Anis Chowdhury

Artículos

SÍDNEY / KUALA LUMPUR – Décadas de recortes en la sanidad pública se han cobrado silenciosamente un enorme número de víctimas, ahora aún más pronunciado con la pandemia. Los programas de austeridad del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Mundial han obligado a los países a recortar el gasto público, incluido el sanitario.

SÍDNEY / KUALA LUMPUR – Las esperanzas de una recuperación económica mundial inclusiva se desvanecen rápidamente. Como los países ricos han hecho poco para garantizar a los países pobres el acceso a las vacunas y a los recursos fiscales, las líneas divisorias entre el Norte industrial y el Sur en desarrollo seguramente se ampliarán.

SÍDNEY / KUALA LUMPUR – «Nadie está protegido de la pandemia mundial hasta que todos lo estén» se ha convertido en un mantra popular. Pero el apartheid de las vacunas, debido a las políticas de los países ricos, transformó a la covid-19 en una pandemia del Sur en desarrollo, retrasando así su fin y la recuperación económica mundial.

SÍDENEY / KUALA LUMPUR – La covid-19 se ha convertido en una “pandemia de los países del Sur en desarrollo”, distanciándose de la vacunación masiva del Norte industrial. Con los países en desarrollo muy perjudicados, el FMI advierte sobre una “peligrosa (nueva) discrepancia”.

Los países ricos del Norte han retrasado la contención del contagio, incluida la vacunación masiva, en los países en desarrollo, mientras que los esfuerzos fiscales mucho más débiles de Sur global han profundizado el creciente apartheid de la pandemia mundial.

SÍDNEY/KUALA LUMPUR – Los grandes países ricos, que albergan a la mayoría de las mayores corporaciones transnacionales del planeta, acaban de acordar un tipo mínimo mundial del impuesto sobre la renta de sociedades (IRS). Pero la baja tasa propuesta y otras características privarán a los países en desarrollo de lo que les corresponde, una vez más.

SÍDNEY y KUALA LUMPUR – Con la pandemia, que ha hecho retroceder los modestos y desiguales avances del pasado, las enormes disparidades en la contención de la covid-19 y en la financiación de los esfuerzos de los gobiernos están ampliando de nuevo la brecha entre el Norte industrial y el Sur en desarrollo y otras desigualdades.

SÍDNEY / KUALA LUMPUR – La falta de aceleración en los esfuerzos mundiales para contener el contagio de covid ha empeorado enormemente la catástrofe en los países del Sur en desarrollo. La financiación sumamente inadecuada de los esfuerzos de auxilio, recuperación y reformas, mientras también ha retrasado aún más el avance hacia el desarrollo sostenible.

La pandemia de covid-19 sigue cobrándose un precio humano y económico sin precedentes, borrando años de modesto y desigual progreso hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Los países del Sur en desarrollo necesitan ahora mucho más apoyo, ya que el avance hacia esos ODS no estaba encaminado ni siquiera antes de la pandemia.

El presidente sudafricano, Cyril Ramaphosa, recibe el 1 de febrero en el aeropuerto de Johannesburgo el primer envío de vacunas de AstraZeneca, desde el Instituto Serum de India, que realizó su manufactura. El precio para el país por la vacuna fue superior al de los países ricos, y más bajo que otros países pobres de África.

1 2 3 4