Recomiendo:
0

Los soldados de un cuartel se amotinan, luego se rinden, Saakahsvili acusa a Rusia de intento de golpe de Estado y hoy comienzan maniobras de la OTAN

¿Intento de golpe en Georgia?

Fuentes: Peace Reporter

Traducido para Rebelión por Gorka Larrabeiti

Duró pocas horas el motín de un batallón del ejercito georgiano que comenzó ayer por la mañana en la base militar de Mujrovani, a tan sólo treinta kilómetros de la capital, Tiflis. Después de que la columna de tanques y camiones repletos de soldados se dirigieran hacia el cuartel rebelde, los soldados amotinados se rindieron.

Tiflis acusa a Moscú. El amotinamiento de Mujrovani comenzó después de que la víspera por la noche la Policía arrestara a algunos ex-oficiales del ejército acusados de planificar, con el respaldo de los servicios secretos rusos, un golpe militar destinado a derrocar el gobierno filo-occidental de Mijail Saakashvili y a bloquear las maniobras militares de la OTAN previstas para hoy. Entre los detenidos figuran el ex comandante de las fuerzas especiales, Gia Gvaladze, y el antiguo ministro de Defensa, Georgi Karkarashvili. Según la policía, los golpistas habían previsto el asesinato de varios miembros del gobierno y la intervención sucesiva de al menos cinco mil soldados rusos con base en Osetia del Sur.

El Cremlin ha definido como «delirantes» las acusaciones del gobierno georgiano, si bien ha reiterado su opinión contraria a las maniobras de la OTAN (que durarán casi un mes y en las que participarán 1.300 soldados de diecinueve países), por considerarlas inoportunas ya que se realizarán en un país donde se acaba de combatir una guerra (la del pasado agosto entre Georgia y Rusia, desencadenada a raíz de la invasión georgiana de Osetia del Sur).

«Misha», bajo presión. Que Rusia aspire a acabar con el odiado régimen de «Misha» Saakashvili no es nuevo, aunque parece poco lógico que lo haya decidido hacer justo coincidiendo con las maniobras militares de la OTAN. Tampoco es nuevo el hecho de que el presidente georgiano saque a relucir «la amenaza exterior» siempre que crece la oposición interna a su poder. Los georgianos llevan semanas abarrotando las plazas de Tblisi pidiendo la dimisión de Saakashvili, acusado de traición a los ideales democráticos y patrióticos de la revolución de 2003, de haber instaurado un régimen autoritario y corrupto, de haber falseado las últimas elecciones, y sobre todo de haber fracasado al intentar reunificar la nación . Decir que detrás del amotinamiento de Mujrovani, relacionado sin duda con el descontento popular creciente contra el gobierno, está Rusia le vale a Saakashvili para deslegitimar a la oposición y para enseñar a la OTAN -ahora sí, en vísperas de las maniobras- que Georgia ha de entrar lo antes posible en la Alianza Atlántica para defenderse de los objetivos expansionistas del Cremlin.

Washington, sin embargo, no quiere acelerar los tiempos: por ahora prefiere seguir pagando el rearme militar georgiano. Obama acaba de erogar otros 242 millones de dólares para 2010.

http://it.peacereporter.net/articolo/15547/Georgia%2C+tentato+golpe%3F

0