Boris Acosta Reyes

Artículos

El gobierno de Luis Arce inauguró la nueva sede del Parlamento plurinacional boliviano y la presentó como el símbolo de una nueva etapa política que se extiende también fuera de Bolivia, con Runasur, el proyecto del expresidente Evo Morales que impulsa un ámbito de integración regional que reúna a los pueblos indígenas y las organizaciones sociales y que equivalga a una “Unasur de los pueblos”.

No se cansa Luis Almagro de sumar ignominias al negro historial de la Organización de Estados Americanos, la OEA.

La expresidenta de facto de Bolivia, Jeanine Áñez, y algunos de sus colaboradores políticos y militares fueron detenidos en las últimas horas en la amazónica Trinidad, capital del departamento de Beni, por orden de la Fiscalía, en relación con el golpe de Estado que derrocó a Evo Morales en 2019 y las masacres de Sacaba y Senkata.

Elecciones subnacionales en Bolivia

Los resultados preliminares de las elecciones subnacionales del domingo en Bolivia, indican que en al menos cinco de las nueve gobernaciones se realizará la segunda vuelta, prevista para el 11 de abril próximo, debido a que en estos departamentos los candidatos no lograron la diferencia necesaria para ser proclamados como ganadores en primera instancia, según datos de conteo rápido.

El Encuentro de Pueblos y Organizaciones del Abya Yala, organizado por el expresidente boliviano Evo Morales, concluyó en Cochabamba con la firma de un documento enérgico y radical, en el cual las organizaciones indígenas del continente propusieron cambiar las repúblicas por estados plurinacionales, inspirados en el que se fundó en Bolivia en 2009.

A un mes de su asunción, el presidente boliviano Luis Arce ha logrado contener la caída económica con siete decretos que derogaron las medidas neoliberales y antipopulares del gobierno de facto y ha marcado la cancha al advertir que no habrá impunidad por los crímenes cometidos por la dictadura, entre ellos las masacres de Sacaba y Senkata

Tensión en Bolivia

A tres días de su posesión como Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Luis Arce, quien estaba trabajando en la casa de campaña del Movimiento Al Socialismo (MAS) en La Paz, sufrió un atentado con un cartucho de dinamita, con la intención de generar un clima de inestabilidad de cara a la transmisión del mando.

Entre 2006 y 2019, Bolivia tuvo un crecimiento constante, de un promedio de 4,9% que se tradujo en una reducción de la pobreza de 42% y de la indigencia de 60, de la mano del ministro de Economía Luis Arce, del Movimiento al Socialismo (MAS), elegido por el pueblo para ser el próximo presidente de la nación mediterránea y altiplánica.

Cuando faltan escasas dos semanas para las elecciones presidenciales bolivianas, que se realizarán el domingo 18 de octubre Luis Arce, candidato del Movimiento al Socialismo (MAS) sería el candidato más votado con un 44 % de los votos y se impondría en la primera vuelta, haciendo añicos la estrategia del gobierno de facto de obligar a un ballotage.

Otro golpe

Los argumentos prorroguistas no solamente se refieren a que el acto electoral podría elevar el número de casos de contagio sino, de manera velada, se amenaza con la ejecución de un segundo golpe de Estado conducido por militares cercanos a la embajada estadounidense y a los partidos neoliberales y conservadores.

1 2