Jomo Kwame Sundaram

Artículos

Los costos de las vacunas han empujado a muchos países en desarrollo al final de la cola de vacunación de la covid-19, y la mayoría de los de bajos ingresos ni siquiera hacen cola. Peor aún, las naciones pobres menos vacunadas no pueden permitirse esfuerzos fiscales para proporcionar ayuda o estimular la recuperación, y mucho menos alcanzar la Agenda 2030 de desarrollo sostenible.

SÍDNEY / KUALA LUMPUR – La pandemia está haciendo retroceder a los países más pobres del mundo y con menos recursos para financiar la recuperación económica y las medidas para contener los contagios. Sin la solidaridad internacional, las brechas económicas volverán a crecer mientras la covid amenazará a la humanidad durante más años.

SÍDNEY / KUALA LUMPUR – Décadas de recortes en la sanidad pública se han cobrado silenciosamente un enorme número de víctimas, ahora aún más pronunciado con la pandemia. Los programas de austeridad del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Mundial han obligado a los países a recortar el gasto público, incluido el sanitario.

SÍDNEY / KUALA LUMPUR – Las esperanzas de una recuperación económica mundial inclusiva se desvanecen rápidamente. Como los países ricos han hecho poco para garantizar a los países pobres el acceso a las vacunas y a los recursos fiscales, las líneas divisorias entre el Norte industrial y el Sur en desarrollo seguramente se ampliarán.

Los intereses de los sectores empresariales, con gran peso en la Cumbre sobre los Sistemas Alimentarios que se desarrollará en septiembre, amenazan con impulsar un modelo ni inclusivo ni participativo, como necesitan la mayoría de los países, de los productores y de los consumidores.

SÍDNEY / KUALA LUMPUR – «Nadie está protegido de la pandemia mundial hasta que todos lo estén» se ha convertido en un mantra popular. Pero el apartheid de las vacunas, debido a las políticas de los países ricos, transformó a la covid-19 en una pandemia del Sur en desarrollo, retrasando así su fin y la recuperación económica mundial.

SÍDENEY / KUALA LUMPUR – La covid-19 se ha convertido en una “pandemia de los países del Sur en desarrollo”, distanciándose de la vacunación masiva del Norte industrial. Con los países en desarrollo muy perjudicados, el FMI advierte sobre una “peligrosa (nueva) discrepancia”.

Los países ricos del Norte han retrasado la contención del contagio, incluida la vacunación masiva, en los países en desarrollo, mientras que los esfuerzos fiscales mucho más débiles de Sur global han profundizado el creciente apartheid de la pandemia mundial.

SÍDNEY/KUALA LUMPUR – Los grandes países ricos, que albergan a la mayoría de las mayores corporaciones transnacionales del planeta, acaban de acordar un tipo mínimo mundial del impuesto sobre la renta de sociedades (IRS). Pero la baja tasa propuesta y otras características privarán a los países en desarrollo de lo que les corresponde, una vez más.

1 2 3 5