Rafael Silva

Artículos

Nos enfrentamos a un asunto extremadamente sensible, para el cual necesitaríamos por parte de nuestros gobernantes grandes dosis de valentía política.

Los niveles de cinismo e hipocresía sobrepasan continuamente todos los límites, y podríamos poner mil ejemplos de ello.

Es hora de plantarse, de movilizarse y de tomarnos los Derechos Humanos en serio.

Un gran paso adelante, una victoria moral y una llamada de atención para poder erradicar ciertas prácticas injustas contra los animales.

“Las Constituciones que no se pueden reformar están condenadas a morir. Esta Constitución ha quedado como un traje viejo. Hay que volver a escuchar a la sociedad española, construir nuevos consensos, un nuevo horizonte de esperanza…Hay que asumir los retos que han surgido en la anterior crisis y en ésta. Tres grandes retos tenemos por delante: el reto democrático (…), el reto territorial (…), y el reto social”

La propuesta no está sacada de la manga, ni es un conejo de una chistera, sino que ya había sido contemplada dentro de las medidas del Acuerdo para un Gobierno de Coalición.

“Los defensores del capitalismo tienden a apelar a los sagrados principios de la libertad, que se encarnan en una sola máxima: los afortunados no deben verse limitados en el ejercicio de la tiranía sobre los desafortunados” (Bertrand Russell)

1 2 3 22