial sino de los Cuerpos legalizando y reglamentando el derecho al Aborto eugenésico, terapéutico y en violaciones; Derecho a las Cosmovisiones y espiritualidades sin la Dictadura del Opus Dei separando las Iglesias del estado; Sistemas de Salud Originarios, Industrialización de la Coca, Interculturalidad, Intraculturalidad, Patrimonio Intelectual Colectivo Transgeneracional, que serán tratados en otra oportunidad.

Por todo eso, bienvenido Perú Plurinacional como expresión política de las luchas comunitarias amazónicas, andinas y urbanas, y como un aporte para oxigenar el aburrido escenario político nacional. Más allá de las superficialidades e incoherencias de simples «nacionalismos», «neo velasquismos» ó tímidos «desarrollos sostenibles», se hacían necesarias respuestas más profundas, como las de Perú Plurinacional, al neoliberalismo agresivo del «aprofujimorismo»3 y sus «opositores» conciliadores (PPC, Castañeda, Toledo, y demás) y sus intelectuales estilizados (Vargas Llosa, De Soto). Una respuesta social, a que, con la supuesta «utopía arcaica» de Túpac Amaru, Arguedas, Mariátegui y tantos otros, está ocurriendo al revés : esa esperanza sigue más viva que nunca y como lo anunció Túpac Katari «volvieron y son millones» ; y que más bien es el «(mal) desarrollo» de la exclusión, depredación y colonización cultural lo que está no solo arcaico, sino que ha puesto al borde del suicidio no solo al Perú sino al planeta entero.

Perú Plurinacional tiene la energía, la esperanza y la alegría del futuro, contenidos en las luchas y sacrificios por los derechos colectivos de lideresas, lideres, organizaciones y movimientos como : Alberto Pizango, AIDESEP, Baguazo, Awajun Wampis, Miguel Palacin, Movimiento Cumbre de los Pueblos, Andahuaylazo, Mario Palacios, CONACAMI, Chinchaycocha, Daisy Zapata, lucha antiesclavista de Atalaya, Lidia Renjifo, los Asháninka y Arawak, Condorwain, Majaz, Moqueguazo, Reinyección de deshechos petroleros en la Amazonía, Hualgayoc, Cuenca del Ramis, Cocachacra, los enfermos de plomo del Callao, Oroya, Ilo; los Achuar del Corrientes, los aymara de Unicachi, Gamarra, Polvos azules y tantos otros emprendedores andinos y amazónicos en Lima, Arequipa y Trujillo y demás ciudades del Perú , maestros bilingües, asociaciones de migrantes, Pueblos en Aislamiento Voluntario, ronderos de Carabaya afectados por la Hidroeléctrica del IIRSA4, y los diversos intelectuales, profesionales, jóvenes y artistas comprometidos por un nuevo horizonte de sentido de Descolonialidad del Poder, Saber y Sentir; de lucha contra todo tipo de explotación y dominación sea de Clase, Estado, Género, Cultural, Religiosa, Generacional.

¡Que regrese Pizango.. No al «Apro-fuji-pepecismo»!

Kausachum, Jallalla, Ichichíit (fuerza)…. Perú Plurinacional * Para Todos Todo

Roberto Espinoza. Sociólogo, vinculado a movimientos indígenas y de descolonialidad del poder.

Notas:

2 Traducción en Aymara, Quechua y Guaraní

3 Alianza entre el Partido Aprista Peruano y las mafias del dictador Fujimori

4 IIRSA, Iniciativa de Infraestructura Regional Sudamericana, con más de 500 megaproyectos y $ 70,000 millones para destrozar la Amazonia, Andes, Pantanal, mercantilizar la Vida y calentar más al planeta

Rebelión ha publicado este artículo a petición expresa del autor, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

0